Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Y los Broken Peach la liaron en Vilagarcía

La actuación de Brocken Peach. Iñaki Abella

La comarca se resiste a despedir el verano, de ahí que los ciudadanos, últimamente volcados de lleno en las tareas de vendimia, no dejen pasar la oportunidad de disfrutar de conciertos al más alto nivel.

Broken Peach en concierto Manuel Méndez

Como los programados ayer en Vilagarcía y O Grove, en el primer caso a cargo del grupo vigués Broken Peach, una de las revelaciones musicales más importantes de los últimos tiempos.

Las voces de las integrantes del grupo Broken Peach pusieron el ritmo al domingo. Iñaki Abella

Como siempre, Broken Peach no defraudó. La música, las voces, la coreografía y el vestuario marcaron diferencias nuevamente, de ahí que la banda viguesa agradara a a sus incondicionales y conquistara nuevos corazones.

En cuanto al segundo concierto citado, corría a cargo de Great Straist, la nueva banda del considerado “el Mark Knopfler gallego”, Óscar Rosende, fundador y líder de Brothers in Band.

Broken Peach volvió a conquistar al público. Iñaki Abella

Esta actuación, protagonizada por nueve músicos y un tributo tanto a Knopfler como los Dire Straits, es una de las últimas de la temporada programadas por la sala El Náutico, en la playa grovense de A Barrosa.

Un momento de la actuación de la banda viguesa. Iñaki Abella

Al margen de dicho concierto, que esta vez sí fue anunciado previamente, a diferencia de ocurrido con la inmensa mayoría de los llevados a cabo durante toda la temporada, ayer sobresalía en la agenda cultural de la comarca el ofrecido en la explanada del Auditorio de Vilagarcía por la siempre llamativa banda Broken Peach.

El concierto ofrecido por Broken Peach ante el Auditorio de Vilagarcía, ayer. Iñaki Abella

El suyo fue uno de los espectáculos más importantes y esperados de cuantos se ofrecen desde hace días al abrigo del proyecto “Festivala”.

En este caso reuniendo a la hora del vermú y bajo un sol de justicia a un par de cientos de espectadores, a los que habría que sumar todos los clientes que lo escucharon desde la distancia, mientras disfrutaban del aperitivo en las terrazas de los locales de hostelería situados en la avenida de A Mariña.

Compartir el artículo

stats