A un buen número de personas les va a salir caro no haber respetado la norma de las mascarillas durante sus vacaciones en A Illa de Arousa. El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicaba ayer los DNI de cerca de medio centenar de infractores que desafiaron las normas anti-COVID que se habían establecido durante el verano y acabaron siendo sancionados por la Policía Local o por la Guardia Civil. Estas sanciones son gestionadas por la Consellería de Vicepresidencia que, al no conseguir dar con ellos, ha decidido comunicar la resolución a través del Diario Oficial de Galicia.

Todos los identificados por los agentes deberán abonar una sanción de 100 euros en base al Real Decreto Ley 21/2020, en el que se fijan las multas por incumplir las normas sanitarias derivadas de la pandemia. Estas resoluciones ponen fin a la vía administrativa y contra ellas cabe recurso contencioso administrativo ante el juzgado.

La búsqueda es posible gracias al convenio firmado el pasado 27 de noviembre de 2020 entre la Vicepresidencia de la Xunta y la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), para articular la encomienda de la gestión a la Xunta, con el fin de que pudiese realizar las acciones necesarias para tramitar estos procedimientos sancionadores, ya que la mayor parte de los municipios no cuentan con personal suficiente ni recursos para asumirlas. El objetivo de las mismas era castigar a aquellas personas que no mostraron su colaboración a la hora de cumplir las medidas para frenar la expansión del virus entre la población.