Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pintadas que tensan la relación vecinal en el cementerio de Vilariño

La pintada argumenta que las obras están paradas por falta de pago de algunos propietarios. | // I. ABELLA

La aparición de unas pintadas en el cementerio de Vilariño ha reabierto la polémica entre algunos propietarios y la asociación que vela por el buen estado y conservación de la instalación. Sobre uno de los muros que delimita el camposanto apareció la frase “La asociación paraliza las obras mientras no paguen el resto de propietarios. Gracias”.

Esta expresión ha sido entendida como un ataque en toda regla para un número de propietarios, alrededor de una veintena, que expresan que su única intención es solicitar “transparencia en el procedimiento de las obras”.

Según los propietarios que todavía no han pagado las obras proyectadas se subraya su postura a favor de realizar las obras de mejora en el cementerio, pero con la única petición de conocer al detalle el proceso y la utilización del dinero que la asociación pide a los que integran el colectivo.

En esta misma línea, dejan claro desde el grupo de personas que aún no han abonado la parte solicitada que “se ha solicitado por escrito a la presidenta de la asociación del cementerio de Vilariño un resumen de la documentación, que creemos desde el primer día que debería ser pública si se quiere llevar adelante este proyecto con la mayor celeridad posible”.

Según los propietarios aludidos en la pintada no se les ha aclarado nada relativo “al proyecto de las obras a realizar, presupuestos que se barajaron, permisos, licencias, convenio de la subvención... Así como actas y estatutos de la asociación”.

Adelantos de dinero

Al respecto de la documentación requerida por escrito, matizan desde este colectivo contrario al proceder de la asociación que “también han reclamado verbalmente otros propietarios que a día de hoy ya pusieron parte o la totalidad del dinero requerido para la realización de las obras”. Del mismo modo recuerdan que su postura se fundamenta “en la negativa de la presidenta a enseñar documentación alguna”.

En otro de los puntos para defender su postura se aclara que “nuestras dudas vienen a consecuencia de contradicciones en algunas de las reuniones que se hicieron, a las cuales no fuimos convocados todos los propietarios”. Algunas de las dudas que apuntan son en relación a la propiedad del terreno, a la naturaleza del convenio firmado con el Concello para la subvención para las obras o si la actuación se inició con todos los permisos en regla

Sin agua en las instalaciones.

El clima de confrontación, sumado a que la paralización de las obras ha dejado el cementerio “en muy malas condiciones y sin agua”, se ha visto agravado por la aparición de una pintada de la que los propietarios reconocen que desconocen a su autor, pero que “ya sobrepasa todos los límites”.

Asimismo, niegan cualquier responsabilidad sobre el estado actual del cementerio porque “lo único que pedimos es claridad y transparencia. La cantidad de dinero que se nos requiere es lo suficientemente importante como para que sea entendible que necesitemos tener la seguridad de que se está actuando correctamente y que no tengamos problemas posteriores”.

Compartir el artículo

stats