Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arousanos con autismo recuperan el antiguo poblado de la isla de Cortegada

Álvar Carou, Mario Trigo, Rosa Carballo, Emilia Castro y Javier Tobío, ayer en la presentación. FDV

La asociación Autismo BATA ha puesto en marcha “Cortegada Re-Vive”, un proyecto de recuperación del antiguo poblado y su entorno en la isla carrilexa, integrada en el Parque Nacional das Illas Atlánticas junto con Cíes, Ons y Sálvora. Son los propios alumnos los que, previa formación teórica como operarios de conservación del patrimonio natural, dan vida a esta iniciativa que culminará el próximo año al plantarse en dos anualidades.

Limpieza de muros, eliminación de maleza y mejora de accesibilidad

Así, personas con autismo y/o discapacidad intelectual mejoran su empleabilidad a la vez que refuerzan el atractivo de Cortegada de cara a los visitantes. Según explica Nacho Rey, coordinador del servicio de empleo de BATA, las tareas consisten en la limpieza de muros, eliminación de maleza y arbolado en algunas construcciones del antiguo poblado, así como la mejora de la accesibilidad en los caminos de la aldea y su entorno. El tercer punto de la intervención pasa por la protección a través de la señalización y vallado de determinadas construcciones para “que los visitantes puedan visualizarlas mejor pero sin invadirlas ni pisarlas”.

La isla de Cortegada, en Carril, Vilagarcía. Noe Parga

En este sentido, Rey apuntó ayer en la presentación del proyecto que tuvo lugar en el Auditorio de Vilagarcía que durante los trabajos los usuarios de la asociación descubrieron unos canalones de piedra y un antiguo aljibe oculto por la maleza que antaño se utilizaba para recoger agua de la lluvia. “Se limpió el entorno y también su interior, donde había restos de animales. Lo que falta para el próximo año es construir un vallado de madera para mayor seguridad y evitar caídas al pozo”, avanza el responsable de empleo de la asociación.

También se han eliminado especies invasoras como la robinia, en las inmediaciones de la capilla, y la semana pasada se procedió al vallado de una fuente con troncos de madera tratada.

Paneles informativos y difusión en redes

La previsión de BATA es completar el proyecto “Cortegada Re-Vive” con la colocación de paneles informativos en la isla con imágenes y texto en los que se narre cómo era la vida de los habitantes de la isla. “Se trata de poner en valor todo el patrimonio de la isla”, recalca Nacho Rey. Asimismo, se invitará a colegios e institutos a realizar visitas guiadas y se organizará una jornada abierta a todo el público en Vilagarcía para explicar el proyecto, que ayer se presentó ante los medios de comunicación. También se difundirá a través de las redes sociales con publicaciones periódicas de los trabajos que se vayan llevando a cabo.

Guía de lectura fácil de la isla

Por otra parte, BATA mostraba ayer su doble satisfacción, ya que además del “Cortegada Re-Vive”, también ha elaborado una guía adaptada de la isla carrilexa. En este minucioso trabajo han invertido muchas horas los integrantes del Grupo Entorno Accesible de la asociación, como Javier, Alba, Paula, Dani o Mónica. “Fuimos a la isla, valoramos los accesos y las cosas que había que cambiar, luego nos volvimos a reunir”, comenta Javier Tobío, quien animó a los asistentes a “visitar este tesoro que tenemos en la ría de Arousa”.

A la presentación también asistieron el concejal de Turismo de Vilagarcía, Álvaro Carou; el presidente de BATA, Mario Trigo; la presidenta del GALP Ría de Arousa, Rosa Carballo; y la representante de Illas Atlánticas, Emilia Castro Villaverde.

Compartir el artículo

stats