El alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, sigue considerando que la frase “chacha para todo del anciano Caballero”, dedicada a la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, es libertad de expresión, por eso sus asesores jurídicos van a recurrir la sentencia emitida por la Audiencia Provincial ante el Tribunal Constitucional, presentando un recurso de amparo.

Desde el Concello de Vilanova emitieron esta mañana un comunicado en el que se señala que “entendemos que la sentencia vulnera el derecho fundamental a la libertad de expresión de Gonzalo Durán, consagrado en el artículo 20 de la Constitución Española, por eso interpondremos este recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional”. Además, en caso de que el Constitucional llegue a la misma conclusión que el juzgado de primera instancia y la Audiencia Provincial, que la frase tiene un alto contenido sexista y machista, Durán ya tiene preparado su siguiente paso, que será el de recurrir ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ya que “el derecho a la libertad de expresión está previsto y tutelado por los diversos tratados internacionales en materia de derechos humanos, de los que es parte el Reino de España”. Al regidor vilanovés le ha pillado esta sentencia de vacaciones y alejado de Vilanova, pero aún así, asegura que va a seguir “luchando por mi derecho a la libertad de expresión”.

La petición de dimisión lanzada desde el PSOE, por enésima vez por este tema, también va a caer en saco roto, ya que Durán no piensa abandonar su cargo como alcalde del municipio.

Gonzalo Durán llamó “chacha para todo del anciano Caballero” a Carmela Silva durante una rueda de prensa sobre la paralización del proyecto de ampliación de la carretera de Baión. No era la primera vez que soltaba un improperio de estas características dedicado a la presidenta de la Diputación, pero en esta ocasión la reacción fue muy diferente. La indignación llegó hasta las calles, con protestas y con el PSOE reclamando la dimisión del regidor y advirtiendo que llevaría esas palabras al juzgado al considerarlas “de un machismo deleznable”. Lejos de dar marcha atrás en sus palabras, Durán las mantuvo, lo que le llevó directamente al juzgado. Lo que sucedió después es que el vilanovés ha sido condenado, en primera instancia y por la Audiencia.

Primera condena a un alcalde en Galicia por insultar a una rival política

Es la primera vez que una sentencia firme condena a un alcalde en Galicia por insultar a una rival política por el mero hecho de ser mujer. Ese dato era resaltado ayer por el secretario xeral del PSdeG-PSOE en la provincia de Pontevedra, David Regades, que apuntaba todavía más arriba para señalar directamente a Alberto Núñez Feijóo como el máximo responsable de esta situación. “Esta sentencia no desacredita solo a Durán, sino que también lo hace con el presidente de la Xunta y con el Partido Popular mientras el condenado no dimita”, señala.

El responsable socialista incide en ese hecho, en que “cada día que pasa y Feijóo permanece en silencio, permitiendo que Gonzalo Durán continúe gobernando con carné del PP mancha un poco más estas siglas; el PP no puede dar cobijo a un señor condenado por machismo”. Regades apela a la Consellería de Igualdade que queda en una “situación insostenible ante lo ocurrido, sobre todo porque todo el discurso articulado por la Xunta en favor de la igualdad está ahora mismo con la credibilidad por el suelo”.

Los socialistas recalcan que los insultos machistas, sexistas, ofensivos y vejatorios de Durán son ya “hechos probados y, como determinó el tribunal, nada tienen que ver con la libertad de expresión, sino con un intolerable ataque personal contra Carmela Silva por su condición de mujer; Feijóo a debería haber apartado al alcalde de Vilanova cuando profirió esos insultos, tuvo una segunda oportunidad con la sentencia en primera instancia y, ahora, le llega un auténtico ultimátum todavía más duro que el primero”.