Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las depuradoras vuelven a advertir: el marisqueo se tambalea

Los "rañeiros" atraviesan momentos difíciles. Noé Parga

El marisqueo ha perdido capacidad de producción, sobre todo en Arousa, hasta situarse en niveles preocupantemente bajos.

Esto impide exportar bivalvos, a excepción de la cornicha o almeja blanca (Spisula Solida) que se destina al mercado portugués.

Una merma en la productividad que, al mismo tiempo, alienta la importación de especies como la babosa desde el país vecino.

El problema no está tanto en adversidades meteorológicas u otros aspectos semejantes, pues si bien pueden influir, la principal causa del declive puede ser una deficiente planificación de la actividad.

Así lo considera la Asociación Gallega de Depuradores de Moluscos (Agade), formada por medio centenar de empresas y capaz de generar 400 millones de euros al año.

56

El libre marisqueo se queda sin oxígeno en Arousa M. Méndez

De este modo responde a las críticas de algunos patrones mayores que, prácticamente, culpaban de la crisis a los propios depuradores, además de justificar la escasez de producto achacándola a factores como el cambio climático.

Agade salta a la palestra para contestar y posicionarse ante la pésima campaña de libre marisqueo iniciada el día 18 en Arousa.

Y lo hace abundando en reflexiones y recomendaciones ya planteadas en el pasado por quien fue su presidente, Roberto Fariña (Tito), quien decía que de nada sirve disponer de una gran producción de almeja en noviembre si el consumidor la demanda en Navidad o verano.

35

Las mariscadoras de Carril, al rescate de bivalvos en la playa de Compostela Iñaki Abella

El ya expresidente animaba a las cofradías a replantearse su forma de trabajar, y eso es lo que hace ahora la nueva directiva de Agade, encabezada por Dolores del Río.

Desde la misma recuerdan que ya alertaron de esta situación al propio sector en repetidas ocasiones “durante los últimos años” y aseguran que “los datos de primera venta confirman alarmantes descensos productivos”.

Baste como ejemplo, aduce la patronal, que la babosa tuvo una producción media anual en el periodo 2001-2020 de aproximadamente 596 toneladas, y sin embargo, en el presente ejercicio se limita a 127 toneladas.

Abundando en esto, puede indicarse que la producción de babosa llegó a superar las 819 toneladas en 2010, para generar por ello casi 11 millones de euros; ingresos similares a los de 2007 (678 toneladas) y 2016 (666 toneladas de babosa).

Un mariscador de a flote selecciona y recoge las capturas de su “raño”. Noé Parga

Pero ha ido a menos, con 610 toneladas en 2017 (9 millones de euros), 501 toneladas en 2018 (7 millones), 494 en 2019 (8 millones), 381 el año pasado (7 millones) y las citadas 127 toneladas de babosa del presente ejercicio (3 millones).

En base a todo ello, Agade no solo vuelve a reclamar un cambio de rumbo para recuperar la producción de bivalvos como éste en Galicia, sino también la incorporación productiva de otras especies, en ambos casos para tratar de satisfacer la creciente demanda que llega de todo el mercado europeo a las depuradoras gallegas.

Se trata, en definitiva, de “dar un nuevo y fuerte impulso a la cadena productiva”. Y cuando lo plantea piensa en los mariscadores de a flote o “rañeiros” que padecen las consecuencias de la pésima campaña de libre marisqueo actual.

Sugieren que los “rañeiros” entonen el “mea culpa” y valoricen sus bancos

Los empresarios de la depuración y comercialización de moluscos bivalvos en Galicia instan a las cofradías y agrupaciones de mariscadores a lograr “una mejor interpretación del medio y del laboreo en zonas productivas donde es más que necesario un cambio de estrategia”, como pueden ser los bancos explotados en la campaña de libre marisqueo, actualmente en peor estado que nunca.

El objetivo, insiste Agade, debe ser “poner en valor zonas actualmente improductivas y, sobre todo, hacer una profunda reflexión sobre qué está sucediendo en ellas”, especialmente en las que otrora fueron auténticos paraísos para el marisqueo y ahora claman al cielo.

