Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los políticos se suman a la "guerra de la mejilla"

Algunos de los máximos dirigentes del sector bateeiro gallego, analizando la situación de crisis generada. M. Méndez

La decisión de la Consellería do Mar de crear más de un centenar de zonas de exclusión para los bateeiros, impidiéndoles acceder a la cría (semilla o mejilla) que necesitan para encordar sus bateas, sigue generando tensión.

A la “guerra de la mejilla” que libran los productores del “oro negro” de batea y los percebeiros se suma la ofensiva política lanzada contra la Xunta, a la que se acusa de poner en peligro el futuro de un sector que es uno de los motores económicos de Galicia.

Malestar en el PP

Y no solo el PSdeG-PSOE monta su particular caballo de batalla con esta guerra, sino que también en el PP hay alcaldes y dirigentes muy enfadados con la decisión de la Consellería do Mar y dispuestos a arropar a sus bateeiros.

El Concello de A Illa es el primero que anuncia que va a tratar este asunto en el pleno de la Corporación, y no será el último.

Carlos Iglesias

Será el propio alcalde, Carlos Iglesias, quien lo plantee. Lo hará para ofrecer “apoyo total y absoluto” a los bateeiros y exigir a la Consellería do Mar que rectifique y los arrope.

Le exigirá, también, “que cesen las hostilidades con el sector bateeiro y que la Xunta defienda a estos trabajadores del mar, ya que hacen posible la producción y comercialización de un producto que es un emblema y forma parte de la imagen de Galicia en el mundo”.

El primer edil anuncia, además, que remitirá una carta a la conselleira para expresar su preocupación “y recordarle que el sector bateeiro representa un porcentaje mayoritario de la economía de A Illa de Arousa y amplias zonas de la comarca”.

A este respecto, argumenta que “hay muchas familias afectadas” y advierte de que “se está jugando con el pan de mucha gente”.

¿Privatización?

Asimismo, en próximos días el gobierno isleño se reunirá con los dirigentes bateeiros para analizar “este intento de sabotear la extracción de cría para privatizarla y dejarla en manos de colectivos ajenos al mejillón”.

La gente que se gana la vida en el mar y se la juega cada día empieza a estar cansada

decoration

El regidor socialista, en sintonía con lo manifestado por muchos dirigentes del sector, advierte de que “no se puede tolerar” la situación creada.

Al tiempo que sostiene que “la gente que se gana la vida en el mar y se la juega cada día empieza a estar cansada”, por lo que pide a “los políticos sentados en su despacho de San Caetano” que vayan “tomando nota”.

Iglesias hace suyos los argumentos manejados en los últimos días por los bateeiros, por eso recuerda que en plena pandemia “el sector del mejillón mantuvo su actividad y demostró su fortaleza manteniendo el abastecimiento de los mercados; además de dar ejemplo de economía sostenible”.

17

Así recolectan mejilla los bateeiros de Arousa

Pide la dimisión de Rosa Quintana

Lo que ocurre, a su juicio, es que la conselleira “no entiende eso”, de ahí que pida su dimisión “para dejar paso a alguien con una mentalidad algo más moderna”.

Por último, el alcalde se pone a disposición de las agrupaciones de mexilloneros Illa de Arousa, Rúa Mar, AMI y Xidoiros “para llevar su voz a las instancias que haga falta”, convencido de que “se están tomando decisiones totalmente erróneas e injustas que atentan contra los intereses de los mejilloneros”.

Se avecinan movilizaciones

Esto lleva a Carlos Iglesias a advertir de que los cultivadores del “oro negro” de batea no van a quedarse de brazos cruzados y, en cierto modo, ya deja claro que, si es preciso, saldrán a la calle.

20

Los bateeiros encordan mejilla

Esa, la posibilidad de iniciar movilizaciones, es una de las opciones que más se están repitiendo en las reuniones que se celebran en los puertos gallegos, participadas tanto exclusivamente por bateeiros como por estos reunidos con políticos, depuradores, cocederos y conserveras.

“La Xunta y la Consellería do Mar sabrán por qué se dejaron llevar por intereses ajenos al sector bateeiro –reflexiona el alcalde isleño–, pero si pensaron que esto no les iba a provocar protestas por parte de las personas afectadas está claro que estaban equivocados”.

Y es que los bateeiros y los vecinos de A Illa “somos gente de mar, y por tanto, sabemos luchar contra las adversidades”, proclama.

