Protección Civil de Vilagarcía y Bombeiros do Salnés se desplazaron ayer a mediodía a la calle Arzobispo Lago debido al desprendimiento a la vía pública de varias tejas de la cubierta de un edificio. Se trata de la fachada trasera del número 10 de la calle Castelao. Aunque ayer al haber mercadillo se permitía la circulación de vehículos por Arzobispo Lago, no hubo que lamentar daños a vehículos ni tampoco a peatones. La zona ha quedado vallada por precaución.