Porque la preocupante situación de bancos como Os Lombos do Ulla nada tiene que ver con el “excelente estado de salud” de zonas como las explotadas por la cofradía de Noia e “importantes bancos de marisqueo a pie en Arousa”.

Esto es tanto como decir que el pésimo estado de los del libre marisqueo “no puede achacarse únicamente a causas medioambientales o al cambio climático”, ya que de ser así, toda la ría estaría igual de mal, y no es el caso.

Es por ello que Agade lanza un claro mensaje a los representantes del sector “encargados de gestionar los principales bancos marisqueros”, instándolos a adoptar medidas “con el objetivo de ponerlos en valor y obtener un volumen mínimo que garantice el futuro para este sector, históricamente tan arraigado a las economías del litoral”.

Sin citarla, Agade se refiere a la asociación Rañeiros da Ría, que es la entidad encargada, precisamente, de gestionar el libre marisqueo y cuyo principal sustento son las cofradías de A Illa, Vilanova, Cambados y O Grove, después de que los otros ocho pósitos existentes en Arousa decidieran darle la espalda.

“Claro que hay importación; como la había cuando algunos cesaron la actividad para cobrar ayudas”

Cuando algunos patrones mayores de Rañeiros tratan de justificar la escasez de bivalvos y evitar que se relacione con una sobreexplotación o mala planificación de los bancos marisqueros, los depuradores replican que “siempre existió esa importación a la que aluden”.

"Tito" Fariña, en su depuradora. Iñaki Abella

Y espetan: “Es la misma importación que nos permitió abastecer a un mercado nacional de 50 millones de habitantes mientras gran parte del sector productor estaba en cese de actividad, percibiendo unas ayudas COVID que algunos siguen cobrando aún ”.

Al hacer este reproche, la depuración aduce que desde Agade “se advirtió insistentemente durante los últimos meses sobre el enorme daño que comportaba desabastecer el mercado español, incidiendo en que otros países de la UE se estaban posicionando con fuerza en un mercado que históricamente tenía como referente a Galicia”.

Dicho de otro modo, que a raíz del descenso de la producción de almeja y otros bivalvos, los depuradores advirtieron de que productores de países como Portugal comían terreno a los gallegos, de ahí que la patronal, entonces presidida por Roberto Fariña, insistiera en la necesidad de aplicar un cambio de estrategia en el seno de las cofradías y agrupaciones de mariscadores de la comunidad.

La zona de producción portuguesa.

A modo de ejemplo, en los contactos que ha mantenido “de forma fluida” con los productores “desde hace meses” les ha trasladado “todo tipo de propuestas en este sentido”, reclamando “que se adapte la producción a los momentos de mayor consumo, como pueden ser verano y Navidad, en lugar de querer colocar el producto en noviembre o marzo”.

Aguantar el producto en la arena puede tener consecuencias irreparables

Agade advierte al sector de que hay pérdidas evitables que afectan tanto a los mariscadores como a los propios depuradores.

96

Arousa, cuna del marisqueo Faro de Vigo

Abunda así en algo expuesto también hace semanas por su expresidente, Roberto Fariña, cuando reclamaba a las cofradías un cambio de estrategia.

Lo que hace la patronal es reiterar que, como bien saben los mariscadores, las pérdidas de producción pueden ser notables, un invierno tras otro, a causa de las riadas y/o el descenso de salinidad en las rías.

Contra esos fenómenos naturales no se puede luchar, pero sí se pueden prevenir los daños que causan.

Así lo entiende Agade cuando advierte de que “aguantar el producto en las zonas productivas con el fin de esperar a la cotización más alta está provocando enormes pérdidas en toda la cadena de producción, depuración y comercialización”.

Esto es tanto como decir que si el mariscador se arriesga a mantener la almeja enterrada en la arena, a la espera de que el precio pueda subir, se expone a que la mortandad masiva que producen las riadas acabe con todos su “ahorros”.

Compartir el artículo

stats