Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Precariedad en el PAC de Vilagarcía: los pacientes deben realizarse los test de antígenos a la intemperie

Junto a ese biombo hay que someterse a un test de antígenos antes de entrar a Urgencias.

El acuerdo alcanzado entre la Autoridad Portuaria y el Concello de Vilagarcía para poner a disposición del Sergas la parcela de la antigua Comandancia de Marina permitirá construir en la ciudad un nuevo centro de salud que pondrá fin a las deficiencias de las actuales instalaciones de San Roque. Desde el inicio de la pandemia los problemas en Atención Primaria se agravaron, sobre todo debido a la implantación generalizada de las citas telefónicas y la supresión de la presencialidad para asistir a los enfermos. Y es que no fue hasta el pasado mes de septiembre, es decir, año y medio después de la irrupción del COVID, cuando se restableció la atención presencial en Galicia en los centros de salud.

A las esperas para ser atendido físicamente por el médico de cabecera (lo que aumenta la presión asistencial en los servicios de urgencias) y al déficit de personal (varios concellos arousanos carecen de pediatra, como O Grove, A Illa o Meis) se suman en Vilagarcía unas instalaciones precarias, impropias de un sistema sanitario público de calidad.

Toldo

Los pacientes que acuden al Punto de Atención Continuada (PAC) de San Roque susceptibles de ser positivos en COVID deben someterse a un test de antígenos. Y deben hacerlo a la intemperie, en plena calle.

Según confirma personal del ambulatorio, la enfermera saca medio cuerpo por una ventana de la planta baja para realizarle la prueba al enfermo. Muchas de ellas utilizan una banqueta para poder alcanzarlo. Fuera, hay un pequeño biombo en aras de proteger la intimidad del usuario pero solo por una parte, puesto que desde la entrada del centro de salud se le puede ver perfectamente.

La enfermera saca medio cuerpo por una ventana de la planta baja para realizarle la prueba al enfermo. Muchas de ellas utilizan una banqueta para poder alcanzarlo

decoration

Esta semana efectivos del Servizo Municipal de Emerxencias e Protección Civil han colocado una especie de toldo para que los pacientes que tienen que hacer test de antígenos se protejan de la lluvia, aunque en días como los de ayer, con condiciones meteorológicas adversas y el viento soplando fuerte, el voladizo de poco sirve.

“El PAC es pequeño. No tenemos una habitación donde meter a los aislados. Si introducimos a esos pacientes en una consulta hay que desinfectarla y dejarla ventilar una hora entre cada enfermo. No tenemos medios y se optó por hacerlo así”, explican fuentes de la plantilla. Añaden que en horario ordinario de atención, es decir, por las mañanas y las tardes de días laborables, las pruebas de detección de COVID también se efectúan en la calle: "La gente queda en el coche, pero en la calle”.

Vilaxoán y Paradela

Cabe recordar que tanto el consultorio de Vilaxoán (Vilagarcía) como el de Paradela (Meis) permanecen cerrados desde el inicio de la pandemia porque ninguno de los dos centros permite establecer un circuito de sentido único, con entrada y salida diferenciadas. El Sergas siempre ha justificado que mientras no se cumplan las medidas de prevención COVID en sendas instalaciones no podrían reabrirse al público. Pero lo cierto es que no solo estos centros de salud presentan deficiencias para ajustarse a los protocolos COVID. Ejemplo de ello es el PAC de Vilagarcía, que además acarrea una importante falta de médicos. El alcalde Alberto Varela ha mediado ante Sanidade para que refuerce la plantilla.

La ciudad lidera la incidencia en O Salnés con 104 contagios en una sola semana

Vilagarcía ya supera una incidencia de 250 positivos por 100.000 habitantes en la última semana, lo que se traduce en 104 diagnósticos. Ayer permanecían activos 160 casos, 21 más en 24 horas. Es el municipio de la comarca con una mayor incidencia.

Cambados casi iguala a O Grove en casos activos, con 39 (nueve más que el día anterior). El concello meco computa 41 (dos menos) y Vilanova 31 (tres más). Meaño se encuentra al final de la tabla con 5 contagios. Catoira es el único ayuntamiento del distrito sanitario de O Salnés que mantiene el contador a cero.

Una mujer de 91 años eleva a 210 los fallecidos

Con respecto a la evolución epidemiológica en el área sanitaria, continúa al alza. Ya hay 1.144 positivos, 111 más que la jornada anterior. El hospital vilagarciano aguanta con dos ingresados, Montecelo sube a 34 y la UCI se mantiene en 2. Ayer volvió a fallecer una persona más por COVID. Se trata de una mujer de 91 años con patologías previas que murió en Montecelo. Ya van 210 desde el inicio de la pandemia en el área.

Las PCR sin cita en el Provincial se amplían hasta el 8 de enero

El área sanitaria de Pontevedra-O Salnés amplía hasta el 8 de enero la actual campaña preventiva de detección y control del COVID, manteniendo activo el espacio COVID habilitado en el aparcamiento exterior del Hospital Provincial de Pontevedra en horario de 15.30 a 18.00 y de 18.30 a 20.30 horas. Se puede acudir sin cita.

Desde la Xerencia confirman que pueden realizarse la PCR en este punto cualquier persona del área sanitaria, tanto del distrito de O Salnés como del de Pontevedra, así como personas de otras áreas y provincias que estén de visita en alguna de las comarcas.

Según los datos proporcionados por el Sergas, están acudiendo una media de entre 450 y 500 personas cada tarde a hacerse la prueba del coronavirus, detectándose una media de 30 positivos cada día. Muchos de los ciudadanos que deciden someterse a la PCR estuvieron en contacto con un contagiado.

Para asumir el incremento de pruebas, el área sanitaria anuncia que reforzará tanto la dotación de equipos de extracción como de administrativos. Asimismo también ha aumentado el personal de Microbiología para analizar las PCR. No pueden acudir al punto del Provincial personas con síntomas de COVID o con un resultado positivo de un test de antígenos.

Compartir el artículo

stats