Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La marcha de médicos del Hospital do Salnés deja Pediatría en la cuerda floja

Una protesta del sindicato Prosagap contra la eventualidad, en marzo pasado Noé Parga

El servicio de Pediatría en el Hospital do Salnés está en la cuerda floja, puesto que solo hay tres médicos para realizar las guardias, de los cuales dos tienen reducción de jornada, y el tercero está contratado para trabajar únicamente ocho días al mes, eso sí, en maratonianas jornadas de 24 horas.

Sindicatos sanitarios como Prosagap y CESM han alertado sobre la delicada situación que está atravesando el servicio, y piden a la gerencia del área sanitaria Pontevedra-O Salnés que dé mayor estabilidad laboral a los pediatras que encuentre, al entender que es la única manera de evitar que se vayan a trabajar fuera en cuanto les ofrecen un contrato un poco más largo.

Una delegada de Prosagap (Profesionais da Sanidade Galega Pública) asume que, en efecto, los pediatras son de los especialistas más escasos en Galicia, pero que en el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés se da el problema añadido de que no se les ofrecen condiciones laborales mínimamente estables, con lo cual se marchan a la mínima oportunidad.

“Hay médicos en esta área sanitaria firmando contratos de mes en mes. Así es imposible planificar nada en la vida. Así que como venga otra área y les ofrezca un contrato de seis meses, ya se van”, declaran en Prosagap. Por ello, emplaza a la gerencia de Pontevedra a que, “busque una solución para que la gente no se nos vaya”.

El área sanitaria está haciendo contratos por guardias y por meses sueltos

decoration

Ramón Barreiro, que es el presidente de la delegación gallega de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) se expresa en términos similares. “Es cierto que hay un déficit brutal de profesionales de Pediatría. Pero es que además no se está haciendo nada por fidelizar a los pocos candidatos que hay. Con las condiciones que se les están ofreciendo, o no vienen a trabajar aquí, directamente, o se marchan en cuanto les ofrecen una mínima mejora laboral”.

Trasladar los partos

La falta de profesionales suficientes para sostener el servicio tiene como primera consecuencia que la gerencia tiene que hacer números para tener todas las guardias cubiertas. En alguna ocasión, acuden pediatras de Atención Primaria; otras se recurre a contrataciones temporales; en alguna ocasión, incluso acudió a O Salnés el jefe de servicio de Pontevedra.

La segunda consecuencia de esta situación es que llegará un momento en que haya turnos sin cubrir en el Hospital. Esto significa que para habrá ocasiones en que los niños que entren por Urgencias no puedan ser atendidos por especialistas en medicina infanto-juvenil.

El Hospital do Salnés es el único de Galicia que tiene la antigua acreditación de "Amigo de los Niños" Noé Parga

Además, la carencia de pediatras puede tener consecuencias directas en otro servicio, como es el de Obstetricia, puesto que es necesario que haya un pediatra en el momento del parto, y si no lo hay, habría que desplazar los partos a Pontevedra. Finalmente, si la situación se enquistase también peligraría la acreditación IHAN (Iniciativa para la Humanización de la asistencia al nacimiento y la lactancia, el antiguo sello Hospital Amigo de los Niños), impulsada por Unicef y la OMS. “Somos el único hospital de Galicia que tiene esta acreditación -apuntan desde Prosagap-, pero después en la práctica estamos dejando marchar a los ginecólogos y a los pediatras”.

Los sindicatos médicos que denuncian esta situación están convencidos de que hay solución, pero que hay que ponerle verdadera voluntad. Y eso es precisamente lo que no perciben en la gerencia del área. “No se ven ganas de verdad de resolver el problema”.

“Hay gente que hace hasta ocho guardias al mes; por muy joven que seas, eso termina agotando a cualquiera”

Las fuentes sindicales consultadas señalan que Pediatría cuenta actualmente con cuatro profesionales: el jefe de servicio, que está exento de guardias entre otras razones por su edad; dos interinas con reducción de jornada; y una médica que hará ocho guardias mensuales, de 24 horas ininterrumpidas cada una. Ramón Barreiro, de CESM, opina que este régimen de guardias es inasumible.

“Por mucho ímpetu que tengas o muy joven que seas, eso termina agotando a cualquiera”. Este sindicato ya remitió a principios de septiembre pasado una carta a la gerencia, solicitándole un cambio de modelo en las contrataciones, para evitar el goteo constante de especialistas que se dejan seducir por otros destinos donde les ofrecen unos contratos un poco más estables. Para CESM y Prosagap hay que evitar los contratos por guardias o meses sueltos, que son, según ambas centrales, los que más se están haciendo.

Además, añaden, disponer de una plantilla, “estable y bien dimensionada” evita la actual sobrecarga de trabajo y también redunda en un mejor servicio para los pacientes. Ya pensando a medio y largo plazo, los sindicatos alertan de que los problemas que está padeciendo la sanidad pública actual por la falta de profesionales se agudizará dentro de no muchos años si no se toman medidas. “En unos años se va a jubilar mucha gente, y no tenemos recambios suficientes. Es necesario incrementar las plazas MIR en varias especialidades”, concluye Ramón Barreiro.

Dos ginecólogos y tres cirujanos menos

Desde Profesionais da Sanidade Galega Pública (Prosagap) manifiestan que el servicio de Pediatría es el que se encuentra en una peor posición en la actualidad, pero que la fuga de médicos es generalizada, y que afecta a otras especialidades. Así, por ejemplo, afirman que en los últimos meses dejaron el Hospital do Salnés tres cirujanos. También está previsto que a lo largo de este mes de octubre se marchen dos ginecólogos.

Las bajas por causa de salud o maternales que no son cubiertas con sustitutos también debilitan sus respectivos departamentos. Para Prosagap, para mejorar la situación bastaría con que los gestores del área sanitaria tuviesen clara la receta del cambio y la aplicasen.

“El trabajo es el trabajo, y la vida es la vida, y no podemos permitir que se nos sigan escapando profesionales. En ningún área sanitaria está pasando esto. En todas ellas hacen todo lo posible por atar a los médicos... Hagámoslo también nosotros, y cuando tengamos un candidato amarrémoslo, ilusionémoslo”. En los últimos concursos de traslados fueron varios los médicos del Hospital do Salnés que solicitaron nuevos destinos, mientras que otros han renunciado al encontrar en otras comarcas empleos con más visos de futuro.

Compartir el artículo

stats