Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos grandes bodegas inician la vendimia en O Salnés y observan con preocupación el cielo

Las cuadrillas de vendimiadores vuelven a O Salnés; en la imagen, trabajadores en una finca de Mar de Frades, en Meis.  | // NOÉ PARGA

Las cuadrillas de vendimiadores vuelven a O Salnés; en la imagen, trabajadores en una finca de Mar de Frades, en Meis. | // NOÉ PARGA

Martín Códax y Mar de Frades, dos de las grandes bodegas de la denominación de origen Rías Baixas, iniciaron ayer la vendimia de albariño en la subzona de O Salnés. De todos modos, la recolección aún no se generalizará en la comarca hasta, como pronto, el próximo fin de semana (días 18 y 19 de septiembre), habida cuenta también de que las previsiones meteorológicas apuntan a que el martes de la próxima semana volverá a llover. Esta circunstancia preocupa a viticultores, técnicos y bodegueros, pues a estas alturas de septiembre las precipitaciones ya no son buenas.

Tres vendimiadores transportan uva en un tractor en la plantación de Mar de Frades, en Meis. | // NOÉ PARGA

“Hasta hace entre cinco y ocho días teníamos una acidez alta y nos hacía falta que lloviese un par de días para bajarla, y llovió”, afirma Xosé Ramón Durán, de Terra de Asorei. “Ahora, la acidez ya ha bajado, y lo que necesitamos es que vengan unos días seguidos de calor para subir la graduación y diez días de buen tiempo para la recolección”, añade.

Un temporero muestra un racimo de uvas, ayer en el viñedo de Mar de Frades Noé Parga

También está muy pendiente de la evolución de los partes meteorológicos Paula Fandiño, enóloga y gerente de Mar de Frades. “La lluvia ahora ya viene a destiempo”, advierte. En este sentido, señala que obligará, “a hacer una vendimia intermitente”, con la incomodidad que esto supone a la hora de organizar el trabajo, y de que un exceso de agua ya le hará más mal que bien a la uva, pues se encuentra en un momento más sensible al ataque de las enfermedades y puede diluir algunas de sus cualidades.

Un centenar de trabajadores

Mar de Frades inició ayer la vendimia en O Salnés con unos 120 trabajadores: 80 de ellos están cortando en el viñedo; 20 transportan la uva hasta la bodega; y otros 20 la tratan en esta última instalación. Se estima que a lo largo de la jornada de ayer se habrán reunido unos 120.000 kilos de uva. La graduación media de la uva vendimiada ronda en estos momentos los 12,5 grados.

Exterior de la bodega de Mar de Frades, ayer, con el incesante movimiento de vehículos agrícolas y de almacén Noé Parga

La cooperativa Martín Códax también empezó ayer la campaña, aunque en pocas parcelas y solo en las zonas con la uva más madura. En bodega han empezado de forma simultánea con las dos grandes preparaciones, la de espumosos y la de vinos tranquilos. La previsión de Martín Códax es que la vendimia se generalice en la zona a partir del próximo fin de semana. De hecho, ellos mismos han programado solo dos jornadas de recolección (la de ayer y la de hoy), e interrumpirán los trabajos de campo unos días hasta que las condiciones meteorológicas y del viñedo sean las que ellos consideren idóneas.

La vendimia en la denominación de origen Rías Baixas arrancó de forma oficial el 1 de septiembre, de la mano de Mar de Frades, que posee una gran plantación en Vedra (en la subzona de la Ribeira do Ulla), de la que obtuvo la producción que destinarán al vino base de sus espumosos. Posteriormente, empezaron la cosecha varias bodegas del sur de la provincia de Pontevedra, pero en O Salnés no empezó hasta ayer.

Imagen de una caja de uva albariña recolectada ayer en O Salnés Noé Parga

Mar de Frades terminó la cosecha para el espumoso antes de las lluvias del pasado jueves, con lo que ahora destinará toda su producción a los caldos tranquilos.

Los técnicos del Consello Regulador da Denominación de Orixe Rías Baixas estiman que esta será la mejor vendimia de la historia en lo que se refiere a la cantidad de uva, hasta el extremo de que se prevé recoger 43,7 millones de kilos. Esta es una de las razones por las que en la presente campaña se ha autorizado recolectar hasta 13.500 kilos de uva por hectárea.

Compartir el artículo

stats