Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una ballena azul en Galicia por tercer año consecutivo

El BDRI presenta nuevos estudios sobre la presencia de las ballenas azules en la costa gallega. BDRI

Ya se describen en numerosas ocasiones, durante los últimos veranos, que las ballenas azules vienen para quedarse. Dicho de otro modo, que estos majestuosos mamíferos marinos tienen querencia por la costa gallega. A lo que hay que añadir que algunos no dudan en repetir la experiencia un año tras otro.

Viene esto a cuento de las investigaciones llevadas a cabo al abrigo del proyecto Balaenatur, que financia el Gobierno de España y ejecuta el Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI), con base en O Grove.

Su director ya advirtió con anterioridad de que las ballenas podrían estar trazando una ruta migratoria aún desconocida para la comunidad científica que las hace acercarse a la costa gallega, tanto si se trata de las portentosas azules como de rorcuales comunes, orcas o cualquier otra especie.

Abundando en ello, el propio Bruno Díaz López resalta ahora la identificación de una ballena azul que ya había sido vista en los dos años precedentes, es decir, que se confirma que estos ejemplares pueden recorrer decenas de miles de kilómetros a lo largo y ancho de los mares del mundo, pero siempre acaban volviendo a aguas de las Rías Baixas.

Avistamiento de cetáceos con el proyecto "Balaenatur".

Así pues, inciden en el BDRI, la localización de este ejemplar, al que han fichado como BM006-2019, constituye “una gran noticia, pues se confirma que a esta ballena azul le gusta visitar Galicia en estas fechas”. 

De forma más detallada que esta ballena azul fue identificada por primera vez en julio de 2019 y que volvió a ser localizada en septiembre de 2020. La técnica de fotoidentificación permite concluir que ha regresado a las mismas aguas hace solo unos días.

Su avistamiento puede entenderse también como una consecuencia del buen tiempo reinante durante los últimos días, ya que las condiciones meteorológicas y oceanográficas actuales “nos permiten llevar a cabo intensas jornadas de trabajo de campo”, explican Bruno Díaz y su equipo.

Fruto de ello también están tomando muestras “sobre el comportamiento acústico de los delfines”, que cuando el tiempo acompaña se muestra especialmente bulliciosos en rías como la de Arousa.  

Por cierto, que estas noticias sobre la labor del BDRI surgen solo unos días después de que presentara importantes estudios de relevancia mundial. Entre ellos el del doctor Oriol Giralt Paradell, centrado en el uso de estudios ecosistémicos para una adecuada gestión de las actividades pesqueras.

No menos importante resulta el trabajo de Ernesto Guacaneme, en este caso relacionado con el impacto del tráfico marítimo en el comportamiento de los delfines.

A lo que se suma el estudio del doctor Bruno Díaz López centrado en la ecología de las ballenas azules y rorcuales comunes en la costa gallega, dando a conocer “una gran cantidad de información que esperemos sea de gran utilidad para aplicar futuras medidas de conservación”.

Al mismo congreso, el de la Sociedad Española de Cetáceos, el BDRI acudió con estudios sobre la ecología y el comportamiento de los delfines en Galicia. Entre ellos el presentado por la doctora Séverine Methion, que habló de los factores que condicionan el tamaño de los grupos de delfines mulares.

Por su parte, Olga Mosca presentaba un estudio sobre la comunicación vocal de los delfines mulares, mientras que Nathalie Dunel Roig hablaba de la ecología de los delfines mulares pelágicos en la costa gallega.

Compartir el artículo

stats