Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los bateeiros suman aliados en la “guerra de la mejilla”

El pleno de Rianxo también arropa al sector

Representantes del sector bateeiro y de la Corporación, en el salón de plenos. FdV

Los bateeiros, que lamentan “seguir a la espera y sin noticias” de la reunión que han solicitado al presidente de la Xunta para lograr su mediación, han recibido ayer una nueva adhesión en su lucha por recuperar las zonas de recolección de mejilla que siempre tuvieron a su disposición en el litoral gallego.

Fue la Corporación municipal del Concello de Rianxo la que esta vez se sumó a las pretensiones de los mejilloneros en la llamada “guerra de la mejilla”, como en su día hicieron los plenos de Boiro y A Illa de Arousa.

Así lo destaca, y agradece, el clúster del mejillón formado por entidades como la Federación de Asociaciones de Arosa Norte (FARN), Opmega, Femex, A Illa, Cabo de Cruz, Amegal y Amegrove, cuyos representantes se desplazaron a la villa de Castelao para asistir, in situ, a la sesión plenaria en la que se tomó el acuerdo unánime de apoyar sus reivindicaciones.

Fue una declaración conjunta a favor de los bateeiros “que respalda nuestras justas reivindicaciones y supone un paso más para formar una auténtica marea que se lleve  por delante la caprichosa normativa que se nos quiere imponer desde la Consellería do Mar”, espetan los productores.

La Corporación rianxeira, presidida por el nacionalista Adolfo Muiños, dejó constancia con esta sesión extraordinaria del pleno de que va a “arropar siempre al sector bateeiro”, por considerar que es “la razón de ser de los ayuntamientos de esta ría”.

Miembros del sector bateeiro a las puertas del consistorio, en la plaza de Castelao. FdV

El regidor incluso invitó a los representantes de los acuicultores a acceder al salón de plenos para situarse en torno a la mesa a la que se sientan los munícipes y fotografiarse todos juntos, escenificando así el apoyo al sector por parte del municipio, “a través de partidos como el PP, Ciudadanos, PSOE, BNG y Rianxo en Común”.

La petición unánime no fue otra que “derogar el decreto de la Consellería do Mar que impide el acceso de los mejilloneros a las zonas de cría y exigir una mesa de diálogo que reconduzca la situación”.

En el momento de exponer la propuesta a los demás representantes municipales, el alcalde explicó que “la mejilla es imprescindible e indispensable para desarrollar el cultivo de mejillón; un trabajo que se realiza en las rocas y no tiene más interés que el derivado de poder encordar esa cría en las bateas para que crezca y engorde en las cuerdas hasta conseguir la talla comercial”.

Muiños recordó que Arousa es la cuna de la producción del mejillón gallego y que “se cultiva en nuestra ría desde hace más de setenta años”.

Lo dijo para justificar el absoluto apoyo de la Corporación al que definió como “un sector productivo fundamental para la economía de la comarca”.

Por eso Rianxo pide a la Xunta que revise la situación y rectifique, “dejando que sean los bateeiros los que legítimamente tengan acceso a la cría como lo tuvieron históricamente”, proclamó el primer edil.

Compartir el artículo

stats