Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arousa

La desigualdad que persigue a las arousanas hasta la tercera edad: cobran 200 euros menos de pensión que los hombres

Un jubilado abona una consumición en un bar de Vilagarcía Iñaki Abella

Años, y décadas, de desigualdad salarial, de menor acceso a los empleos mejor remunerados y de mayor dedicación al cuidado del hogar y de la familia pasan factura a las mujeres cuando se jubilan. Los datos de la Seguridad Social que acaba de hacer públicos el Instituto Galego de Estatística (IGE) revelan que la pensión media de las mujeres en O Salnés en 2019 fue de 762 euros al mes, casi 210 menos que los hombres, que percibieron de media 971 euros mensuales.

El menor poder adquisitivo de las mujeres con respecto a los varones en la tercera edad es la consecuencia de una estructura laboral que, tradicionalmente, privilegia al hombre tanto a la hora de trabajar fuera de casa como de asumir puestos de responsabilidad, mejor pagados. Esto no es nuevo, pero el informe del IGE descubre una realidad si cabe todavía más preocupante, y es que lejos de tender hacia la igualdad, la brecha de ingresos en la jubilación sigue aumentando. También desvela que las mujeres sufrieron más la crisis económica de la década pasada.

Seis de cada diez Risga que se aprueban en O Salnés son para mujeres

decoration

En el año 2011, la pensión media en O Salnés era de 717 euros mensuales; los hombres percibían de media 812, y las mujeres 625. Entonces, la diferencia entre géneros era de algo menos de 190 euros. Esto supone que si en 2011, las pensionistas ingresaban 2.660 euros al año menos de media que los varones, en 2019, recibían 2.940 euros menos. La desigualdad aumentó.

El poder adquisitivo inferior de la población femenina también queda reflejado en su mayor vulnerabilidad cuando se produce un bache económico general como el de la pasada década. Según datos de la Consellería de Política Social, relativos a las ayudas sociales que ofrece la Xunta de Galicia (la Risga, Renta de Inserción Social, y la AIS, Ayuda de Inserción Social), en el año 2010, se concedieron en O Salnés 271 ayudas de estas características, de las cuales el 56 por ciento (151) fueron para mujeres.

Siete años después, cuando la comarca todavía no había salido a flote de la recesión económica, el número de aportaciones sociales de emergencia en la comarca arousana se había disparado hasta las 447, y de estas 296 eran para mujeres. Esto supone el 66 por ciento, diez puntos más que a principios de la década.

Las féminas copan el 70 por ciento de las pensiones no contributivas

decoration

La situación ha mejorado en los dos últimos ejercicios, fruto de la recuperación económica, y eso ayudó a equilibrar la balanza muy ligeramente. En 2020, se tramitaron 387 solicitudes, de las cuales el 62 por ciento fueron dirigidas a mujeres.

Pensiones no contributivas

La menor vida laboral de la parte femenina de la población se refleja asimismo en el porcentaje de pensiones no contributivas, que son aquellas más bajas. En el año 2020, la Seguridad Social pagaba 1.769 pensiones de este tipo en O Salnés (660 de invalidez y 1.110 de jubilación), de las cuales 1.237 eran para mujeres. Esto supone que el 70 por ciento de las pensiones no contributivas que se abonan en la comarca arousana son para ellas.

Estas prestaciones están destinadas a las personas que menos cotizaron durante su vida laboral, ya fuese por la naturaleza de sus ocupaciones o porque estuvieron más tiempo fuera del sistema de la Seguridad Social. Las mujeres reclaman desde hace años medidas correctoras para equiparar los niveles de ingresos de ambos sexos.

Las prestaciones medias más elevadas son las de Vilagarcía y O Grove, y las más bajas las de A Illa y Meaño

La pensión media de O Salnés es inferior tanto a la española como a la gallega. Según datos de la Seguridad Social correspondientes a 2020, la prestación promedio en el conjunto del Estado fue de 1.182 euros mensuales durante el pasado ejercicio, mientras que en Galicia esa cifra se situó en los 995 euros al mes.

En el caso de la comarca arousana, con datos de 2019, la prestación media fue de 866 euros, lo que supone unos 300 menos que la española. Los ingresos de los arousanos también están por debajo de los de los vecinos de comarcas como Vigo (1.116 euros de media) o Pontevedra (1.023), donde las prestaciones se incrementan por su mayor tejido industrial y de funcionarios públicos.

En el conjunto de Galicia hay 52 comarcas, y la de O Salnés es la decimoctava en cuanto a ingresos de sus pensionistas, un puesto inferior al de su importancia demográfica. El aspecto positivo en O Salnés es que las pensiones de los arousanos se han incrementado significativamente en la última década, puesto que en 2011 la media era de 717 euros, unos 145 menos que en el último ejercicio analizado por el Instituto de Estatística.

En lo que se refiere a las prestaciones por municipios, existen diferencias relevantes pese a la proximidad geográfica, lo que indica la existencia de realidades sociolaborales dispares en la comarca. De este modo, las pensiones medias más elevadas son las de Vilagarcía, Sanxenxo y O Grove, por ser tres polos urbanos significativos.

Además, la presencia de industria es relativamente importante en Vilagarcía y O Grove. Las cuantías más bajas se registran en las poblaciones del interior o más dependientes del mar, puesto que grandes partes de su población cotizan como autónomos en el régimen agrario o del mar, con lo que sus jubilaciones son algo más bajas.

Vilagarcía tiene la prestación más elevada (966 euros mensuales de media), seguida de la de O Grove (885). La más baja es la de A Illa, con una aportación promedio de 776 euros al mes. Otro aspecto que queda una vez más al descubierto es que la pensión de las mujeres es inferior a la de los hombres en la totalidad de los municipios de O Salnés. Las que más ganan son las vecinas de Vilagarcía (831 euros mensuales), y las que menos las de A Illa, con 690 euros al mes.

Compartir el artículo

stats