Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las orcas y un tiburón blanco movilizan a Salvamento y a la comunidad científica

Algunos de los integrantes del BDRI que esta tarde peinaron la costa gallega en busca de orcas. FdV

Como las ballenas azules, los rorcuales comunes y tantos otros cetáceos que acuden, cada vez con más frecuencia y en mayor número, a la costa gallega, parece que las orcas también han encontrado en la plataforma continental un lugar en el que están a gusto, tanto para alimentarse como para realizar sus movimientos migratorios.

Esto hace que la comunidad científica permanezca más atenta que nunca, incluso montando guardia mar adentro –una vez rebasada la isla de Sálvora–, para tratar de localizar algún ejemplar y poder estudiarlo de cerca.

El accidentado encuentro entre un grupo de orcas y un velero inglés Extra Mile

Proyecto Balaenatur

Es lo que hicieron ayer, por ejemplo, los integrantes del Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI); el centro de investigación con base en O Grove que, con apoyo del Gobierno de España, desarrolla en Galicia el proyecto “Balaenatur”, centrado en el estudio de las ballenas blancas y la incidencia del cambio climático sobre los cetáceos.

Bruno Díaz López

Los biólogos y estudiantes del BDRI, dirigido por Bruno Díaz López, se situaron estratégicamente frente a la costa gallega tras haber realizado un cálculo para determinar cuándo podrían pasar por allí las orcas vistas hace días en el Estrecho de Gibraltar, y más recientemente cerca de A Guarda, donde causaron daños en un barco de recreo.

“El cálculo era bueno y pasaron por Galicia cuando se esperaba, pero no pudimos verlas porque el océano es inmenso y la visibilidad es casi nula a causa de la lluvia y el mar de fondo”, explicaba a media tarde de ayer, aún desde su barco.

Salvamento Marítimo

Mientras él y su equipo permanecían en el mar tratando de ver a esos majestuosos animales –tuvieron que conformarse con delfines, marsopas y calderones grises, que no es poco–, Salvamento Marítimo Fisterra, con base en Monte Enxa (Porto do Son), confirmaba que las orcas estaban cerca.

Lo hacía al informar de que una de sus embarcaciones de rescate había tenido que remolcar hasta el puerto de Ribeira (A Coruña) a un velero francés, de nombre “Le Sterne”, que había sufrido la rotura de su timón “tras la acometida de una orca”.

Parece que sucedió al filo de las 11.45 horas de ayer cuando la nave se encontraba, con tres tripulantes a bordo, a 1,5 millas al oeste de la isla de Sálvora.

El ataque de un grupo de orcas a un velero de la Armada en aguas de Galicia Foto: M.P. Vídeo: Cedido

La embarcación “Salvamar Sargadelos” remolcó al velero afectado por el encuentro con una orca hasta el club náutico de Ribeira, donde amarró a las 14.23 horas.

También en A Guarda

Al hablar de este episodio en Sálvora también hay que incidir en que se trata del segundo incidente similar en poco más de 24 horas” toda vez que el velero británico “Extra Mile”, con dos tripulantes a bordo, también sufrió el jueves la cometida de orcas –puede que las mismas– cuando se encontraba a unas cinco millas al noroeste de A Guarda (Pontevedra).

Salvamento Marítimo confirmó que la embarcación británica también sufrió la rotura del timón, por lo que solicitó asistencia para ser remolcada hasta la costa.

También el tiburón blanco parece estar cerca: primer avistamiento en Galicia

En relación con el creciente número de avistamientos de ballena azul, orcas y otras especies poco habituales, hay que destacar que la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (Cemma), encargada de la Red de Varamientos de Galicia, da cuenta del que puede ser el primer registro de un tiburón blanco vivo en el norte de España.

Sucedió en el puerto de Langosteira (Arteixo) y se habría confirmado que era un tiburón blanco y no un peregrino, que es más frecuente debido a sus movimientos migracionales.

La "Salvamar Mirach" y el "Extra Mile" durante la maniobra para entrar en la tarde del jueves en el puerto de Cangas.

Para esa confirmación ha sido vital el papel de José María Méndez Lanza, autor de las fotografías del majestuoso ejemplar que, con su autorización, ha difundido la Cemma.

“Los detalles que nos dio nos convencen, por lo que se trataría del primer registro de un tiburón blanco vivo en el norte de España”, sentencia la entidad.

Compartir el artículo

stats