Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La abundancia de alimento revoluciona a los delfines

Llamativa imagen que muestra a cuatro machos y una hembra de arroaz saltando a la vez, en aguas de Arousa. BDRI

Los delfines, sobre todos los mulares o arroaces, se muestran especialmente bulliciosos desde hace días, con acrobáticos movimientos entre bateas y notables agregaciones de individuos, tanto adultos como crías.

Parece que la abundancia de alimento, tanto fuera como dentro de las rías, los ha animado más de lo habitual, favoreciendo la socialización y la formación de importantes manadas.

53

El estudio de los delfines en las Rías Baixas Manuel Méndez

En las Rías Baixas se vieron esta semana grupos formados por hasta cuarenta individuos, tal y como confirma el Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI; por sus siglas en inglés).

Este comportamiento hizo posible seguir adelante con las diferentes líneas de investigación abiertas en el centro que dirige Bruno Díaz López, al igual que propició la toma de impactantes imágenes con las que vuelve a queda puesto de manifiesto que los arroaces gallegos son unos magníficos saltadores y que les encanta demostrarlo con frecuencia.

Cabe destacar que entre los grupos de delfines más importantes están los localizados en la ría de Arousa, donde las bateas de cultivo de mejillón siguen funcionando como despensas de alimento y algunas madres usan sus resguardadas aguas como una especia de guardería en la que enseñar a sus retoños cómo empezar a valerse por sí mismos.

42

El estudio de los delfines genera refrescantes imágenes Manuel Méndez

Ni que decir tiene que el estudio de los delfines, por tierra y mar, se complementa con el centrado en las ballenas, en este caso al abrigo del proyecto “Balaenatur” y las salidas del BDRI fuera de la ría de Arousa, donde tiene su base este centro.

A este respecto, hay que insistir en que los avistamientos de cetáceos siguen siendo más que meritorios, especialmente en el caso de las ballenas azules.

Por cierto, que entre los investigadores y/o estudiantes de todo el mundo que llegan a estas instalaciones asentadas en O Grove no solo los hay centrados en el mundo de los mamíferos marinos.

También acuden jóvenes que aprovechan los recursos de que dispone el BDRI para desarrollar acciones vinculadas a la ornitología.

Compartir el artículo

stats