Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El águila Taiga consigue su ansiada medalla de oro en el campeonato nacional de cetrería

Ignacio Orge se proclamó campeón de España con su águila de Harris. | // FARO

El cetrero meañés Ignacio Orge García se proclamaba este fin de semana campeón de España en la localidad albaceteña de La Roda. Lo hizo gracias a su águila de Harris “Taiga” que, en su modalidad, compitió con una treintena de alados de toda España. El pódium del águila de Harris lo completaba el también gallego Francisco González (A Pobra) que, con su alado “Leticia” copaba el segundo escalón, además de un cetrero navarro que clasificó en tercera posición.

La competición se dirimió a la postre con dos vuelos de caza en las matinales del sábado y domingo. Y es que, en medio, hubo de suspenderse el previsto para la tarde del sábado, momento en que Albacete se vio sorprendida por la nevada. En el haber de “Taiga”, dos vuelos en los que, pese a la adversa meteorología, capturó a su presa empleando entre 40 y 50 segundos en cada lance, tiempo para avistar y apresarla en un vuelo de algo más de 100 metros con captura y sin re-caza. Y es que el campeonato vino marcado por el frío y una ventisca gélida que dificultó mucho el vuelo de las rapaces.

Orge acaricia su águila de Harris en la exhibición de la pasada semana en Meaño Iñaki Abella

Ignacio Orge valoraba el logro parar jalonar los cuatro años de su joven trayectoria: “Me siento muy contento por este título -reconoce- porque redondea un campeonato que había conseguido con azores en 2018 y en pequeñas aves en 2019, pero nunca lo había logrado con águila de Harris, que era una de las modalidades que más me ilusionaba”.

El cetrero reconoce el buen tándem con “Taiga”, un alado con sello meañés, por cuanto nació y lo crió de su propia mano en su núcleo zoológico de Ganón (Xil). Este águila nació de “Musa”, una hembra de Harris con la que Orge se estrenara en 2017, y con la que lograra el subcampeonato de Galicia y clasificar en el quinteto para la final aquel año en su primer campeonato de España (Osuna). “A ‘Musa’ -explica- le conseguí un macho para aparearse, y así nació ‘Taiga” en Xil, polluelo que crié con mimo y que hoy tiene tres años, a las puertas de ave adulta”.

“Es un águila muy tranquila -agrega-, y en este curso trabajé mucho con ella, le dediqué más tiempo y logré que se centrara, convirtiéndose en un ave que vuela muy concentrada en la caza, nunca abandona una captura”.

Compartir el artículo

stats