Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ISM se prepara para la mudanza a su lujoso edificio de A Mariña

El edificio del ISM en la avenida de A Mariña de Vilagarcía está prácticamente terminado. | // IÑAKI ABELLA

En el plazo de un mes está prevista la conclusión de los trabajos del emblemático edificio del Instituto Social de la Marina de Vilagarcía (ISM) en el que la Administración central ha realizado la mayor inversión de los últimos años, casi siete millones de euros para una reforma integral que incluyó desde el derribo interior de las cuatro plantas a trabajos de consolidación de las fachadas, lo único que se conserva del anterior, sin duda el mejor ejemplo para estimar el coste que supondrá el nuevo ambulatorio en otro edificio a demoler interiormente situado en zona de influencia portuaria, la Comandancia de Marina.

La obra del ISM se realizó en tiempo récord a pesar de que hace ya seis años que el servicio fue trasladado a otras dependencias, entre otras el antiguo local de la Agencia Tributaria en las Galerías Gallego, junto a la avenida de Alejandro Cerecedo de Vilagarcía. Sin embargo no fue hasta el pasado año cuando se procedió al derribo interior el pasado mes de julio, sin olvidar el parón general de la actividad a causa de la pandemia.

Pero el Instituto Social de la Marina consiguió su propósito de culminar las obras en el plazo previsto por lo que solo faltaría poner fecha a la inauguración-presentación de un flamante inmueble que además de las oficinas de esta institución albergará las del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y de la Tesorería.

Dotación de sistemas de seguridad

Que está prevista su apertura a corto plazo es evidente a tenor de la decisión del director provincial del ISM vilagarciano Francisco José Barreiro Enríquez quien promueve el concurso para la dotación de los servicios de vigilancia y seguridad, sistema Acuda y mantenimiento de los sistemas de seguridad, CCTV y detección de incendios para la nueva sede.

Es el propio responsable de la entidad quien subraya que “aunque el edificio se encuentra actualmente en obras..., su finalización está prevista para el mes de octubre de 2021, según la información recogida en la planificación del reformado del proyecto de obra”.

Bien es cierto que de paso que se contrata este servicio de vigilancia para el ISM de la avenida de A Mariña también se pretende dotar con los mismos medios de seguridad a todas las oficinas dependientes del mismo en Ribeira, A Pobra, Boiro, Rianxo, A Illa, Cambados y O Grove.

Aspecto renovado del edificio que albergará el ISM Iñaki Abella

Respecto a las obras en el inmueble es preciso subrayar que su reforma es integral en su interior con demolición de todas las estructuras salvo la fachada que se conserva. La empresa que acometió el proyecto, además de adaptarse a las alturas y volumetría existentes, diseñó un proyecto en el que se tuvo especialmente en cuenta el lugar que ocupa en la ciudad, en el corazón de la fachada marítima.

Ello obligó a un diseño interior acomodado a la fachada que aunque mantiene el aspecto anterior incorpora un sistema de fachada ventilada para revestir la anterior en las zonas en las que fue posible su conservación, marcando los diferentes niveles de planta mediante el empleo de bandas horizontales acristaladas que se alternan con otros paños opacos, cubiertos con un modelo de bandejas de aluminio”, según se explicó en su día.

Espacios abiertos

En el interior se observarán espacios más amplios, abiertos y diáfanos, con el fin de mejorar la comodidad tanto de los trabajadores como de los usuarios que acudan para la gestión de sus documentos o prestaciones.

Cabe recordar que desde 2014, este proyecto está en la agenda de obras a terminar, pues aunque la obra se realizó en tiempo récord se precisaron muchos años de espera para la modernización del inmueble, un problema atribuible sobre todo a un colectivo de ciudadanos de la tercera edad que se negaba a abandonar las instalaciones en las que compartían tiempo libre.

Ambulatorio

Finalmente el pasado año se llegó a un cierto acuerdo con estos usuarios, aunque se desconoce si les brindarán algún local.

Muy cerca de allí está previsto ahora remodelar la Comandancia de Marina para convertirla en el ambulatorio de Vilagarcía, otra obra faraónica.

Compartir el artículo

stats