Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambados congela sus impuestos por séptimo año consecutivo

El concejal de Facenda de Cambados, Xurxo Charlín Noé Parga

El concejal de Facenda de Cambados, Xurxo Charlín, anunció ayer que en el pleno del próximo jueves se abordará la revisión de las ordenanzas fiscales para 2022, y que su propuesta pasa por congelar una vez más las tasas municipales. El edil sostiene que, de este modo, el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para uso residencial que se paga en Cambados se situará 100 euros por debajo de la media de O Salnés. También afirma que Cambados se mantendrá un ejercicio más como el ayuntamiento que exige un menor esfuerzo fiscal a sus vecinos.

“Estamos en una situación de gran incertidumbre y no queremos que haya más presión fiscal sobre las familias”

Xurxo Charlín - Concejal de Facenda de Cambados

decoration

“La reducción del IBI y la congelación de las tasas desde 2015 supone una disminución en la recaudación municipal de 1,6 millones de euros”, añade Charlín. En el pleno se debatirá esta propuesta, pero todo apunta a que saldrá aprobada, pese a que el gobierno de Cambados está en minoría. Si esto se confirma, será el séptimo año consecutivo que el municipio cambadés congela sus tributos.

“Estamos en una situación de gran incertidumbre y no queremos que haya más presión fiscal sobre las familias”, manifiesta el concejal de Facenda.

El impuesto de la Urbana medio en Cambados es de 161 euros, frente a los 317 del de Sanxenxo

decoration

En el caso de los recibos del IBI, un cambadés paga de media por su vivienda 161 euros, frente a los 317 de uno de Sanxenxo y los 290 de uno de Vilagarcía. Según datos extraídos del Catastro, Meaño tiene el segundo IBI residencial más barato de la comarca, siendo el recibo medio de 240 euros, unos 80 más caro que el de Cambados.

Así las cosas, las únicas tasas que subirán son las del agua y la depuración, que deben actualizarse con el IPC porque así lo establecen los contratos firmados con las concesionarias. Finalmente, se mantienen las bonificaciones fiscales.

Compartir el artículo

stats