Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

25-N en Arousa

Su exmarido le disparó y está en libertad a la espera de juicio: "No podemos vivir con miedo"

Eva María Afonso fue la encargada de leer el manifiesto del Consello Local de Igualdade de O Grove, ayer por la tarde. Iñaki Abella

Arousa se tiñó ayer de negro y morado para manifestar su más absoluto rechazo a todo tipo de violencia hacia las mujeres. Las lecturas de manifiestos en el 25-N se sucedieron en todos los concellos de la comarca. Uno de los más emotivos se pronunció en O Grove, donde la persona elegida para poner voz al texto del Consello Local de Igualdade fue una víctima de violencia de género. Eva María Afonso fue tiroteada por su exmarido en diciembre de 2018 y desde el año pasado su presunto agresor permanece en libertad, a la espera de juicio.

El alumnado del ciclo de FP Básica de Comercio del IES Cotarelo Valledor acudió al acto institucional organizado por el Concello de Vilagarcía con carteles que incluían mensajes contra la violencia hacia las mujeres. Iñaki Abella

“Las víctimas deberían ser prioridad para el sistema judicial. No puede ser que sean ellas las que vean limitadas su libertad o vivan con miedo permanente y que sus agresores rompan las órdenes de alejamiento y puedan aparecer en cualquier momento. Estas situaciones conllevan limitaciones para poder buscar o mantener un empleo”, advirtió la vecina de O Grove en una plaza de O Corgo en la que previamente se recitaron distintos poemas.

Reivindicó que “las víctimas deben estar protegidas en todo momento y hay que articular los procedimientos para que así se sientan protegidas”, pues los mecanismos actuales como por ejemplo los dispositivos telemáticos” favorecen al delincuente y hacen pasar un tormento a las víctimas, que viven en una constante desazón”, alertó.

Los zapatos simbolizan las mujeres asesinadas. Ayer, en O Grove.

Los zapatos simbolizan las mujeres asesinadas. Ayer, en O Grove. Iñaki Abella

Eva María hizo un llamamiento a la población para que todos los días sean 25-N: “Cada día en cualquier lugar y en cualquier momento debemos combatir esta lacra, no puede ser algo que olvidemos hasta el próximo noviembre. Las mujeres de todo el mundo nos queremos diversas, libres, rebeldes, seguras y vivas”, proclamó con la voz entrecortada en la última parte del manifiesto. Acto seguido un sonoro aplauso sirvió de antesala a la única declaración personal que pronunció la afectada y que conmovió al público grovense: “Hoy estoy aquí porque yo tengo voz. La mayoría de ellas no pueden hablar nunca más”, dijo ante los pares de zapatos en el suelo que simbolizaban a las mujeres asesinadas.

Patriarcado

Discriminación, vejación, amenaza, acoso, dominio, ... Múltiples son las formas de violencia que “de forma cotidiana” -avisa el Consello Local de Igualdade de O Grove- se ejercen contra las mujeres por el mero hecho de serlo. Y es que este es el único factor de riesgo de sufrir maltrato en el actual sistema patriarcal que, por ejemplo, “asume como natural que sean las mujeres las encargadas de los cuidados de sus mayores, de los niños o de las labores del hogar”.

Público asistente a la lectura del manifiesto en Vilagarcía. Iñaki Abella

La violencia de género “es una violación de los derechos humanos y “es global, no tiene fronteras ni distingue de clases”. En este sentido, Eva María Afonso hizo hincapié en la violencia que sufren las mujeres migrantes y refugiadas cuando intentan huir de la miseria en sus países, tragedias que no se cuantifican.

Ingreso mínimo vital

Entre las demandas del Consello Local de Igualdade de O Grove figuran un Ingreso Mínimo Vital para todas las mujeres que sufrieron o sufren violencia de género, así como partidas presupuestarias para promover programas para educar en igualdad desde la infancia, entre otras propuestas.

La exconcejala Victoria Hierro leyó el manifiesto del Consello Local da Muller en Vilagarcía. Iñaki Abella

Vilagarcía

También desde Vilagarcía el Consello Local da Muller aludió a la necesidad de “educar en igualdad como la herramienta fundamental para la transformación definitiva de esta sociedad. Solo así formaremos a mujeres empoderadas y libres, y hombres que sepan reconocer cómo se ejerce la violencia para poder evitarla”.

La concejala de Muller durante el último mandato de Javier Gago, Victoria Hierro, fue la encargada de leer en manifiesto ayer a mediodía en Ravella ante miembros del gobierno, de otras formaciones de la Corporación municipal, trabajadores del Concello, miembros de sindicatos y otros colectivos, estudiantes y otros vecinos de la ciudad.

El acto central del 25-N en Cambados contó con la participación de los colegios del municipio. El manifiesto lo leyeron la alcaldesa Fátima Abal, Mónica Novas, Soledad Cores, Carmen Mª Trigo, Sandra Amézaga y Belén Fernández. Cedida

Si bien admitió que “son muchos los avances, lamentablemente a veces vemos cómo las violencias y el patriarcado se replican también en la gente joven”. En este sentido, las redes sociales constituyeron una de las principales herramientas utilizadas por el Ayuntamiento para difundir mensajes de repulsa hacia las violencias machistas.

