Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un festival benéfico para despedir el año en Simes

La parroquia ofreció un concierto del coro infantil juvenil ADCFilm y de la formación +Q Cantigas, con aforo reducido por el COVID

Una de las agrupaciones participantes en el festival benéfico de Simes. | // FDV

Bajo la dirección del catequista Fernando García, ADCFILM centró su actuación en un repertorio de villancicos. Entre ellos sonaron los temas “Navidad” y “Canción para la Navidad” del cantautor José Luis Perales, en las voces de una quincena de niños de San Vicente de Os Groves, San Pedro de Cornazo y Santa Eulalia de Arealonga, formación esta que, reconocía Fernando García en su labor en varias parroquias, “nos gustaría contar este próximo años con algunos coristas de Simes”.

Integrantes del coro infantil de la localidad. | // FDV

Por su parte +Q Cantigas respondía a un octeto de voces de Vilalonga. Nacido hace tres años, y acompañados del acordeón, ofrecieron un repertorio de música tradicional gallega, que abrían con el “Catro vellos mariñeiros” para luego sonar la “Foliada de San Amaro”, varias piezas del grupo “Treixadura” entre otras, y finalizando con un popurrí de villancicos tradicionales.

Satisfacción del párroco Juan Ventura, con la buena acogida benéfica. “No fue solo en el concierto -explicaba- sino que a lo largo de toda la semana los feligreses vinieron a traer alimentos a la parroquia, y todo lo recaudado, tanto en especie con en dinero, se cederá al Banco de Alimentos Rías Baixas, que Cáritas tiene emplazado en Vilalonga”. El evento respondía a una iniciativa parroquial de “Cáritas Parroquial de Simes”, colectivo que justo acaba de nacer el pasado 1 de diciembre.

Alentado por el párroco, el colectivo elegía a Elvira Fariña como directora, al frente de un equipo integrado por media docena de feligreses y que, como mandan los cánones, cuenta con el sacerdote como “consiliario”, que es la persona que aconseja y asesora para llevar a buen término estas entidades parroquiales. Elvira Fariña reconoce que “al final me convencieron entre todos para afrontar el reto de ponerme al frente, algo con lo que yo no contaba, pero sí soy consciente de que esta iniciativa era más que nunca necesaria ahora, con todo lo que está cayendo: paro, crisis, la factura de luz creciendo, el COVID… Hace falta echar manos”.

El propio Juan Ventura se felicitaba por el espíritu de la parroquia: “Simes -apuntaba- es una parroquia muy solidaria, no en vano, cuando se estaba gestando Cáritas y en noviembre hicimos una colecta en una misa para los damnificados de La Palma, tan solo en ella, la parroquia aportó casi 500 euros, que es mucho dinero para una localidad tan pequeña”. “Con este nuevo Cáritas Parroquial -agrega- la primera labor que se impone es sensibilizar a la parroquia, estar ahí y ayudar como colectivo”. “En el momento actual -explica- Cáritas está siendo una mano cada vez más necesaria a la que asirse, dado que la crisis económica y el COVID está haciendo asomar cada vez a más familias necesitadas”. “

Una de las facetas más dolorosas -añade- es lo que llamo ‘los pobres vergonzantes’, que son las personas o familias que no quieren que se sepa de su pobreza, y acuden a Cáritas con mucha discreción, son situaciones muy dolorosas”.

“Cierto -agrega- que algunos critican que haya picaresca de gente que se aproveche de la situación para recurrir a Cáritas, pero nosotros eso no lo podemos detectar de buenas a primeras, la solidaridad va más allá”.

Compartir el artículo

stats