Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una apuesta por la seguridad viaria en Cordeiro

Detalle de la actuación prevista. FdV

Valga podrá disponer el año que viene de una nueva senda peatonal con la que mejorar la seguridad de los usuarios en la carretera PO-548. Se trata de la ampliación del sendero actual y se hará realidad después de que el Consello da Xunta autorizara, ayer, el proceso expropiatorio correspondiente.

Está previsto invertir unos 780.000 euros –entre obras y pago de expropiaciones– para trazar un itinerario peatonal seguro de acceso a la iglesia de Santa Columba de Cordeiro, así como al colegio Xesús Ferro Couselo y al pabellón polideportivo.

El plano manejado por la Xunta.

El plano manejado por la Xunta. FdV

Tal y como se explicaba ayer desde la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, la nueva senda discurrirá por el margen izquierdo de la vía hasta el cruce con una pista municipal, para lo cual se contempla la colocación de una pasarela metálica de 21 metros de longitud sobre el río Louro.

A esto se sumará la reordenación del tráfico en la intersección del punto kilométrico 3,910, donde se habilitará una pequeña glorieta “que permita el cambio de sentido, reforzando además la seguridad viaria”, detallan en la Xunta.

Las mismas fuentes sostienen que antes de que termine el año en curso se convocará el levantamiento de las actas previas de ocupación de una veintena de propiedades, para así poder licitar las obras de inmediato.

Compartir el artículo

stats