Una tensa campaña que solo acaba de comenzar

Toda esta polémica está relacionada con el inicio de la campaña de recolección de cría y la decisión de la Consellería do Mar de limitar las zonas de actuación de los bateeiros.

Como se explicó hace días, la Consellería do Mar dio así la razón a las cofradías que quieren evitar la presencia de los mejilloneros en las rocas donde crece el percebe.

Lo que hace la Xunta es establecer más de un centenar de zonas de exclusión en los pósitos de Baiona, O Grove, Bueu, Cangas y A Guarda.

Algunas de las zonas de exclusión.

Algunas de las zonas de exclusión.

El malestar es más que evidente y todo indica que la “guerra de la mejilla” va a adquirir tintes preocupantes en los que resta de año y a principios del que viene.

Sobre todo, dicen los bateeiros, por considerar “una tomadura de pelo” la resolución de Mar para modificar la zona de extracción de cría en los bancos naturales de la provincia de Pontevedra, supuestamente en aras de “establecer medidas para la conservación, gestión y explotación responsable, racional y sostenible de los recursos marinos”.

A pesar del enfado evidente, Mar sostiene que su decisión es “fruto de distintos informes y después de meses de contacto con distintos representantes de las cofradías y del sector bateeiro, tratando de conseguir una solución que garantice la convivencia equilibrada”.

Las zonas de exclusión de las cofradías de Cangas y O Grove.

Las zonas de exclusión de las cofradías de Cangas y O Grove.

Así pues, la polémica decisión de delimitar y evitar el acceso de los bateeiros a determinadas zonas, “está basada en criterios técnicos y es fruto del análisis de los datos recogidos en los últimos meses”, insisten en la Xunta, que de este modo dice “velar por la conservación y regeneración tanto de la semilla del mejillón como del percebe y sus ecosistemas, dada su coexistencia en los bancos naturales”.

¿De verdad alguien ha valorado lo que supondría dejar en manos de terceros la gestión de la mejilla, y alguien ha analizado lo que significaría que sucediese con el mejillón lo que está sucediendo con el resto del marisco de Galicia?

DOP Mexillón de Galicia

decoration

Orden del 26 de octubre de 2000

Esto significa, por tanto, que para proteger al percebe la Consellería do Mar modifica las zonas de extracción de cría y, en consecuencia, altera una actividad regulada en la Orden de 26 de octubre del año 2000.

Lo hace, reconoce este departamento, “para preservar el percebe”, por lo que la decisión ahora tomada se plasmará en los planes de gestión de esta especie para el período 2022-2024 que están actualmente en fase de redacción.

5

Control policial en la Costa da Vela ante el conflicto entre percebeiros y bateeiros Faro de Vigo

Del mismo modo, Mar dice responder así a la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que el pasado 20 de septiembre establecía “que los planes de gestión del percebe son el marco adecuado para valorar el tipo de medidas necesarias para la protección de este recurso en aquellas zonas en las que coexiste con la semilla de mejillón”.

Además, esta regulación “es la más equilibrada posible para todas las partes y se apoya en meses de trabajo y diálogo”, insiste.

Parece ser que Mar quiso explicar todo esto a los bateeiros en la Mesa do Mexillón, reunida en la noche del lunes. Pero no fue posible “dada su negativa a escuchar cualquier propuesta”.

Una “ruptura del diálogo” que “no es la solución”, recalca Mar antes de sentenciar que tiene “el deber de velar por los intereses de todas las partes interesadas, sin favorecer a unas por encima de otras”.

Un "pelotón" de 140 bateeiros de Arousa exige coger mejilla en Cangas FARO DE VIGO

La DOP Mexillón de Galicia se niega a aceptar que las cofradías lleven el timón

Frente a esto, el Consello Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Mexillón de Galicia advierte de que su futuro y el de la acuicultura no pueden quedar en manos de los pósitos.

Los mismos que “no han sabido atender sus obligaciones para mantener y fortalecer los cultivos, permitiendo que en nuestros supermercados se venda navaja holandesa o que la almeja llegue de Italia y Portugal”, sugiere la DOP.

Así recolectan mejilla los bateeiros de Arousa I. ABELLA

En este sentido, este órgano, que preside Lina Solla, se aferra a los datos publicados hace días por FARO DE VIGO con los que se demuestra que Galicia ha dejado de ser una potencia en cuanto a suministro de moluscos infaunales en el territorio nacional, ya que se ha visto superada por Italia y Portugal.

