Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reciben el alta los dos heridos en el desplome de un falso techo en un supermercado de Vilagarcía

La estructura metálica y de madera con el cartel que reza “Charcutería” desplomado. Iñaki Abella

Susto de infarto en un supermercado de Vilagarcía. Dos personas fueron ayer trasladadas en ambulancia al Hospital do Salnés traer caerles encima el falso techo de la charcutería. Tanto la empleada que estaba atendiendo en el puesto como el cliente recibieron el alta a las pocas horas, confirman fuentes sanitarias.

Los hechos ocurrieron sobre las doce y media del mediodía en el Supeco, por lo que el establecimiento estaba abierto al público y con una considerable afluencia, sobre todo teniendo en cuenta que un día laborable entre dos festivos suele ser muy socorrido para realizar alguna compra pendiente.

Por razones que se investigan, la estructura que cuelga del techo que reza “Charcutería-carnicería” se desplomó, hiriendo a la dependienta y a un cliente. La Científica de la Policía Nacional se encargará de esclarecer las causas del incidente. No obstante, al tratarse de un desprendimiento en interior, nada tiene que ver con las condiciones meteorológicas adversas de la jornada.

Emerxencias acotó la zona del desprendimiento. Iñaki Abella

Los primeros en llegar al lugar fueron efectivos de la Policía Local de Vilagarcía y del Servizo Municipal de Emerxencias e Protección Civil, que acotaron la zona de accidente con cinta. La puerta del establecimiento quedó cerrada para impedir el acceso de nuevos clientes. No obstante al aparcamiento del supermercado seguían llegando vehículos porque no se cortó el acceso.

Unos diez metros de largo

Aunque en el interior de la superficie comercial todavía quedaban empleados tras el desprendimiento, varios se encontraban en el exterior, visiblemente nerviosos con lo ocurrido. No obstante respiraban porque son conscientes de que podía haber sido peor, pues el “cartelón” de la charcutería tiene unos diez metros de largo por cuatro de ancho y un peso considerable. Afortunadamente las dos personas evacuadas en ambulancia pudieron recibir el alta tras someterse a un chequeo médico.

La Policía Nacional, a su llegada al supermercado. Iñaki Abella

La plantilla comentaba que el supermercado abrió después de las inundaciones de 2006 en Vilagarcía, por tanto lleva quince años en funcionamiento.

Hasta el lugar, en Trabanca Badiña, también se desplazaron dos dotaciones de Bombeiros do Salnés, pues el equipo del parque de Vilagarcía se encontraba en el momento del suceso cortando un árbol que interrumpía el tráfico en la parroquia de Tremoedo (Vilanova) y derivó el aviso a los compañeros de Ribadumia. Finalmente llegaron ambos a la vez.

Compartir el artículo

stats