Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatrocientos barcos en el arranque del libre marisqueo

Libre marisqueo en Arousa. Noé Parga

Esta mañana comenzaba una campaña de libre marisqueo en Arousa que nace rodeada de polémica y con pobres expectativas, teniendo en cuenta la escasez de producto que parece haber en bancos marisqueros como los de Cabío, O Bohído y Os Lombos do Ulla.

Parecen ser testigos de este inicio los cerca de seiscientos rañeiros o mariscadores de a flote que se enrolaron en las algo más de cuatrocientas embarcaciones participantes.

Al menos esas son las que se despacharon esta mañana para realizar la actividad, según transmitieron las cofradías de pescadores a la Consellería do Mar.

Con Os Lombos do Ulla atravesando su peor momento, un año más, solo setenta barcos fueron despachados para acudir a esta, otrora, importante zona de faena.

13

LIbre marisqueo en Arousa

La consecuencia inmediata es que, de nuevo, la mayor parte de la flota (203 naves) puso rumbo a la sobreexplotada zona de libre marisqueo de O Bohído, a caballo entre la costa de A Illa, Cambados y Vilanova.

A estas embarcaciones se sumaron las 43 despachadas para trabajar en Cabío, en la costa de A Pobra do Caramiñal, mientras que las 96 restantes que ayer estaban autorizadas para acudir a las zonas comunes de la ría se repartieron por otros bancos de menor calado repartidos por toda ella.

Oficialmente, esta nueva campaña de libre marisqueo vuelve a zarpar “a las órdenes” de la asociación Rañeiros da Ría, aunque hay que insistir en que ya solo cuatro cofradías arropan a la entidad, como son O Grove, Vilanova, A Illa y Cambados, mientras que las otras ocho existentes en Arousa, entre ellas algunas tan importantes como Carril, Rianxo, Aguiño y Ribeira se fueron apartando poco a poco de ese colectivo. Y no solo no comparten su labor, sino que piden a la Consellería do Mar que le quite el timón.

Compartir el artículo

stats