¿Qué quiere decir con esto la DOP? Pues sostiene que las cofradías no pueden ser ahora las que se encarguen de extraer esa semilla que necesita un sector que, como es el suyo, “ha sido desde hace décadas el mascarón de proa de la despensa marina de Galicia”.

Incluso aduce que el mejillón mantuvo un suministro estable en plena pandemia por COVID, mientras que la actividad marisquera cesó en buena parte de los pósitos.

Esto hizo que el sector mejillonero “acrecentara aún más el carácter estratégico que siempre le ha caracterizado por ser garante de la soberanía alimentaria”.

Las cofradías no han sabido atender sus obligaciones para mantener y fortalecer los cultivos, permitiendo que en nuestros supermercados se venda navaja holandesa o que la almeja llegue de Italia y Portugal

DOP Mexillón de Galicia

decoration

“¿Y ahora va a ponerse en riesgo el futuro del sector mejillonero dejando que una parte estratégica de la gestión esté en manos de los mismos que no han podido o sabido atender sus obligaciones de mantener y fortalecer sus cultivos?”, se pregunta la DOP.

Un bateeiro muestra como entre la mejilla no se extrae percebe. SANTOS ALVAREZ

“¿De verdad alguien ha valorado lo que supondría dejar en manos de terceros la gestión de la mejilla, y alguien ha analizado lo que significaría que sucediese con el mejillón lo que está sucediendo con el resto del marisco de Galicia?”, espeta el mismo órgano.

Esto lleva a la DOP, para replicar con dureza a las cofradías y desmarcarse de su labor, a decir que las empresas y familias que viven del mejillón “no queremos saber nada ni de ERTEs, ni de ceses de actividad, ni de pérdida de productividad de los bancos marisqueros”.

Los socialistas acusan a Mar de buscar el conflicto

El grupo parlamentario socialista culpa a Mar de la “guerra de la mejilla” y sostiene que la Consellería está interesada en que se mantenga el conflicto entre bateeiros y percebeiros.

Lo dice el diputado arousano Julio Torrado después de que el PP votara en contra de una propuesta que reclamaba la mediación de la Xunta, “lo cual demuestra que o no quiere resolver el conflicto o no quiere cumplir la normativa”.

También denuncia el PSdeG-PSOE que Mar “varió las zonas de recogida de mejilla dos días antes del inicio de la temporada” y considera “inaceptable” que no se busque el diálogo y el consenso entre las partes”.

A este respecto, espeta el PSOE que “si lo que quiere la Xunta es cambiar la normativa, debe hacerlo, preferiblemente, de acuerdo con el sector y explicando los motivos, dejando claro que no responde a intereses espurios y detallando en qué mejora la situación actual; no vaya a ser que algún militante del PP tenga una empresa que en poco tiempo pueda estar vendiendo mejilla a los propios bateeiros”.

Por el contrario, “el sector del mejillón, que es como el mecanismo de un reloj de la más alta calidad, que incluso en los meses más complicados de la crisis sanitaria se mantuvo en funcionamiento, al igual que afrontó y superó la crisis del ‘Prestige’ con sus propios medios, quiere seguir siendo un motor económico fundamental en Galicia”.

Así trabajan los percebeiros de Cangas en la Costa da Vela FDV

Y esto pasa por desarrollar y gestionar directamente, como hizo siempre, la campaña de la mejilla que empieza cada 1 de diciembre, “consiguiendo un suministro regular de semilla que es el que mantiene 20.000 puestos de trabajo directos e indirectos”.

"Un derecho histórico"

Así pues, tras advertir de que después de siete décadas las cofradías y la Consellería do Mar “han decidido ponernos en riesgo”, Mexillón de Galicia advierte de que los bateeiros no pueden permanecer impasibles.

Esto es tanto como decir que no se va a permitir que algunas cofradías asuman el control de la mejilla, “cuya recolección en los bancos naturales ha sido un derecho histórico de los productores amparado por el ley”.

Una actividad, apostilla la DOP, que “ejemplifica como pocas la interacción respetuosa entre el hombre y la naturaleza; una relación ligada a un proceso biológico que hace de las rías un auténtico criadero natural de mejilla”.

Un problema enquistado que genera más tensión que nunca

Es evidente que, como se había advertido en ocasiones anteriores, la campaña de recolección de la semilla del mejillón (mejilla), que los bateeiros necesitan para encordar sus parques, se presenta más peligrosa, conflictiva y tensa que nunca.

Mucho más ahora que algunos dirigentes mejilloneros ya mantienen reuniones en los puertos para estudiar la estrategia a seguir.

