Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Misas, pulpo y vino joven, el cóctel que siempre ofrece la romería de San Simón

El pulpo volverá a ser uno de los grandes atractivos de San Simón después de la pandemia. Noé Parga

Es una de las grandes romerías de la comarca de O Salnés, cuyos atractivos ya eran apreciados por Ramón del Valle-Inclán, que acudía a ella a escuchar los romances de ciegos. La romería de San Simón ya clienta sus fogones para convertirse en un punto de encuentro entre la religión y el mundo de la gastronomía. Alrededor de la pequeña capilla de San Simón se articula todos los años una fiesta en la que el principal atractivo es poder combinar la devoción religiosa con la degustación de un buen pulpo, regado con el primer vino joven tinto de la cosecha del año anterior.

Aunque la fiesta comienza mañana, durante toda la semana se han venido celebrando actividades religiosas en la pequeña capilla, situada a los pies de la PO-531, con misas prácticamente diarias. Tanto el campo de la fiesta, habilitado en terrenos municipales situados en el polígono industrial, como las parcelas próximas a la pequeña capilla ya están ocupados por toldos de degustación que, mañana, a primera hora, comenzarán a encender unos fogones que ya no se apagarán hasta el domingo.

Aunque la situación pandémica ha mejorado notablemente, la comisión es consciente de la situación, por eso la fiesta va a ser mucho más modesta que años anteriores en lo que a actuaciones se refiere con el fin de evitar grandes masificaciones. Así, mañana está previsto un pasacalles a cargo de la charanga Noroeste. La verbena se celebrará el sábado ,a las 22.00 horas, con la orquesta La Oca Band. El domingo tendrá lugar la misa solemne en el campo de la fiesta, una tradición desde su traslado a esos terrenos. La comida estará amenizada por la charanga Mil 9.

Compartir el artículo

stats