Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Políticos y asociaciones reclaman un Punto de Encuentro Familiar en O Salnés por el bien de los menores

Integrantes de la asociación Esmar, en una imagen de archivo Noé Parga

O Salnés no se resigna a seguir sin un Punto de Encuentro Familiar y a que las familias que necesitarían este servicio tengan que acudir dos veces a la semana a Pontevedra. Tanto el Ayuntamiento de Vilagarcía como la Mancomunidade do Salnés han afirmado que volverán a instar a la Xunta de Galicia a crear un punto en la comarca arousana. La concejala de Servicios Sociales de la capital arousana, Tania García, y la presidenta de la Mancomunidade, Marta Giráldez, plantean que O Salnés merece este servicio por su volumen de población y por la distancia con Pontevedra.

“En algunos casos, las familias que acuden al Punto de Encuentro Familiar no solo están pasando por un momento personal difícil, sino que también tienen una situación económica delicada. Para esas familias, tener que desplazarse dos veces a la semana a Pontevedra les supone un gasto difícil de afrontar”, señala Marta Giráldez.

El Concello de Vilagarcía presentó una solicitud el año pasado, pero la Xunta se decantó por habilitar el servicio en Ribeira

decoration

Tania García aduce a su vez que los desplazamientos a la capital provincial suponen, “un trastorno en tiempo y dinero” para los tutores, pero también para los niños, que ya están pasando por una situación muy complicada, y que encima ven como pierden prácticamente dos tardes a la semana entre los viajes a Pontevedra y las esperas en el Punto de Encuentro.

Mónica Novas, agente de Igualdad del Centro de Información á Muller comarcal de O Salnés recuerda que el desplazamiento a Pontevedra desde cualquier punto de la comarca supone más de media hora de ida, tiempo al que hay que añadir la espera en el centro y el viaje de vuelta. “Hay días en que toca esperar bastante”, alerta Novas. “Sigue siendo un servicio muy necesario”, afirma a su vez Soledad Cores, vicepresidenta de la asociación Esmar, de Ribadumia, que fue una de las primeras entidades de apoyo a las víctimas de malos tratos en reclamar un punto de encuentro familiar en O Salnés. “En el centro de Pontevedra hay esperas porque está saturado”, añade.

Política Social

O Salnés ya solicitó antes la creación de este servicio en la comarca, pero sin éxito. La Mancomunidade trasladó en su día a la Consellería de Política Social un acuerdo unánime de los ayuntamientos instando a la puesta en marcha de un centro, “pero ni nos contestaron”, revela Marta Giráldez.

El Ayuntamiento de Vilagarcía también lo intentó, pero la consellería que dirige la barbanzana Fabiola García optó por financiar el proyecto en el municipio de Ribeira.

Hay padres que se ven en plazas públicas o cafeterías para ceder la custodia del menor

decoration

Este inicial traspiés, sin embargo, no impedirá que las administraciones arousanas vuelvan a intentarlo. Marta Giráldez, también alcaldesa de Meis, señala que los viajes a Pontevedra son un incordio para unas familias que están pasando por un momento muy difícil, y recuerda que en muchas ocasiones uno de los progenitores (o los dos) carecen de coche, con lo que los desplazamientos a la ciudad del Lérez se hacen aún más penosos si cabe.

Tania García, por su parte, insiste en que con más de 100.000 habitantes, O Salnés bien merece esta inversión, que mejoraría mucho la calidad de vida de docenas de niños y adolescentes. Ella apuesta por Vilagarcía, por sus buenas comunicaciones con el resto de la comarca e incluso con poblaciones de los municipios de Ulla-Umia.

La “andaina” de Esmar es este domingo a orillas del río Umia

Municipios y entidades sociales inician estos días sus actividades con motivo del 25-N, día contra la violencia de género. Es el caso de la asociación Esmar, que ha convocado para este domingo una “andaina” por el sendero sur del río Umia. La caminata tendrá lugar el domingo por la mañana, entre los puentes de Castrelo (Cambados) y Cabanelas (Ribadumia). En total, los participantes recorrerán unos diez kilómetros, pero la vicepresidenta de Esmar, Soledad Cores, explica que el trazado es muy llano, por lo que la actividad puede completarse con facilidad, incluso si se va con niños.

Para participar hay que inscribirse, ya sea a través de la dirección de correo electrónico “esmar2015@outlook.es” o del teléfono 622 585 359. La participación cuesta cinco euros, dinero que se destinará posteriormente a ayudar a mujeres víctimas de malos tratos. Los participantes recibirán de regalo una camiseta conmemorativa, y un agua y una pieza de fruta en el avituallamiento en Cabanelas. Colaboran con la iniciativa los ayuntamientos de Cambados y Ribadumia, y el padrino será el actor Ademar Silvoso.

Compartir el artículo

stats