Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilagarcía se abre al mar en O Ramal con la demolición de las naves y la apertura del muelle

Alberto Varela (i.) y José Manuel Cores Tourís, durante su comparecencia de ayer

Alberto Varela (i.) y José Manuel Cores Tourís, durante su comparecencia de ayer Noé Parga

Alberto Varela y José Manuel Cores Tourís comparecieron ayer en el Salón Nobre del Ayuntamiento de Vilagarcía con la expresión serena y satisfecha de quienes van a anunciar un logro importante y largamente esperado. Y así era, puesto que el alcalde de Vilagarcía y el presidente de la Autoridad Portuaria se disponían a explicar los detalles de un acuerdo que cambiará en gran medida la fachada marítima de la ciudad y que permitirá el disfrute público de O Ramal.

Se trata de un acuerdo global, pero con tres partes más o menos diferenciadas: el edificio de la Comandancia, la parcela de O Ramal más próxima a la playa de A Concha, y el uso público del actual muelle. En lo que respecta a la Comandancia, el Ayuntamiento comprará a la Autoridad Portuaria el edificio con el objetivo de trasladar a él el centro de salud.

El Concello abonará tres millones de euros por el edificio de la Comandancia y una parcela en O Ramal

decoration

El inmueble tiene una superficie de 4.682 metros cuadrados, y ha sido tasado en 1.157.406 euros. Esta es la cantidad que la administración municipal pagará por el edificio cuando el Estado apruebe su desafectación y pase a ser de titularidad municipal. Entre tanto, el Concello abonará un canon anual de 50.000 euros. El cambio de titularidad a manos del Concello aún se dilatará algo en el tiempo, pues los procesos de desafectación acostumbran a ser complejos, y el visto bueno definitivo depende del Gobierno central.

Movimiento de cereales en el muelle de O Ramal Iñaki Abella

O Ramal

Varela y Tourís explicaron también los pormenores del acuerdo alcanzado para el futuro de O Ramal. El Concello comprará una parcela de 6.829 metros cuadrados, encuadrada en la zona de acceso a la playa y donde hoy existe una bolsa de aparcamientos.

El terreno ha sido tasado en 1.886.120 euros, y el Ayuntamiento ya abonará este dinero al Puerto antes de que finalice el año. La inversión saldrá de los remanentes de tesorería, puesto que, como afirmó Varela, “este Concello tiene una buena salud económica y puede permitirse esta oportunidad”. Todo apunta a que la administración municipal destinará esta adquisición a la creación de un corredor verde entre el parque Miguel Hernández y la playa.

Además, ambas administraciones acordaron la cesión de uso a favor del Concello de una extensión de 12.000 metros cuadrados en la parte inicial de los actuales muelles de O Ramal. A cambio, el Concello colaborará en el mantenimiento de las zonas portuarias abiertas al público (las situadas entre O Ramal y el depósito de agua del Puerto), tal y como ya se está haciendo, por ejemplo, en el parque de O Centenario.

Los cruceros regresarán a Vilagarcía en 2023, y Tourís quiere que para entonces haya una estación marítima a disposición de los viajeros

decoration

En la práctica, el acuerdo que afecta a O Ramal supondrá un drástico cambio en la fisonomía de la fachada litoral, pues se van a demoler las actuales naves y los ciudadanos podrán acceder de nuevo a ese espacio, que en la actualidad forma una barrera paisajística entre la ciudad y el mar.

El Puerto, por su parte, podrá separar claramente los espacios dedicados a la actividad industrial, ubicándola en Ferrazo y el Muelle Comercial, del pensado para el turismo, más amable e integrado en la ciudad, que se situará en O Ramal, y que tendrá su broche en forma de estación marítima.

Renuncia al hotel

Cores Tourís ha manifestado que la Autoridad Portuaria renuncia definitivamente al proyecto del hotel, y que construirá en O Ramal una estación marítima para la recepción y el embarque de los pasajeros de los cruceros, que se espera que regresen a la capital arousana en 2023.

En lo que respecta al hotel, el presidente del Puerto admitió que varios empresarios del sector visitaron la zona para analizar la viabilidad del proyecto, pero que ninguno de ellos vio clara una inversión de semejante calado, y más aún en el incierto escenario económico que deja la pandemia.

Así las cosas, el Ayuntamiento de Vilagarcía se hará en los próximos meses con la titularidad de un total de 11.511 metros cuadrados de terrenos que actualmente son del Puerto, y por los que pagará en total 3.043.527 euros.

Varela elogia el talante negociador de Cores Tourís

La llegada del cambadés José Manuel Cores Tourís a la presidencia de la Autoridad Portuaria de Vilagarcía ha transformado por completo el tono de las relaciones entre esta institución y el Ayuntamiento. De las constantes riñas de los últimos años se ha pasado a una sintonía de entendimiento y colaboración que está permitiendo que afloren numerosos proyectos que llevaban años aparcados en los cajones.

El alcalde, Alberto Varela, subrayó en más de una ocasión este buen ambiente durante la conferencia de prensa de ayer. “La sintonía entre el Puerto de Vilagarcía y el Concello desde la llegada de Cores Tourís es óptima”. Acto seguido, agradeció públicamente al presidente del Puerto su buen talante desde que desembarcó en Vilagarcía.

Manifestó además que, “esto no es el resultado de negociar un día ni dos”, sino de más de seis meses de encuentros entre las dos instituciones, durante las cuales se negoció con discreción y lealtad. “En esta negociación cedimos todos un poco, para ganar todos”, aseveró el regidor.

José Manuel Cores Tourís también abogó por el entendimiento y las buenas relaciones entre las dos instituciones más importantes de Vilagarcía. “En mi toma de posesión ya dije que llegaríamos a acuerdos importantes y positivos para los vilagarcianos, las empresas de la comarca y los trabajadores del Puerto”.

En lo que respecta a las empresas que operan en O Ramal, Tourís manifestó que en estos momentos son básicamente tres las firmas que descargan cereal en esa zona, y que lo hacen sobre todo cuando no tienen espacio en otros muelles.

En todo caso, los acuerdos detallados ayer por los dos dirigentes arousanos deben ser refrendados por cambios urbanísticos de calado (el Puerto tendrá que modificar su Plan Especial, y se está preguntando si el Concello tendrá que realizar alguna revisión del PXOM), de ahí que las dos partes estén en contacto con la Xunta de Galicia para despejar todas las incógnitas.


Compartir el artículo

stats