Valga guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas de violencia machista, como Sandra, Alba y Elena, asesinadas por José Luis Abet. Después el músico Fabián Jamardo interpretó con su trompeta “Silencio americano”. Cedida

En pleno siglo XXI hay que seguir lamentando la existencia de la brecha salarial o el techo de cristal, “desigualdades que nos limitan”. “El control de los recursos económicos de las mujeres sigue siendo habitual. La violencia obstétrica y las dificultades para el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo desde el sistema público de salud constituyen una clara vulneración de nuestros derechos reproductivos. La pobreza menstrual existe”, denunció Hierro en representación del Consello Local da Muller.

En Meaño, tras la lectura del manifiesto se presentó el libro “Os Bolechas na escola: ninguén desafina”, subvencionado por la Diputación. Se repartirán 900 ejemplares en los centros educativos del municipio. Informa T. Hermida. T. Hermida

Violencia vicaria

No se olvidó de las agresiones sexuales, el abuso, el acoso o la cosificación de la mujer, ni tampoco de la explotación sexual y de la violencia vicaria, una forma de dominación de las mujeres a través de sus hijos “sin que las leyes los protejan”. “Necesitamos que se reconozcan esas violencias y se pongan los derechos de los niños en el centro. Ningún maltratador puede ser un buen padre”, espetó la exconcejala socialista.

En el IES de A Illa el alumnado leyó un manifiesto contra la violencia machista y guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas. Como colofón, un monólogo del cuentacuentos Caxoto que aborda los micromachismos. Cedida

Marchas por las calles

Además de la lectura de manifiestos y poemas, ayer también se celebraron en Arousa marchas por las calles contra la violencia de género. Una partió anoche de la plaza de Galicia, en Vilagarcía, donde los participantes fueron ataviados con colores negro y lila y portando instrumentos ruidosos, tal y como aconsejaron desde la organización, la asociación feminista O Soño de Lilith, ya conocida por sus sonoras batukadas. En O Grove también tuvo lugar una marcha por las calles.

CIG salió a la calle para visibilizar la “violencia silenciada” que se registra en el ámbito laboral, donde muchas mujeres son víctimas de acoso pero no lo denuncian por miedo al despido o a ser estigmatizadas por sus compañeros. Cedida

El CIM de Vilagarcía atendió este año a 117 víctimas, diez más que en 2019

Coincidiendo con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el Centro de Información á Muller (CIM) del Concello de Vilagarcía dio a conocer el balance de actividad de lo que llevamos de año. En estos once meses las técnicos atendieron a 117 víctimas de violencia de género, una cifra muy similar a la de 2020 (115) pero superior a la época pre-COVID, pues en 2019 el CIM ayudó a 107 mujeres maltratadas.

Con respecto a la nacionalidad, la inmensa mayoría de las víctimas son españolas (88%), con 103 frente a 14 de otros países. Predomina la franja de edad de entre 25 y 54 años (el 71% de ellas) y la mayor parte no tienen trabajo.

Las atenciones totales del CIM en este 2021 ascienden a 1.484, lo que “pone de manifiesto la tendencia al alza de la utilización de este servicio que en 2020 realizó 1.394 atenciones y en 2019, 1.227”, exponen desde Ravella. En este sentido, la concejala de Igualdade, Tania García Sanmartín, quiso agradecer públicamente la labor de las trabajadoras municipales del CIM. Lo hizo como colofón al acto institucional celebrado ayer a mediodía frente al consistorio, donde se procedió a la lectura de poemas y del manifiesto del Consello Local da Muller.

En total, las mujeres atendidas este año por el CIM suman 360, puesto que no todas acuden a este servicio por ser víctimas de violencia machista. Por esta causa fueron 117 de 360.

El número de consultas es superior al de personas atendidas porque es habitual que una misma mujer necesite gestiones en varios departamentos del CIM.

La mayoría de las atenciones responden a gestión de recursos (697). Le siguen las de apoyo psicológico (461) y las de asesoramiento jurídico (326). Dentro de la gestión de recursos, 112 fueron solicitadas por víctimas de malos tratos.

Además de los concellos, hay otras entidades que prestan ayuda a las mujeres que sufren violencia de género. La Fundación Amigos de Galicia es una de ellas.

Según su balance, hasta el mes de octubre atendió en toda la comunidad a 227 mujeres “en situación de vulnerabilidad o violencia de género”, ofreciéndoles distintas vías de apoyo como asesoramiento jurídico, social, psicológico o búsqueda de empleo para lograr su independencia económica. En este aspecto, la Fundación advierte del aumento de solicitudes de información por parte de mujeres menores de 30 años. La ONG cuenta con un departamento de orientación laboral en Vilagarcía, en la avenida de Matosinhos.

Compartir el artículo

stats