Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncian el cobro de tasas a viviendas deshabitadas o ruinosas

Una asamblea de Esquerda Unida.

Los titulares de viviendas deshabitadas, inhabitables o incluso en estado ruinoso se ven obligados a hacer frente a los recibos por recogida de basura del Concello de O Grove.

Así lo denuncia el grupo municipal de Esquerda Unida (EU), donde consideran este procedimiento un “cobro irregular” que lo lleva a pedir al gobierno socialista de José Cacabelos una corrección inmediata.

Esta formación, dirigida por José Antonio Otero González, detalla que se trata de cobros tramitados por una empresa externa que se corresponden con recibos del último lustro y son consecuencia “de la mala gestión” del ejecutivo, precisamente por externalizar el servicio de cobro de la tasa, “ya que la empresa, para obtener mayores beneficios procurará emitir el mayor número posible de recibos sin atender a la realidad de las viviendas o de su propiedad”.

De ahí, insiste, que esa firma trate de cobrar recibos “por viviendas que nunca estuvieron habitadas, que no son habitables a que se encuentran sin divisiones o en estado ruinoso”.

Algo que preocupa, y mucho, a los esquerdistas, sobre todo teniendo presente que esos cobros se refieren a los últimos cinco años, ya que “en ese tiempo los vecinos afectados no recibieron ningún requerimiento y no existe recibo alguno de ese periodo”.

“Un atropello”

Es, aduce EU, “un atropello” que afecta a numerosos ciudadanos mecos. Algunos de los cuales acudieron en los últimos días al edificio administrativo para pedir explicaciones, “y la única respuesta que obtuvieron fue que el servicio está siendo gestionado por una empresa externa y que las reclamaciones deben dirigirse a la misma”.

Frente a esto, Otero y su equipo recuerdan que es el Concello de O Grove el responsable de esta tasa y que, en consecuencia, “debe resolver las dudas de los ciudadanos y brindarles soluciones”.

Conscientes del creciente malestar que esta situación parece generar entre la población, en Esquerda Unida resaltan que los recibos aludidos suponen para muchos vecinos un gasto añadido, ya que “se ven obligados a demostrar que su vivienda es inhabitable o que nunca estuvo habitada, lo cual los obliga a contratar a personal cualificado”.

Compartir el artículo

stats