Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pazos y mansiones que ansían salir del letargo

El Pazo O Lagar, en Sobrán, se vende por 1,5 millones de euros. Iñaki Abella

Patrimonio de Vilagarcía que sale a la venta. Distintos portales inmobiliarios en internet buscan compradores para numerosos inmuebles destacados de la ciudad, entre los que se encuentran pazos y mansiones con siglos de historia pero que sin embargo -la mayoría- languidecen en el más absoluto estado de abandono, a la espera de encontrar a alguien en una situación económica lo suficientemente holgada como para liberarlos de ese letargo.

El Pazo de Pardiñas se construyó en el siglo XVI y cuenta con más de 1.500 metros cuadrados construidos, además de 1.300 de jardines. Está equipado para entrar a vivir. Iñaki Abella

Así, no solo el Pazo de Pardiñas, situado en pleno casco histórico de Vilaxoán y por tanto 100% urbano (precisamente esta es una de sus particularidades), ha colgado el cartel de “se vende”. Otro muy próximo, el Pazo O Lagar, emplazado junto a la iglesia de Sobrán, también busca comprador. Hay que precisar que sendas edificaciones de piedra se encuentran en buen estado de conservación, a diferencia de otras propiedades a las que se hará mención en este reportaje.

Una casa de piedra en la confluencia de Rosalía de Castro y la calle Colón, en el centro de Vilagarcía. Se vende por 450.000 euros. Iñaki Abella

De hecho el Pazo de Pardiñas (siglo XVI) cuenta con muebles de época y está equipado prácticamente para entrar a vivir. Entre sus tres plantas alberga catorce habitaciones y cinco cuartos de baño, además de varias cocinas, capillas, bodega, salón de juegos... Quien desee hacerse con este inmueble de 1.535 metros cuadrados (además de 1.300 de jardines) deberá desembolsar 950.000 euros.

De la casona de Villa Güimil solo quedan en pie sus fachadas. Está a la venta por 350.000 euros. Iñaki Abella

A un precio más alto se ofrece O Lagar, con 1.080 m2 construidos. Consta de siete dormitorios, tres baños, terrazas en piedra y 4.263 metros cuadrados de jardines. Son necesarios 1,5 millones de euros para poder disfrutarlo en propiedad. Se plantea como “ideal” para convertirlo en casa rural u hotel.

Esta casa en Ferrazo fue en su día residencia de la familia Jaureguízar. Iñaki Abella

Este mismo gancho utilizan las agencias inmobiliarias para intentar colocar en el mercado el Pazo de San Antoniño do Pousadoiro, aunque ya lleva varios años a la venta. Actualmente su precio se sitúa en 675.000 euros. Se trata de una casa señorial construida en el siglo XVIII que necesita una importante inversión para ser reformada. Tiene 2.455 metros cuadrados construidos que se erigen en una finca de 10.000. Capilla, cruceiro o el hórreo completan la propiedad.

La mansión de los Duques de Terranova cuenta con 144 ventanas. Su parcela tiene 37.000 metros cuadrados de superficie. Iñaki Abella

Regresando al sur de Vilagarcía, cerca del Pazo O Lagar se encuentra una casona por 550.000 euros que ocupa una peculiar y extensa parcela (de 4.244 m2) en forma de triángulo, cerrada con un muro de piedra que recorre la avenida de Cambados, Benigno Santos y Bouza de Abaixo. La casa, de 711m2, fue construida en 1890 y requiere una profunda restauración.

El Pazo de San Antonio do Pousadoiro lleva varios años a la venta. Ahora se ofrece por 675.000 euros. Iñaki Abella

Si descendemos hacia el litoral de Vilaxoán y continuamos por orillamar nos encontramos con una casa de color naranja en Ferrazo que en su día fue residencia de la familia Jaureguízar. El inmueble se levantó en una finca de 1.512 m2 que puede destinarse a uso residencial o bien industrial. La inmobiliaria no concreta el precio en su página web.

Esta finca triangular en Vilaxoán da a tres calles, entre ellas avenida de Cambados y Benigno Santos. Iñaki Abella

Siguiendo ese itinerario por la fachada marítima llama la atención la mansión de los Duques de Terranova, también conocida como “la casa de las mil ventanas” (tiene 144 exactamente), que fue ordenada construir por el duque de Medina de las Torres entre 1881 y 1882 con el propósito de agasajar a Alfonso XII. La parcela tiene 37.000 metros cuadrados.

Damos un salto en dirección norte hasta la avenida Rosalía de Castro, donde se vende una casa de piedra de dos plantas que hace confluencia con Colón por 450.000 euros y la de Villa Güimil, camino a Carril, por 350.000. Esta última solo conserva en pie las fachadas. En A Rosa, un chalé granate y amueblado de 350 metros cuadrados justo enfrente de Cortegada busca comprador por 380.000 euros.

Compartir el artículo

stats