10

Prosigue la disputa entre percebeiros y bateeiros en Cabo Home Faro de Vigo

Una vez más, defienden su derecho a extraer la cría de semilla sin necesidad de depender de los percebeiros y determinadas cofradías que se oponen a ello, alegando que al retirar la mejilla se esquilman sus bancos de percebe.

Los argumentos y posicionamientos de unos y otros se mantienen inalterables. La diferencia es que ahora algunos dirigentes bateeiros hablan claramente de la posibilidad de enfrentamientos en las piedras dentro de la llamada “guerra de la mejilla”.

Abandonan la Mesa do Mexillón

Lo hacen después de presentar su dimisión como miembros de la Comisión do Mexillón, un órgano convocado de urgencia tras saberse que la Consellería do Mar decidiera establecer zonas de trabajo para los bateeiros. O lo que es lo mismo, tras marcarles zonas de exclusión.

Así trabajan los percebeiros de Cangas en el islote de Agoeiro M. Molanes

Una vez abandonado ese órgano, la Mesa do Mexillón, los productores calificaron de “inadmisible” la decisión de la Consellería, pues la consideran “un ataque a una actividad de la que depende la viabilidad del mejillón de Galicia”.

Dicho lo cual, responsabilizan directamente de este despropósito a la directora xeral, Susana Rodríguez Carballo, “pues con su actuación genera un profundo conflicto entre dos sectores estratégicos que llevan conviviendo sin problema desde hace más de setenta años”.

Y no solo eso, sino que la hacen “responsable” de “cualquier incidente que se pueda dar en las zonas de trabajo”, lo cual viene a reconocer que la campaña de la mejilla puede ser más conflictiva que nunca.

Protesta de los percebeiros de Baiona ante la Xunta CRISTINA GRAÑA

Como se explicaba hace unos días en FARO DE VIGO, los ánimos vuelven a estar crispados y el histórico enfrentamiento entre mejilloneros y percebeiros no solo persiste, sino que puede reproducirse.

Incluso parecen haberse acentuado las diferencias entre las dos partes. De ahí que la preocupación, ante la posibilidad de que se registren incidentes graves, sea ahora mayor que nunca.

Todo esto puede degenerar en una escalada de violencia que no parará hasta que tengamos alguna desgracia que lamentar

decoration

Sobre todo después de haberse detectado, según aseguran los mejilloneros, la existencia de alianzas entre cofradías y grupos organizados de percebeiros dispuestos a impedirles acceder a las zonas de cría.

“Se están organizando en puertos como Aguiño, Cangas, Bueu y otros para seguir ejerciendo presión e impedirnos acudir a las rocas para recoger mejilla, de nuevo tratando de quedarse ellos con el monopolio de explotación de las piedras para hacer negocio a nuestra cuenta, ya que quieren recoger ellos mismos la cría para después vendérnosla”, insisten los acuicultores.

Un bateeiro se dispone a saltar desde una lancha sobre las rocas en las que crece la mejilla. | // FDV

Todo esto ocurre, a su juicio, “ante la permisividad de la Consellería do Mar”, y a pesar de que “todo esto puede degenerar en una escalada de violencia que no parará hasta que tengamos alguna desgracia que lamentar”.

Los bateeiros se muestran convencidos de que “los sabotajes que sufrimos desde hace años se intensificarán en esta campaña de la mejilla”.

La escalada de tensión parece hacerse notar, sobre todo, desde que el pasado mes de septiembre el Tribunal Superior de Xusticia de Galicia (TSXG) rechazó el recurso contencioso-administrativo presentado por los mejilloneros gallegos dos años antes contra el Decreto 153/2019 de la Xunta, publicado en el Diario Oficial de Galicia del 9 de diciembre, que regula el régimen de conservación y explotación de los recursos marisqueros y las algas.

Con aquel recurso, los mejilloneros querían que se mantuviera en vigor la legislación que los reconoce y ampara como legítimos y exclusivos propietarios de la mejilla.

Pero lejos de poder quedarse en exclusiva con la explotación de la misma, se permite que las cofradías y/o agrupaciones de percebeiros extraigan el producto y lo vendan, teniendo en cuenta que el mejillón alevín crece en las mismas y batidas piedras que el percebe.

