Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilaxoán duda de la apertura de su consultorio y amenaza con mantenerse en pie de guerra

Los colectivos vecinales afectados se reunieron en las últimas horas. | Iñaki Abella

Los vecinos de Vilaxoán han mostrado su escepticismo respecto a la apertura del consultorio médico de la localidad. Ni siquiera la confirmación del conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, al alcalde Alberto Varela, despeja las dudas de los vilaxoaneses.

El punto de atención sanitaria fue cerrado desde los inicios de la pandemia y su reapertura ha sido demandada en varias ocasiones por sus habituales usuarios. La incertidumbre al respecto del futuro del consultorio fue el motivo de una reunión de los colectivos vecinales de Vilaxoán.

El portavoz del colectivo, Cándido Meixide, señaló que la conclusión del cónclave no fue otra que “somos escépticos y no nos creemos nada de momento. No tenemos motivos para creer que vaya a tener una solución rápida como esperamos. Sabemos que no está siendo una evolución correcta de la situación y no vamos a bajar la guardia. Vamos a seguir peleando e intentando negociar con todas las partes”.

Tal es el descrédito que los vecinos dan a la respuesta de la Xunta al alcalde de Vilagarcía sobre la reapertura, que de la reunión celebrada en la noche del viernes también salió la decisión de realizar una concentración el próximo 16 de enero a las 13.00 horas en Vilaxoán para seguir presionando al respecto de un servicio del que han sido privados por razones que no comparten.

Espacio suficiente

Una de las cuestiones a la que ven fácil solución en el colectivo de vecinos es la que se refiere al distanciamiento y aforo del consultorio. En este sentido, Cándido Meixide, apunta que “el centro de salud, dentro de la cofradía, tiene superficie suficiente. Aquello da perfectamente para, con una modificación de bajo coste, cumplir con todos los requisitos que la Consellería puede solicitar. Son 90 metros cuadrados que es más que suficiente para lo que es el índice de tarjetas sanitarias que tenemos en la zona”.

La postura adoptada de no darse por conformes con el compromiso de la Xunta es una cuestión que tienen bien clara entre los vecinos. Incluso su portavoz deja claro que “sabemos que es una cuestión de insistir. Si San Roque puede tener visitas presenciales Vilaxoán también. Si se ponen manos a la obra en poco tiempo van a tener aquello preparado para tener citas presenciales. Es simplemente tener voluntad de hacerlo”.

Una cuestión que tampoco ha sido definida es la fecha de esa reapertura anunciada, lo que alimenta la incredulidad vecinal.

Compartir el artículo

stats