Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La siniestralidad laboral en la pandemia: Arousa registra tres accidentes laborales cada día

Cambados fue el único concello de la comarca, junto con Meaño, en el que aumentaron los siniestros laborales en 2020. En la imagen, instalaciones en las que se produjo uno. Noé Parga

Cada día se producen en la comarca de Arousa tres accidentes laborales, una media que en la era COVID apenas ha variado, puesto que en 2020 se registraron 1.076 siniestros frente a los 1.191 del año anterior, lo que se traduce en un descenso del 9,6%. Se trata de una caída mucho menos acusada que la del conjunto de Galicia, con un desplome del 21% (de 31.628 accidentes a 24.962).

Los accidentes laborales en O Salnés y Ullán. Hugo Barreiro

El secretario comarcal de CIG, Xoán Xosé Bouzas Aboi, señala que en el sector industrial “todas las empresas se mantuvieron abiertas” y que “las de la alimentación, como cárnicas, de congelados, conserveras, ... Tuvieron una sobreactividad durante la pandemia”. “Hubo un descenso de producción durante los primeros diez días del confinamiento pero nunca un parón”, recalca “Tupi”.

"Las empresas de la alimentación, como cárnicas, de congelados, conserveras, ... Tuvieron una sobreactividad durante la pandemia”

Xoán Xosé Bouzas Aboi, "Tupi" - Secretario comarcal de CIG-O Salnés

decoration

En su opinión, el problema de la alta siniestralidad laboral en Arousa (que apenas varió sus cifras con el estallido de la crisis sanitaria y la pérdida de empleo) es que “prevención significa inversión y esto no está en la mente de todas las empresas”. “Muchas veces hay cierta dejadez porque se tiene en primer término la productividad en detrimento de la seguridad de los trabajadores”, critica el portavoz de CIG en O Salnés.

Otro factor al que alude son los accidentes en los tractores agrícolas. “Ahí resulta clave la edad de las personas que conducen la maquinaria, así como la antigüedad de la misma”, apunta.

Más en Cambados y Meaño

La siniestralidad laboral bajó ligeramente en todos los concellos arousanos a excepción de Cambados y Meaño, donde a pesar de la pandemia se produjeron más accidentes en los centros de trabajo que en la época pre-COVID. Según los datos publicados por el Instituto de Seguridade e Saúde Laboral de Galicia (Issga), la villa albariñense cerró el2020 con 157, diez más que en 2019, convirtiéndose en el segundo municipio de O Salnés (solo por detrás de Vilagarcía) con más accidentes laborales. La mayoría fueron leves (151), a los que se sumaron 6 graves. No hubo que lamentar ninguno mortal.

Repunte de siniestros mortales

Donde sí se perdieron vidas el año pasado fueron en O Grove, A Illa, Vilanova y Pontecesures, con un accidente con desenlace fatal en cada una de las localidades. Así, el cómputo global en la comarca repuntó de tres siniestros en 2019 a cuatro en 2020.

Los accidentes de carácter grave en el conjunto de O Salnés y Ullán disminuyeron de 30 a 25 y los leves de 1.153 a 1.047.

Concello a concello

Por municipios, en las empresas de Vilagarcía tuvieron lugar en 2020 un total de 303 siniestros (8 menos que en 2019). Le sigue Cambados con 157, O Grove con 107 (23 menos), Sanxenxo con 100 (14 menos), Valga con 93 (13 menos), Vilanova con 79 (26 menos), Ribadumia con 56 (14 menos), A Illa con 51 (4 menos), Meaño con 46 (5 más que en 2019), Meis con 41 (11 menos), Catoira con 23 (6 menos) y Pontecesures con 20 (13 menos).

A nivel provincial el Issga analiza muchas más variables que en el ámbito municipal, donde los datos se limitan al número de siniestros laborales desglosados por sexo y gravedad.

Así, en la provincia de Pontevedra la mitad de los accidentes se producen en el lugar de trabajo habitual (5.263 de 10.183), 2.013 en otro distinto, 1.801 en desplazamiento durante la jornada laboral y 1.106 “in itínere”.

Por sectores, lideran la tabla los servicios (4.388) y le siguen la industria (2.733), construcción (1.324), pesca (397) y agricultura (235).

Caídas, golpes y "sobreesfuerzos"

Las caídas y golpes con aplastamientos contra objetos inmóviles (2.414) o en movimiento (1.496) constituyen la forma más común de accidentarse, así como los “sobreesfuerzos, trauma psíquico y exposiciones a radiaciones” (3.010).

Con respecto a las lesiones, encabezan el ranking las torceduras, esguinces y distensiones (5.014), las lesiones superficiales y heridas abiertas (2.653) y las fracturas de huesos (918). Las manos (2.512) son la parte del cuerpo que se daña con mayor frecuencia.

El grupo de edad de mayor siniestralidad es el de 35 a 44 años (2.740 de 9.077). El 71% son hombres.

Más indefinidos que temporales

La mayoría de los empleados accidentados llevan menos de tres meses en la empresa o más de tres años. Se lesionan más trabajadores indefinidos (4.711) que temporales (3.733).

Compartir el artículo

stats