Que los percebeiros hagan lo que quieran, pero que nos dejen tranquillos y permitan que podamos seguir recogiendo la semilla como hicimos siempre, pues solo así se evitarán problemas mayores

decoration

"Se han envalentonado"

Y claro, “algunos percebeiros se han envalentonado y ahora quieren evitar a toda costa que nosotros lleguemos a las rocas, para hacerlo ellos en exclusividad y después vendernos la cría”, denuncian los mejilloneros.

Quienes así se pronuncian terminan con una petición: “Que los percebeiros hagan lo que quieran, pero que nos dejen tranquillos y permitan que podamos seguir recogiendo la semilla como hicimos siempre, pues solo así se evitarán problemas mayores”.

“Nos amenazan con sabotear las bateas”

Los mejilloneros que denuncian que los percebeiros “se están organizando” para impedirles extraer mejilla en el litoral, sostienen que “no solo quieren sabotearnos como ya hicieron en años anteriores, incluso cortando carreteras para impedirnos llegar a las principales zonas de cría, sino que también se muestran dispuestos a atacar y sabotear nuestras bateas, ya sea cortando cuerdas o de cualquier otro modo”.

Parece ser que “se están produciendo amenazas en este sentido, diciendo que si nosotros vamos a recoger cría, ellos irán a cortarnos las cuerdas de los viveros”.

Los productores consultados explican que ellos mismos han podido confirmar, tras hablar con algunos percebeiros –no todos están de acuerdo con emprender un boicot–, que “este año se pusieron muchos de ellos de acuerdo para prohibirnos la extracción de la mejilla en las que consideran ‘sus’ piedras”.

Y no solo eso, sino que “ya advierten de que si las cosas siguen como hasta ahora algunos quieren tomar medidas contra las bateas”.

Algunos bateeiros incluso entonan cierto mea culpa al decir que “en el sector dimos demasiado margen y confianza a los percebeiros, y ahora nos va a costar trabajo revertir esta situación y lograr que nos dejen en paz para que podamos hacer nuestro trabajo, que es lo único que pretendemos”.


“Que nadie diga que no lo hemos advertido”

Los bateeiros sostienen que “los ánimos están más calientes que nunca porque hay gente dispuesta a impedir que hagamos nuestro trabajo y que podamos defender nuestro medio de vida; y es algo muy serio, ya que para poder subsistir en el futuro tenemos que recoger la cría que debemos encordar en nuestras bateas”.

Lo que quieren decir es que “nadie podrá decirnos que no hemos advertido en repetidas ocasiones de esta peligrosa situación”, a pesar de lo cual “nadie parece tomar cartas en el asunto”.

Se refieren, sobre todo, a la Consellería do Mar, a la que “volvemos a exigir que haga todo lo necesario para garantizar que los bateeiros podamos tener acceso a la cría, como hemos hecho siempre, lo cual nos ha permitido convertir a Galicia en una potencia acuícola mundial”.

Descargas de Mexillón de Galicia en Vilanova. M.M.

Comunicado íntegro del Consello Regulador de la DOP Mexillón de Galicia:

"Resulta paradójico que cuando vamos al supermercado con la idea de comprar navaja gallega nos encontramos navaja holandesa, lo que se vende por zamburiña es concha de abanico del Perú y la almeja viene de Italia o de Portugal…

Galicia pierde fuelle como potencia productora de moluscos infaunales como el berberecho, la almeja o la navaja. Las cifras oficiales de los últimos años así lo evidencian. Esa merma contrasta con el crecimiento experimentado por países como Portugal o Italia, que están sustituyendo a Galicia como principal proveedor del mercado nacional, con el riesgo que esta tendencia representa para un sector estratégico en nuestra comunidad autónoma desde el punto de vista socioeconómico.

Como se informaba estos días en los medios, los registros de los últimos ejercicios muestran que la hegemonía gallega se mantuvo entre 2016 y 2019. Pero en 2020 ya se produjo un trasvase en esa clasificación y Galicia, con 6.073 toneladas producidas, pasó a ocupar el tercer puesto, tras Portugal (6.391) e Italia (6.262).

En lo que va de año 2021 la tendencia es similar porque hasta el 31 de agosto Italia había suministrado al mercado nacional 4.290 toneladas de moluscos, 3.609 Portugal y 3.183 Galicia.

¿Qué significa esta realidad? Que cedemos terreno en algo tan sensible para Galicia como la producción ligada al sector del mar. Es incuestionable que el origen gallego de pescados y mariscos siempre ha representado un reclamo altamente positivo ante los consumidores, una carta de presentación insuperable para productos provenientes de otras latitudes, que quedaban relegados a un segundo plano frente al valor añadido aportado por la “marca Galicia”.

