Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El “campanu” del Ulla se queda por primera vez en Pontecesures

Los vecinos se unen para que la primera lamprea de 2022 sea disfrutada por primera vez en la localidad que las pesca

Ramón Agrasar posa con la primera lamprea del año. | // IÑAKI ABELLA

La Dama del Ulla quiso compartir su sueño con los vecinos de Pontecesures que por fin tendrán el honor de degustar el primer ejemplar. El “campanu” se presentó a primera hora de la mañana en la segunda nasa de Ramón Agrasar, el único marinero a quien no importó perder la fiesta de Reyes. Esta primera lamprea de 2022 midió 1,2 metros y pesa casi kilo y medio. El prestigio de de cocinarla corresponderá al restaurante bar Mambís de la localidad y a su degustación se invitará a distintas personalidades de la localidad y a compañeros de los medios de comunicación.

“Es el mejor regalo de Reyes que me podría haber tocado”. Así de contento y rotundo se mostraba a primera hora de la mañana Ramón Agrasar tras capturar la primera lamprea de la temporada en aguas del río Ulla, en Pontecesures.

El veterano marinero, de 38 años, fue el único que decidió largar sus aparejos en el segundo día de la campaña porque sus compañeros quieren esperar unos días ante el fiasco del miércoles cuando el pez esquivó los más de cien butrones que estratégicamente habían situado entre el puente romano y la desembocadura del Sar.

Vista del río Ulla, con barcos que participan en la captura de lamprea. | // IÑAKI ABELLA

De ahí que la presea se le imponga ahora a Agrasar quien se mostraba doblemente satisfecho porque el “campanu” se queda por vez primera en Pontecesures gracias a la iniciativa de un grupo de vecinos que apoyaron a María José Lorenzo, una reputada periodista de la localidad que dirige el blog “xentedepontecesures”, como homenaje a las virtudes “de uno de los pueblos más bonitos de España”.

María José Lorenzo lanzó en su web el reto de que Pontecesures se quedara este año con la primera lamprea y lo logró, aunque cierta trampa había pues cuenta con la amistad del afortunado pescador. “Conozco a Ramón Agrasar y se involucró mucho desde hace dos meses en la idea de que el campanu, el primer ejemplar del año, se quedase en Pontecesures , lo que sin duda es una oportunidad para dar a conocer la localidad pues históricamente se iba para un restaurante de fuera”, explica con emoción la promotora de la iniciativa vecinal.

“Rechacé muchas ofertas durante toda la mañana”,

Ramón Agrasar - Pescador

decoration

“Rechacé muchas ofertas durante toda la mañana”, explica Ramón Agrasar, pues me convenció especialmente la propuesta de los cesureños. “Incluso les dije que se la regalaba, pero declinaron la oferta para que este hito anual de capturar la primera lamprea siga vivo”.

Así, al final, se hará como estaba organizado en tanto en cuanto que la colecta en la que participaron numerosos vecinos de la localidad ya superaba a la realizada por cocineros y dueños de varios restaurantes.

Hace ya algunas semanas que chefs de toda la comarca expresaron su deseo de ofrecer a sus clientes la primera lamprea del Ulla del año, pero deberán esperar alguna semana más a que se pueda vender en las pescaderías. Alguno ya había anunciado que pondrían hasta 600 euros sobre la mesa para garantizarse ese primer ejemplar del año.

El interés de los restaurantes es enorme pues de momento la abundancia de lamprea brilla por su ausencia; de ahí que los marineros de siempre hayan optado por recoger sus bártulos y esperar un tiempo para volver al Ulla.

Pero Ramón Agrasar persistirá en su empeño, consciente de la dificultad de abastecer a solas la demanda del mercado. “Todos mis compañeros decidieron abandonar ahora y en estos momentos voy solo en la embarcación y, por tanto, no puedo sumergir más que ocho butrones...”. Hoy volverá al río para comprobar qué le depara la suerte.

Lo realmente importante en estos momentos es que la lamprea vuelve a las mesas y que Pontecesures se convierte en la capital de la gastronomía de invierno.

De ahí que el propio alcalde de la localidad José Manuel Vidal Seage haya agradecido la iniciativa de los vecinos e incluso se ofreció a colaborar, a título personal, con ellos para que el “campanu del Ulla” se convierta el más auténtico embajador de la localidad.

En este sentido cabe subrayar las virtudes de la lamprea de Pontecesures, muy demandada en todo el territorio nacional por su excelente sabor y textura. “Cuando la lamprea llega a la desembocadura del Ulla permanece sobre una semana, tiempo en el que pierde el bravío que le impregna el agua salada; y por otra parte, las capturamos vivas, sin que sufran y sin estrés”, dos condiciones que la alta cocina tiene siempre en consideración. Arroz y picatostes forman parte de otra historia.

Compartir el artículo

stats