Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia obliga a cancelar fiestas de Fin de Año en Pontevedra y O Salnés

Hoteles, restaurantes y discotecas suspenden celebraciones como medida preventiva

El Louxo La Toja seguirá abierto, pero suspende su fiesta de Fin de Año. FdV

El imparable avance de la pandemia está provocando una gran cantidad de cancelaciones por parte de clientes que iban a disfrutar de sus vacaciones, de los últimos días del año y de fiestas como la del 31 en hoteles y restaurantes de la comarca de O Salnés y toda la provincia de Pontevedra.

Pero no solo eso, sino que también hay establecimientos que, por propia voluntad y como medida preventiva, en vista de los acontecimientos, han decidido suspender las celebraciones que tenían previstas.

Lo cierto es que en la hostelería se teme “un nuevo cierre” que afecte al conjunto del sector y, muy especialmente, limite la actividad de los locales de ocio nocturno.

Es por ello que algunos empresarios tratan de aprovechar al máximo mientras esto no ocurre y preparan importantes celebraciones para esta semana, con la esperanza de seguir abiertos, al menos, hasta que pasen las fiestas.

Pero hay otros que, “por nuestro bien y el de nuestros clientes”, prefieren no arriesgar a convertirse en “foco de infección”, de ahí que limiten voluntariamente su actividad.

Es el caso, entre otros, de la mítica discoteca Canelas, en Portonovo (Sanxenxo) y del Talaso Louxo La Toja, el hotel de cuatro estrellas asentado en la isla grovense de A Toxa, que hace unos días comunicó a sus clientes que suspende las importantes celebraciones que tenía previstas para despedir 2021.

“Debido a la alta incidencia de casos, hemos decidido suspender la celebración especial que estaba prevista para Fin de Año”, anuncia la dirección del Louxo La Toja en un comunicado oficial.

El mismo en el que hace constar que “lo más importante son los clientes, y su seguridad y comodidad priman sobre cualquier otra cosa”.

De ahí la suspensión de la fiesta, aunque las instalaciones del hotel van a seguir abiertas al público, al igual que lo estará su restaurante, el Punta Vendaval, para ofrecer “una deliciosa cena a la carta con productos frescos y de cercanía”.

El imparable aumento de casos

No es el único establecimiento que ha decidido cancelar actividades en O Grove, donde tras alcanzar el día de Navidad los 63 casos activos, queda claro que la incidencia del coronavirus sigue en aumento y camina con paso firme hacia las cifras de récord que marcó en el pasado.

También se anuncian cancelaciones en el municipio vecino de Sanxenxo. La de Portonovo antes aludida, entre ellos. "Debido a la situación actual que estamos atravesando, consecuencia del aumento de casos en Galicia, queremos comunicar con mucha tristeza que se suspende el evento de Fin de Año", comunicaba ayer la dirección del establecimiento.

Dicho lo cual, la discoteca Canelas anuncia que devolverá el dinero a cuantos ya habían adquirido su entrada.

Vilagarcía de Arousa

Mientras tanto, Vilagarcía de Arousa alcanzó ayer los 326 positivos por coronavirus, tras situarse el viernes en 304 casos activos, lo que suponía 36 más que en la jornada anterior, la cual, a su vez, había sumado 17 respecto al miércoles, cuando se añadieron 26 a los del martes.

En definitiva, que esta escalada de contagios parece imparable, por lo que se insiste en pedir, una y otra vez, que se extremen las medidas preventivas.

En el caso de Vilagarcía la preocupación es evidente tras contabilizarse el día de Navidad 22 casos nuevos. Y no es para menos, ya que la capital de la comarca arousana pulveriza todos los registros de olas anteriores, confirmándose que atraviesa un momento ciertamente complicado.

Aún falta la Nochebuena

Hay que tener presente que este récord absoluto de 326 casos activos se alcanza sin que se contabilicen aún los posibles contagios derivados del contacto estrecho en las comidas y cenas navideñas como la de Nochebuena.

Quiere esto decir que lo más probable es que el número de personas infectadas por el COVID-19 siga en aumento.

El tope, alcanzado el 26 de julio, estaba en 274

Tanto es así que próximas estadísticas pueden llegar a ridiculizar aquella cifra de 274 casos activos que había marcado el tope en la localidad, el pasado 26 de julio.

A la espera de acontecimientos, Ravella insiste en apelar a la responsabilidad de todos y recuerda, por ejemplo, la obligatoriedad de usar mascarillas, también en espacios públicos.

“Por favor, sé prudente, cumple las normas y actúa con responsabilidad y sentido común”, vuelven a resaltar en el ejecutivo que dirige Alberto Varela.

El mismo, por cierto, que insiste en que, gracias al acuerdo entre el Concello y el Sergas, el Auditorio Municipal brinda la posibilidad de realizar test de antígenos cualquier día de la semana, salvo en Año Nuevo, en horario de 10.00 a 14.00 horas y de 15.30 a 20.00 horas.

Pruebas de "autotoma"

Cabe reiterar que “las pruebas son de ‘autotoma’, lo cual significa que la muestra la toma uno mismo, aunque estará presente personal del Sergas para atender cualquier consulta y organizar el acceso a estos test de antígenos de uso profesional”, detallan en Ravella.

A lo que añaden que “en caso de ser negativo, el usuario recibirá un SMS en su móvil, mientras que si da positivo recibirá una llamada del Área Sanitaria para citarlo para una PCR”.

Compartir el artículo

stats