Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paraíso invernal de las aves está en Arousa

O Vao es una de las áreas más importantes de España para disfrutar de la ornitología

Una jornada de observación de aves promovida por SEO-BirdLife en O Grove. PIO / SEO

Hace unas semanas se explicaba en FARO DE VIGO que en otoño resulta especialmente recomendable visitar lugares como O Grove para disfrutar del espectáculo que ofrecen las aves; tanto las residentes habituales como aquellas que realizan llamativas rutas migracionales entre los países del norte de Europa y el continente africano.

Ahora cabe añadir que también el invierno es una buena época para aprovechar la presencia de todo tipo de especies aladas, ya que pueden localizarse en este territorio más de 13.000 aves acuáticas de 220 especies diferentes.

Una bandada de espátula común en A Toxa. | // GALICIA BIRDING

De ahí que la península meca, con humedales tan importantes como A Bodeira, O Vao y tantos otros, sea una de las Reservas Ornitológicas más importantes de España, lo cual queda patente un invierno tras otro.

Así lo entiende el propio Concello, donde animan a observar de cerca a las aves que visitan esta localidad –mejor hacerlo con ayuda de telescopios o unos buenos prismáticos– y son especialmente abundantes en lugares como O Vao, que es como popularmente se conoce la zona más resguardada del istmo de A Lanzada, en el corazón del Complejo Intermareal Umia-O Grove.

12

Día de las Aves en O Grove Faro de Vigo

En el Proyecto de Inversión Ornitológica (PIO), dependiente de la concejalía de Medio Ambiente grovense, hacen hincapié en la relevancia de este “espectáculo gratuito”, resaltando que cada invierno “miles de aves acuáticas” se acercan a la localidad, “para pasar los meses fríos” en los humedales de la Reserva Ornitológica de O Grove, que gestionan el propio Concello y la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife).

Hablan de correlimos comunes y tridáctilos, chorlitos grises y dorados, zarapitos reales y trinadores, agujas colinegras y colipintas, vuelvepiedras comunes, ostreros euroasiáticos, chorlitejos grandes, archibebes y otras muchas especies de limícolas que suman varios miles de ejemplares en esta zona.

Pero también de “las emblemáticas espátulas”, que encuentran en la Reserva Ornitológica de O Grove su particular paraíso.

Al igual que procede mencionar la presencia de garzas reales, garcetas comunes, cormoranes grandes, del gavión atlántico y de distintas especies de gaviotas, como la cana, las patiamarillas, sombrías, reidoras o cabecinegras.

Correlimos comunes y tridáctilos. | // G. FERREIRO / SEO / PIO

Eso sin olvidar la posibilidad de toparse con algunas de las aves “raras” que llegan ocasionalmente a O Grove desde lugares tan lejanos como Siberia, ni de los patos, “cuyos números en este mes de enero destacan por ser elevados”, apostillan en el PIO.

A modo de ejemplo, el Concello y la delegación en la provincia de SEO citan un censo reciente de “unos 1.200 ejemplares de silbón europeo, 160 patos cuchara, 227 cercetas comunes y 303 ánades rabudos, además de los discretos ánades frisos y los siempre presentes ánades azulones”.

La barnacla y otras rarezas

El Complejo Intermareal Umia-O Grove, el Complejo Ons-O Grove y la Reserva Ornitológica de O Grove son diferentes nombres con los que presentar un paraíso para las aves que está considerado un observatorio único en Galicia y uno de los templos ornitológicos más importantes de España.

Más aún cuando a las especies habituales se suman, en ocasiones, otras como la barnacla carinegra (Branta bernicla), una de las especies “raras” o poco habituales descubiertas en la zona, ya que en épocas de cría ocupa el Ártico y densas áreas de Noruega, Groenlandia, Rusia, Canadá y Alaska.

Junto a ella, capaz de volar durante 6.000 kilómetros en sus desplazamientos migratorios, otras tan llamativas como el somormujo cuellirrojo, que no resulta fácil encontrar en España e incluso escasean a nivel mundial.

En dicha organización conservacionista son buenos conocedores de esa riqueza. Y no solo por los estudios y censos que elaboran sus miembros, sino también por las periódicas salidas guiadas que promueven en el propio Complejo Intermareal Umia-O Grove, donde aprovechan observatorios como los de A Lanzada o A Toxa para seguir de cerca los movimientos de las diferentes especies.

Turismo de Galicia considera O Grove “uno de los lugares más extraordinarios para la observación de aves acuáticas”

Turismo de Galicia también considera que enero es un buen mes para disfrutar de la ornitología en la península meca.

40

Diario de a bordo en el "Chasula": aves pelágicas, delfines y ballenas azules Manuel Méndez

A través de la plataforma Galicia Birding resalta que las Rías Baixas son una “importante área de observación de aves” en la que sobresalen “dos escenarios claramente diferentes, como son O Grove y municipios adyacentes, con sus diferentes ecosistemas litorales, y el Parque Nacional das Illas Atlánticas, entre las que destacan las Cíes, Ons y Sálvora”.

Respecto a O Grove, la Xunta aconseja visitar sus diferentes tramos de “costa rocosa con playas, marismas, dunas y el afamado intermareal de la ensenada de O Vao, en cuyos alrededores existen campos de cultivo y antiguas explotaciones de arcilla que también atraen aves”.

Todo esto lo convierte en “uno de los lugares más extraordinarios para la observación de aves acuáticas y marinas del norte de la península Ibérica”, llegando a darse cita en el lugar “algunas aves particularmente escasas o difíciles de observar” en el país.

Espátulas comunes y patos. Galicia Birding

Al hilo de lo cual se hace constar, igualmente, que “su mezcla de marismas, playas, calas, acantilados escarpados e islas deshabitadas atraen a especies únicas”.

Un dibujo de barnacla carinegra.

Un dibujo de barnacla carinegra. SEO / PIO

Al promocionar este rincón de las Rías Baixas como destino ornitológico también se hace hincapié en que “no todo el mundo sabe que, más allá de sus turísticas playas, existe un paraíso que descubrir, con miles de aves de docenas de especies diferentes”.

Compartir el artículo

stats