La cría de mejillón (mejilla) y el percebe crecen en las mismas rocas del litoral atlántico. Iñaki Abella

Ahora, ese enorme legado de tradición y calidad se está viendo seriamente comprometido por la competencia del precio portugués y del marketing italiano, con el riesgo potencial que representa para el futuro de un amplísimo tejido económico y social surgido y asentado en torno a las actividades relacionadas con el mar.

56

El libre marisqueo se queda sin oxígeno en Arousa M. Méndez

En ese escenario cobra más fuerza que nunca el mejillón, que ocupa por méritos propios desde hace décadas el “mascarón de proa” de la despensa marina de Galicia.

Un suministro confiable y estable, con una relevancia que se ha mantenido a lo largo de generaciones y que alcanzó su culmen durante la crisis sanitaria causada por la Covid-19, cuando, a diferencia de otros, fue capaz de mantener su actividad y con ella el empleo asociado, declarado como esencial.

Recolección de mejilla en el litoral. FdV

Fue entonces cuando esta industria demostró de una manera incontestable la solidez de su musculatura, que le permitió ejercer un papel de enorme relevancia en el mantenimiento de la cadena de suministro alimentario. Durante esos meses, nuestro sector acrecentó aún más el carácter estratégico que siempre le ha caracterizado por su importancia socioeconómica con otro aporte fundamental: ser garante de la soberanía alimentaria.

El único producto-sector del mar de Galicia que es capaz de arraigar a la industria asociada a nuestro territorio. Una actividad bien gestionada desde la roca hasta el muelle, que asegura el mantenimiento de la cadena de suministro alimentario y con él de las actividades empresariales que lo conforman.

Galicia despacha cientos de toneladas de mejillón e incrementa su precio en origen Manuel Méndez

Esa fortaleza no es fruto del azar, sino la consecuencia de un saber hacer basado en la tradición pero que también ha sabido tomar el pulso de cada momento histórico para adaptarse convenientemente a sus demandas. Por eso hoy asistimos con inquietud a los cambios que se están proponiendo en la gestión de la mejilla. Cambios que, de llevarse a cabo, condicionarían seriamente la viabilidad del sector.

Esos actores insisten desde hace tiempo en extender su influencia y ejercer unos pretendidos derechos sobre el control de la mejilla, cuya recolección en los bancos naturales ha sido un derecho histórico de los productores amparado por el Ley. Una actividad que ejemplifica como pocas la interacción respetuosa entre el hombre y la naturaleza. Una relación ligada a un proceso biológico que hace de las rías un auténtico criadero natural de mejilla.

69

Francia, Italia, Cataluña y las conserveras hacen acopio de mejillón gallego Manuel Méndez

¿Va a ponerse en riesgo el futuro del sector mejillonero de Galicia dejando que una parte estratégica de la gestión de ese recurso esté en manos de los mismos que no han podido o sabido atender sus obligaciones de mantener y fortalecer sus cultivos?

¿De verdad alguien ha valorado lo que supondría dejar en manos de terceros la gestión de la mejilla? ¿Alguien ha analizado lo que significaría que sucediese con el mejillón gallego lo que está sucediendo con el resto de los mariscos de Galicia?

El mejillón, las empresas y las familias, no quieren saber nada ni de ERTEs, ni de parones por la situación sanitaria, ni de pérdida de productividad de los bancos marisqueros, ni tampoco de aumento de las zonas improductivas.

El mejillón de Francia e Italia se descarga en Arousa MANUEL MÉNDEZ

Nuestro sector del mejillón es como el mecanismo de un reloj de la más alta calidad, con un entramado de actividades que incluso en los meses más complicados de la crisis sanitaria se mantuvo en funcionamiento. Y también todos recordamos cómo se enfrentó y superó la crisis del Prestige con sus propios medios.

Este entramado empieza a funcionar todos los meses de diciembre cuando los productores aprovechan la seca para recolectar la semilla en la costa rocosa de Pontevedra y Coruña.

32

Así se trabaja el mejillón en Galicia Faro de Vigo

Este suministro regular de mejilla es el que mantiene en funcionamiento este sector, personas y empresas, que suman 20.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Un conglomerado que trabaja con gran perfección y se asienta con sólidas bases en nuestra comunidad desde hace más de 70 años. Hoy han decidido ponernos en riesgo, demasiado para permanecer impasibles".

Compartir el artículo

stats