Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería de Vilanova se formará para incrementar aforos y disponer de barra

Durán se reunió ayer con los hosteleros en el pabellón de Vilanova.

Durán se reunió ayer con los hosteleros en el pabellón de Vilanova. Noé Parga

Vilanova reunió ayer a gran parte de su sector hostelero para explicarles cómo se van a articular las nuevas medidas anticovid que prepara la Xunta de Galicia. El encargado de hacerlo fue el alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, que les comunicó que están obligados a realizar dos cursos de formación, uno de cuatro horas, que permitirá a los establecimientos abrir al 75% de aforo en el interior y usar la barra, y otro de dos horas, con aforo al 50%. En todos ellos hay que contar con medidores de dióxido de carbono y hacer test de antígenos cada quince días. Esas directrices se hicieron públicas en el Diario Oficial de Galicia (DOG) de la tarde de ayer.

Durán señaló a los hosteleros que “el Concello de Vilanova va a financiar dos cursos de cuatro horas para que todo el sector en el municipio pueda ir a máximos y trabajar con garantías después de este año y medio tan duro”. Los cursos se impartirán hoy en el Auditorio municipal por la mañana y por la tarde “para que los hosteleros puedan ajustar sus horarios”.

El Concello financiará el coste de los cursos, que comienzan hoy, y repartirá más de 10.000 mascarillas entre los locales

decoration

El Concello calcula que, en estos momentos, debe haber unos 200 trabajadores y autónomos de la hostelería en el municipio que podrían asistir perfectamente a los cursos. A mayores, para la realización de los tests de antígenos que debe controlar el personal de cada local “contaremos con la ayuda de farmacias que realizarán un precio de grupo en los tests” y también se facilitarán las mascarillas. “Tenemos todavía guardadas las 10.000 mascarillas FFPII que nos dio una empresa alemana y las repartiremos entre los hosteleros”, señala.

Mientras, el sector cree que las medidas que se van a aplicar ahora llegan un poco tarde, sobre todo después de todos estos meses en los que “nos han señalado como culpables de la expansión de la pandemia, mientas en otros sectores no se respetaban distancias mínimas ni nada”, señalaba ayer Javier Jorge.

Diego Nogueira, propietario del Pé de Cuba, también insiste en la idea de que las medidas llegan tarde y que “estos cursos deberían haberse realizado antes, ahora ya todos estamos mentalizados en qué se debe y qué no se debe hacer; nos toca acatarlo y lo haremos porque, por mucho que protestes, no va a cambiar nada, pero los que deciden esto deberían pensar en el daño que causan con sus decisiones, porque en estos meses en los que han estado dando tumbos, no solo ha sido el ERTE o estar cerrados, es que cada vez que modificaban el cierre perdíamos entre 2.000 y 3.000 euros en mercancía”.

Compartir el artículo

stats