Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los contagios se disparan en la comarca

Colas de más de dos horas para hacerse un test de antígenos en el Auditorio y poder pasar las fiestas con la familia

Las colas llegaron a ser de hasta dos horas para realizar la prueba en el Auditorio.

La comarca de O Salnés vuelve a estar en cifras de contagios muy preocupante, con un crecimiento en el número de casos exagerado en prácticamente todos los concellos. El que más preocupa en estos momentos es el de Vilagarcía, donde se ha superado ampliamente la mayor cifra de contagios de toda la pandemia, situada a día de Navidad en 326 casos activos y manteniéndose con tendencia al alza. El número más alto de contagios se había registrado el 26 de julio, cuando se alcanzaron los 274 casos activos, pero esta sexta ola está siendo sumamente impactante en el municipio arousano.

Otro municipio donde se está registrando un número de casos bastante preocupante es en Cambados, donde los nueve casos detectados en el día de Navidad elevan la cifra hasta los 162 contagiados. La preocupación también es máxima en Sanxenxo, donde el pasado verano las cifras de contagios se dispararon. Sin llegar a aquellos datos, la villa tiene en estos momentos un total de 132 casos activos a día de Navidad, 22 más que en el conteo anterior. O Grove y Vilanova también se encuentran con una tendencia al alza al tener 63 y 42 casos respectivamente, mientras Ribadumia (39), Meis (37), Meaño (35) y A Illa (36) han visto incrementados sus casos activos en los últimos días. La situación preocupa a los regidores que ven como las cifras retrotraen a épocas que se creían pasadas gracias a la vacunación y temen que, a partir de año nuevo, vuelvan a registrarse restricciones que castiguen, todavía más, al pequeño comercio y al sector hostelero, dos de las grandes víctimas de la pandemia.

Dos sanitarios comprueban los resultados de los tests de antígenos en el Auditorio de Vilagarcía Noe Parga

Desde el día de Nochebuena, en Vilagarcía existe un servicio de test de antígenos gratuito para tratar de detectar casos positivos. La primera jornada en la que se puso en marcha acabó desbordado, con cientos de personas que se acercaron al Auditorio municipal para saber si estaban contagiados o no con el fin de poder participar en sus respectivas cenas familiares. La gran cantidad de personas que acudieron llevó a los trabajadores del Sergas a ampliar el horario de atención con el objetivo de que todo el mundo tuviese a mano sus pruebas.

Sin ser la avalancha del pasado 24, en la jornada de ayer también se registraron importantes colas, sobre todo durante la mañana, cuando había que aguardar hasta casi dos horas para poder realizar la prueba. Debido a la lluvia, la cola daba toda la vuelta al hall del Auditorio, donde se refugiaron todas las personas que querían saber cual es su situación antes de reunirse con sus familias durante los próximos días. Aunque se han detectado algunos positivos, la mayor parte de los tests de antígenos realizados fueron negativos. En la sala del Auditorio, son cuatro los sanitarios que recogen las muestras y las clasifican antes de conocer unos resultados que son comunicados, de forma inmediata, al Sergas, que se pone en contacto con las personas que den resultado positivo.

El servicio funcionará todos los días, incluidos los domingos, durante el horario de apertura de las instalaciones. Tan solo cerró sus puertas el día de Navidad y lo volverá a hacer el día de año nuevo.

Compartir el artículo

stats