Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia incrementa las movilizaciones a pie de calle en Vilagarcía

El deterioro de la sanidad pública ha sido objeto de múltiples concentraciones en la era COVID.

El deterioro de la sanidad pública ha sido objeto de múltiples concentraciones en la era COVID. Noé Parga

Pese a las semanas en las que la sociedad permaneció confinada en casa con motivo del estallido de la crisis del coronavirus, en 2020 se celebraron en las calles de Vilagarcía más manifestaciones y concentraciones que en la época pre-COVID. Según los datos facilitados por la Subdelegación del Gobierno, el año pasado obtuvieron permiso un total de 33 movilizaciones en la capital arousana, cinco más que en 2019, cuando se convocaron 28. En lo que va de 2021 ya han tenido lugar 27, por lo que el ejercicio podría terminar con más protestas que en 2020.

La CIG encabeza las protestas

CIG es la organización más activa en O Salnés a la hora de movilizarse. Su secretario comarcal, Xoán Xosé Bouzas Aboi, “Tupi”, lo tiene claro: “Nadie tiene nuestra capacidad movilizadora”, presume.

CIG nunca tuvo problemas con la Subdelegación para obtener los permisos para las concentraciones

decoration

Y es que además de las fechas señaladas en las que los sindicatos y otros colectivos salen a la calle (Día del Trabajador el 1 de mayo, Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo, contra la violencia de género el 25 de noviembre,...), la central nacionalista considera que manteniendo las distancias y respetando las demás medidas COVID es posible organizar protestas a lo largo de todo el año para, fundamentalmente, defender los derechos de los trabajadores. De hecho “Tupi” admite que nunca han tenido problemas con la Subdelegación para obtener los permisos.

De carácter laboral y sanitario

En la primera desescalada, en 2020, CIG impulsó una campaña con movilizaciones en la vía pública en aras de lograr “una salida justa de la crisis” al considerar que estaba siendo la clase obrera la que la estaba pagando. También se manifestó en contra de la prolongación de los ERTE y en defensa de unas pensiones dignas.

El deterioro de la sanidad pública, focalizado en la prolongación “injustificada” de las consultas telefónicas y en las largas esperas para que los pacientes sean atendidos, motivó numerosas concentraciones, tanto a las puertas del Hospital do Salnés como del ambulatorio de San Roque.

El cierre de oficinas bancarias en Carril y Vilaxoán y el déficit de servicios en el polígono de Bamio también sacaron a CIG a la calle.

En otros concellos

En otros municipios de la comarca el sindicato protestó a las puertas de fábricas como Thenaisie Provoté, Urovesa o Nestlé, entre otras.

Contra la subida de la luz

Este domingo está convocada una concentración en la plaza de Galicia de Vilagarcía (12.00 horas) contra la subida de la luz. La repulsa contra agresiones machistas y homófobas también atrajeron a numerosos ciudadanos a la céntrica plaza en estos meses pasados.

Compartir el artículo

stats