Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilaxoán y Sobradelo protestan por el desvío de los camiones que antes iban por Canelas

Alumnos del Cotarelo circulan por la carretera porque no tienen aceras. | // IÑAKI ABELLA

La apertura del paseo marítimo de Canelas, en Vilagarcía, y la prohibición del paso de los camiones por esa zona ha tenido un efecto indeseado para numerosos vecinos de Sobradelo y Vilaxoán. Y es que esos vehículos pesados circulan ahora por calles muy habitadas o en las que las condiciones de seguridad para los peatones y los demás vehículos son malas por la falta de aceras o la existencia de curvas cerradas. Las asociaciones de vecinos de ambas localidades han solicitado al Ayuntamiento la adopción de medidas que mejoren la situación.

Cruce de la calle Ameixeiras con la PO-549. | // IÑAKI ABELLA

En Sobradelo, de la noche a la mañana, se han encontrado con decenas de camiones atravesando el corazón de una urbanización de chalés unifamiliares, en la que también se encuentran la guardería, el campo de fútbol y el instituto Armando Cotarelo Valledor. Los vecinos de ese barrio están molestos por la nueva situación y preocupados ante la posibilidad de que se produzca un accidente.

La asociación de vecinos de Sobradelo conoce la problemática, pero saben que, “tiene difícil arreglo”, pues la zona natural de paso de los transportes pesados era precisamente Canelas, y ahora está vedada a estos vehículos. Por ello, el colectivo solicita que, al menos, se corrijan los graves problemas que se están produciendo ahora en el conocido como cruce de Ameixeiras -una de las salidas de Sobradelo hacia la carretera general PO-549-, pues en esa zona no hay aceras ni regulación alguna de tráfico.

“Hay veces que vas por la carretera general y no te queda más remedio que pararte en medio para dejar salir a los camiones que están en el cruce”, afirma el presidente vecinal, Anxo Lúa. Por ello, urgen la construcción de aceras (por esa zona pasan a pie muchos alumnos del instituto) y que se regule el cruce con un semáforo, coordinado con los demás de la PO-549.

Un camión circula por Canelas, cuando todavía estaba permitido. | // CEDIDA

También hay quejas en Vilaxoán. Cándido Meixide, de la plataforma Esperta Vilaxoán, sostiene que muchos vehículos pesados salen ahora hacia O Rial por la calle que sube desde la antigua nave de Peña. El problema es que esa carretera tiene un par de curvas complicadas, y se producen situaciones de riesgo de accidente, porque los camiones invaden parte del carril contrario.

Meixide también alerta de las condiciones de seguridad de los peatones, puesto que desde donde está Peña hasta la mitad de la calle no hay aceras ni arcenes, y la iluminación es además bastante escasa. Finalmente, demanda obras de calmado del tráfico, para evitar excesos de velocidad y de ruido. “Es urgente urbanizar esa zona”, advierte Meixide. Y más ahora.

Reunión de los vecinos con la edil Paola María

La asociación de vecinos de Sobradelo se reunió ayer en Ravella con la concejala de Urbanismo, Paola María Mochales, para abordar precisamente la posible mejora del cruce de Ameixeiras. La edil indicó que por ahora no se pueden construir las aceras porque antes hay que ejecutar el aval bancario de la promoción que se estaba haciendo en la zona y que se interrumpió sin ceder los terrenos al Concello.

En lo que respecta a la posibilidad de instalar un semáforo, la edil se comprometió a gestionar para dentro de un par de semanas una entrevista con un técnico de la Xunta, para abordar entre las tres partes la posibilidad de colocar uno y coordinarlo con los demás.

Finalmente, Paola María comunicó a los representantes de los vecinos que próximamente se hará una obra de reurbanización del barrio de Vilaboa en el entorno de la fuente.

Compartir el artículo

stats