Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una enorme pintada desfigura una pared del molino de mareas de Cambados

La pintada que se ha registrado en el molino de mareas de A Seca (Cambados)

En Cambados hay cuatro monumentos con la calificación de Ben de Interese Cultural (BIC): el palacio de Fefiñáns, las ruinas de Santa Mariña Dozo, la torre de San Sadurniño y el molino de mareas de A Seca. Precisamente, este último ha sufrido en los últimos días un grave ataque vandálico, pues una o más personas han hecho una enorme pintada en una de sus paredes.

El concejal de Patrimonio, Xurxo Charlín, y el técnico de Patrimonio, Javier Montero, comparecieron este mediodía ante los medios de comunicación para explicar que han presentado una denuncia en la Guardia Civil, y solicitar la colaboración ciudadana, por si alguien vio en los últimos días a personas sospechosas merodeando por la zona.

Javier Montero ha avanzado que la restauración será muy compleja técnicamente, debido a la fragilidad de la piedra, y que aún haciéndola con sumo cuidado, “quedarán marcas, quedarán huellas de este acto vandálico”.

Xurxo Charlín explicó a su vez que el molino es de 1620, y que la Ley de Patrimonio establece para los responsables de ataques a un monumento penas de prisión de entre uno y tres años, y multas de entre 6.000 y 150.000 euros. Apuntó que, con carácter general, estos actos suelen castigarse con multas equivalente al coste de la limpieza multiplicado por cuatro.

Los molinos de mareas se accionan con la fuerza de las corrientes marinas, y quedan muy pocos en Galicia. El de Cambados es uno de los mejor conservados, pues cuenta con toda su estructura, y en el pasado llegó a albergar un centro de interpretación museística.

Compartir el artículo

stats