Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Literatura de estreno en Cambados por tres

Cruz Martínez, durante su presentación, entre los escritores Ramón Caride (i.) y Domingo Tabuyo FdV

Un alumbramiento literario siempre es bien recibido, y esta semana en Cambados lo celebraron por tres. Los escritores Domingo Tabuyo y Ramón Caride organizaron con la colaboración del Ayuntamiento un ciclo de tres presentaciones literarias, en el que otros tantos autores arousanos hablaron de sus obras más recientes. El ciclo convirtió durante tres tardes la Casa da Calzada (nuevo hogar del museo dedicado al poeta Ramón Cabanillas) es un espacio consagrado a las letras.

Cerró las jornadas Cándido Duro Domínguez (Pontecesures, 1965), quien presentó su poemario “Luz do abrente outonizo”, un título extraído de la “Paseata arredor da morte”, el ensayo que Domingo García Sabell dedicó a la muerte.

El poeta pontecesureño Cándido Duro FdV

Cándido Duro empezó a publicar a finales de los 80, y la “Luz do abrente outonizo” (Editorial Medulia) es su sexto libro de poesía. Se trata de una obra en la que homenajea, “a gente del común, que destacó por su bonhomía y su generosidad”. También a vecinos que perdieron la vida de forma trágica. Así, por las páginas del poemario desfilan los poemas dedicados a la pareja de pontecesureños fallecidos en los atentados terroristas de Sri Lanka, a las víctimas del triple crimen machista de Valga, pero también a los pescadores de Pontecesures, a las “patifas” (vendedoras ambulantes de pescado, que recorrían las aldeas y que a menudo intercambiaban su mercancía por alimentos de la tierra), o su propia madre. “Se trata de poner a esta gente anónima en el pedestal que se merecen”, resalta.

Cruz Martínez es natural de Armenteira FdV

Cruz Martínez Vilas (Armenteira, Meis, 1960) presentó a su vez “Formigas vermelhas soterram-se no açucareiro”, un compendio de microrrelatos escritos con la norma ortográfica aprobada en Lisboa en 1990 para los países de la lusofonía. La obra está editada en el sello portugués Chiado.

Cruz Martínez, que lleva más de tres décadas afincada en Vigo, donde trabaja como sanitaria, ganó dos ediciones del premio de poesía Rosalía de Castro, y una del Manuel María. En esta ocasión, presenta una propuesta narrativa cimentada en relatos muy breves y con finales impactantes y que invitan al misterio. “Son finales abiertos, en los que cada lector puede darles su propia interpretación”. Las hormigas son elementos simbólicos que aluden al futuro -no siempre halagüeño- de los personajes.

Hernando Martínez Chantada Iñaki Abella

Finalmente, las Tardes de Libros celebradas en Cambados a lo largo de esta semana incluyeron la presentación de “Cruceiros de Ribadumia”, el trabajo más reciente de Hernando Martínez Chantada (San Martiño de Meis, 1940). El estudioso afirma que en el municipio hay algunas piezas de gran valor histórico y artístico, como uno existente en Rabuñade, en el que se incluye la representación pétrea del Descendimiento de Jesús. Según Chantada, esta iconografía aparece muy rara vez en los “cruceiros”, y de hecho solo conoce otros tres casos en Galicia: en Noia, en las ruinas de Santo Domingo, en Pontevedra, y en el famoso de Hío (Cangas).

Compartir el artículo

stats