Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tensión en el mercado de Cambados tras un control policial a un grupo de vendedores

El jefe de la Policía Local, Alejandro Falcón, conversa con los vendedores afectados, ayer. | // IÑAKI ABELLA

El mercado de Cambados vivió ayer otra mañana de tensión, después de que agentes de la Policía Local acudiesen a identificar a un grupo de vendedores que montaron sus puestos en la acera del paseo marítimo (entre As Goritas y Peña), cuando hasta ahora lo estaban haciendo pegados al mar.

Una dotación de la policía municipal acudió al mercado a las 12.30 horas, y tras intercambiar algunas impresiones con los afectados, identificó a una quincena de ellos solicitándoles la documentación, según datos proporcionados por los feriantes, puesto que el Concello afirma que únicamente se identificó a 11 personas. Los feriantes están muy preocupados, porque temen que esta situación derive en sanciones económicas.

Charlín asegura que la identificación no derivará en sanciones, y que se hizo para evitar el intrusismo de vendedores sin licencia

decoration

Por ello, al término del mercado anunciaron que presentarán por registro una petición de entrevista con la alcaldesa, Fátima Abal, y con el concejal de Facenda, Xurxo Charlín, para intentar reconducir la situación. Sostienen que el problema se puede resolver, “con coherencia y sentido común”, y que además la ley les da la razón. Sobre esto último, apelan a las normas en vigor de la Consellería de Sanidade, que, según ellos, permite ocupar toda la superficie del mercado desde el pasado sábado, y solo obliga a mantener una distancia interpersonal de metro y medio.

Mientras, Xurxo Charlín explicó en declaraciones a FARO que la identificación de los vendedores no tiene afán sancionador, y que se hizo únicamente para evitar que monten puestos personas que carecen de licencia. Charlín afirma que, en efecto, la Xunta ha relajado las restricciones relativas al mercado, por lo que a partir de ahora se permitirá a los ambulantes desplegar sus puntos de venta en la acera, que es lo que ellos pretenden. Pero añadió que, “cuando se produce una reordenación en los mercados siempre hay gente sin licencia que intenta ocupar huecos que quedan libres, y eso no lo vamos a permitir”.

Según Charlín, la finalidad del control policial de ayer fue precisamente ese, evitar el intrusismo de vendedores sin permiso. “La prueba de ello es que hoy (por el mercado de ayer) se fue ya después de las doce del mediodía y no se le pidió a nadie que desmontase y montase en la parte de abajo”.

Los ambulantes se sienten discriminados, pues afirman que el Ayuntamiento tolera irregularidades en otras zonas del mercado

decoration

Por ello, el concejal afirma que, “no se va a sancionar a nadie que tenga licencia”, y que a partir de ahora ese grupo de ambulantes podrá volver a la parte posterior del paseo marítimo. “Antes no lo podíamos autorizar porque la normativa de la Xunta no lo permitía. Pero esa normativa cambió el sábado, por eso ahora sí se autoriza”.

Eso sí, Charlín también aclaró que la ubicación definitiva aún puede cambiar, porque hay que hacer un nuevo padrón y una nueva planimetría de la feria.

Trato igualitario

El gestor que está asesorando a los vendedores, y que ha pedido mantenerse en el anonimato, sostiene que, “el Concello dijo que se resolvería el problema en cuanto la Xunta de Galicia relajase las normas del COVID, pero no lo ha hecho”. Sobre esto, argumenta que las normas que están en vigor desde el sábado pasado son mucho más laxas en los mercados de menos de 250 puestos, y que ya no obligan a mantener distancias de separación entre los puestos. Por ello, les sorprendió el control policial de ayer, “porque amedrenta a la gente”.

El asesor sostiene que hay un decreto municipal en el que se estipulan unas distancias mínimas (seis metros entre frente y frente, y tres metros entre laterales), pero añade que este decreto tiene que trasponerse a la normativa superior, que es la de la Consellería de Sanidade. De hecho, añade, en el propio texto municipal se indica en su apartado final que deberán seguirse las recomendaciones y la normativa de las autoridades sanitarias. “Nosotros entendemos que la ordenanza superior de la Xunta ya habilita a los vendedores para volver a sus puestos. Pero si aún así el Ayuntamiento quiere sacar un decreto aclaratorio, que lo haga, pero que lo haga cuanto antes. Los bares, las cafeterías y las discotecas no tienen que esperar por ningún decreto del Concello para trabajar, se rigen por lo que marca la Xunta y ya está”, sentenció el gestor.

Además, los vendedores están muy molestos con el Concello, puesto que según ellos los está discriminando a sabiendas. A este respecto, aducen que la administración quiere ser estricta con ellos, y mantenerlos junto al mar para que haya distancia de seguridad con los otros puestos.

“Pero en el mercado hay más zonas donde no se guardan ni los seis metros de separación entre frontales ni los tres metros entre laterales, y ahí el Ayuntamiento no dice nada ni manda a la Policía Local… Las normas son para todo el mercado. No queremos ser más que nadie, pero menos tampoco”.

La misma ubicación desde el inicio de la “desescalada”

Cuando volvieron a celebrarse los mercados, tras el confinamiento, un grupo de ambulantes fue reubicado en la parte baja del paseo marítimo de Cambados, pegados al mar. El Ayuntamiento tomó esa decisión para que entre los frontales de cada puesto de venta hubiese una distancia de seis metros. Y así estuvieron durante más de un año, pese a que muchos estaban a disgusto, pues sostienen que venden mucho menos y que los días de mal tiempo incluso les vuela mercancía al mar.

Sin embargo, en las últimas semanas, estos ambulantes han reclamado volver a su antigua ubicación, sobre la acera de la parte superior del paseo marítimo, y ante la falta de respuestas satisfactorias por parte de la administración local, han regresado a esta ubicación por su cuenta y riesgo desde el miércoles de la semana pasada. Argumentan que la situación sanitaria es ahora mejor, y que del mismo modo que se han relajado las restricciones para muchos sectores económicos, también ellos tienen derecho a regresar a su zona anterior.

Compartir el artículo

stats