Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un proyecto piloto para la protección de la infancia se ensaya en O Salnés y Barbanza

Meniños y Arela se harán cargo del programa al que la Xunta destina 1,3 millones de euros

El Consello da Xunta acaba de dar luz verde a la creación del nuevo programa “Espazos de preservación familiar” para actuar con anticipación ante situaciones de desprotección de la infancia, con el fin de frenar complicaciones que se puedan producir más adelante.

Este proyecto piloto trabajará inicialmente con familias desestructuradas de las comarcas de O Salnés y Barbanza para garantizar que sus hijos reciben la atención adecuada, explica la Xunta de Galicia en un comunicado remitido ayer.

La iniciativa pretende ofrecer un apoyo integral a aquellos menores en los que se identifiquen casos de desprotección leve, para de este modo evitar su entrada en el sistema oficial de protección y conseguir, en la medida de lo posible, su desarrollo pleno manteniéndolos en su propio hogar. El Gobierno gallego invertirá 1,3 millones de euros para el desarrollo de este proyecto entre los años 2022 y 2023, según se anunció ayer.

Los equipos de atención a la infancia actuarán con familias en diferentes áreas, de tal modo que les ofrecerá un servicio de atención temprana, apoyo socioeducativo, intervención psicosocial y terapéutica, educación familiar y orientación para la inserción laboral de sus progenitores, exponen.

La Administración autonómica colaborará con dos entidades en el ámbito de la infancia: la fundación Meniños y la asociación Arela, pues ya cuentan con una larga experiencia.

Compartir el artículo

stats