El Plan Especial de Portos de Cambados parece estar gafado. Desde que comenzó a tramitarse, hace ya más de siete años, no ha parado de encontrarse con todo tipo de trabas, alguna de ellas totalmente surrealista, como ocurre con la última, al decidir Costas del Estado no informar el proyecto por estar redactado en gallego. Con esa sorpresa se encontraron ayer en el Concello de Cambados, cuando entró por registro un escrito de la jefatura provincial de Costas en el que se explicaba que la documentación debía presentarse en castellano y convenientemente diligenciada, tal y como indica la Ley.

Desde el Concello de Cambados, el edil Xurxo Charlín, reconocía que no les queda otra que dar cumplimiento a esta reclamación de Costas del Estado para no retrasar todavía más un proyecto por el que el municipio lleva mucho tiempo aguardando, aunque mostraba su total disconformidad con esta situación. “Hemos remitido el documento a Portos de Galicia para que lo vuelva a emitir en castellano, lo que va a retrasar, como mínimo, un mes más el trámite”, explicaba ayer Charlín.

Su principal queja es que ese mismo documento se remitió, en gallego, a otros ministerios que informaron sin ningún tipo de objeción a la lengua empleada, y lo que todavía le indigna más, que “se trata de un documento eminentemente técnico, es decir, de mapas del terreno y del proyecto, por eso sorprende que se escuden en la lengua para devolverlo ¿Es que no hay un técnico gallego en Costas del Estado que pueda analizar un documento de un proyecto tan determinado, que solo afecta a una pequeña zona de un municipio gallego?”, explica.

Insiste Charlín en que “esto no tiene ninguna lógica, en pleno siglo XXI que la Ley no permita presentar un proyecto en gallego y que no haya técnicos que puedan informarlo”. Este documento estuvo a exposición pública y hay multitud de referencias a topónimos “y más en un proyecto local como es este”.

El plan especial fue remitido por Portos al Concello en marzo para proceder a su aprobación inicial. Esta se realizó en junta de gobierno y dio el pistoletazo de salida a una carrera hacia la aprobación provisional en la que había que solicitar una sinfín de informes preceptivos a varias administraciones. Estos se solicitaron, y casi todos fueron favorables, a excepción del de Patrimonio, en el que se exigían una serie de correcciones que el Concello ejecutó con diligencia. Después de siete años de idas y venidas, de contratiempos más o menos previsibles, todo parecía marchar a la perfección, camino de una aprobación provisional, que abriría las puertas a la ordenación de todo el puerto de Cambados, destacando sobre todo, la remodelación de la plaza de abastos. Pero el proyecto ha vuelto a demostrar que está gafado y, se ha encontrado con este contratiempo con el que no se contaba. Charlín reconocía ayer que “nos ha pasado absolutamente de todo con este proyecto, que queremos que se aprueba de una vez después de tanto tiempo de espera”.

Objetivo, los fondos Next Generation


El Concello de Cambados necesita ahora premura para este proyecto, ya que el objetivo es presentarlo a financiación de los fondos Next Generation del año 2022. Para ello, la intención es tenerlo aprobado de forma definitiva lo antes posible, motivo por el que han remitido toda la documentación a Portos, administración a la que apremian a remitirlo de nuevo en castellano para entregarlo en Costas. Para que opte a los fondos Next Generation, debe encontrarse aprobado antes de una determinada fecha o se encontrarían con un problema de financiación que no quieren tener. El interés del Concello es agilizar los plazos al máximo. Tal es así que la solicitud de este informe de Costas no era necesaria en esta fase de la tramitación en la que se encuentra el Plan Especial, pero para no retrasar todavía más el proyecto, decidieron hacerlo ya, pero no contaban con que ocurriese lo que ha ocurrido, reconocía ayer el edil Xurxo Charlín. Mantiene que está sorprendido con lo ocurrido, sobre todo si se tiene en cuenta que “otros ministerios implicados en el desarrollo de este proyecto no han tenido ningún problema a la hora de analizar la documentación en una lengua oficial, por eso no se entiende que Costas sí”. Charlín espera que esta sea la última traba que sufre el proyecto y que pueda estar listo para presentar “a los fondos Next Generation, lo que nos permitirá sacar adelante un proyecto tan importante para Cambados como es este, por el que llevamos aguardando tanto tiempo”.