Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Volverá la alerta por gripe aviar con la migración otoñal?

Grupo de ánades reales, en el estuario de Vilanova. | // IÑAKI ABELLA

Ya se empiezan a ver las primeras aves migratorias en O Salnés. Especies como las espátulas, los zarapitos (“mazaricos”), las “agullas”, las gaviotas cabecinegras y las reidoras, las garzas o el “corvo mariño” grande recorren estas semanas los cielos de Galicia, y en muchos casos hacen paradas de unos días para descansar y alimentarse en humedales como el del complejo intermareal Umia-O Grove.

Gustavo Ferreiro Martínez, del grupo de Seo Birdlife Pontevedra explica que son la avanzadilla del enorme contingente de aves que llegarán a Galicia a partir de octubre procedentes del norte y el centro de Europa. Entre diciembre y enero pueden llegar a contabilizarse entre la desembocadura del Umia y la península de O Grove más de 20.000 individuos pertenecientes a unas 250 especies. Una riqueza natural y turística incalculable, pero también un posible foco de infección por gripe aviar.

En noviembre de 2020, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) activó una alerta por gripe aviar en España, tras detectarse varias infecciones en países del norte de Europa en aves migratorias. A raíz de esa alerta, la Consellería do Medio Rural decretó una serie de medidas de prevención en O Salnés, posiblemente la comarca de mayor riesgo de contagio de influenza entre aves debido al complejo intermareal Umia-O Grove, uno de los lugares con mayor densidad de aves migradoras durante el invierno.

Entre noviembre de 2020 y marzo de 2021 no se detectó ninguna infección en Galicia, ni en aves silvestres ni domésticas

decoration

La alerta se desactivó posteriormente en marzo, cuando se produjo el viaje inverso (con la llegada de la primavera, estas especies huyen del calor sofocante del sur y buscan ambientes más frescos), y después de que no se detectase ningún nuevo caso en España en los dos meses anteriores. Pero la pregunta ahora es si el Ministerio volverá a elevar el nivel de riesgo este otoño, cuando, una vez más, Galicia se convierta en lugar de paso de millones de ejemplares.

Francisco Meis, técnico de Medio Ambiente del Ayuntamiento de O Grove, afirma que, “las probabilidades de que eso suceda son muy altas, puesto que durante esas semanas se desplazan millones de aves”. Tras la alerta del Ministerio de noviembre pasado, una de las medidas que adoptó la Xunta fue la establecer la obligatoriedad de declarar en los ayuntamientos los gallineros particulares. Pero poca gente dio el paso.

“Se anotaron cinco o seis personas”, afirma Francisco Meis. Y se lo agradece, porque es un gesto de responsabilidad y solidaridad. “La inscripción es obligatoria, pero pocos la hacen”, explica. Además, Meis recuerda que este censo no tiene ninguna finalidad fiscalizadora. “El único objetivo es que si aparece un foco de gripe, se pueda localizar y aislar rápidamente”.

Ningún caso

La Consellería do Medio Rural ha confirmado a FARO que durante la alerta veterinaria pasada (de mediados de noviembre de 2020 a marzo de 2021), no se detectó ningún caso de gripe aviar en Galicia, ni entre individuos silvestres ni de corral. La cepa predominante la pasada campaña (y desde hace dos años) es la H5N8, que no está probado que se transmita a los seres humanos, de ahí que no fuese un virus preocupante para la salud de las personas. Pero sí tiene el poder de causar estragos económicos si, por ejemplo, se extiende por una granja avícola profesional.

Otra de las medidas adoptadas por la Xunta fue la prohibición de que las aves de corral estuviesen al aire libre, para evitar que entrasen en contacto con las aves silvestres o sus deposiciones, pero una vez más el cumplimiento por parte de la ciudadanía fue discreto. Sin peligro evidente para las personas, y con la losa del SARS-CoV-2 tan presente pocos creyeron necesario adaptar sus corrales.

El proceso migratorio postnupcial, o de otoño, ya ha empezado, tal y como confirma Gustavo Ferreiro, de Seo Birdlife. Ahora pasan las aves que viajan más lejos, hacia África. A partir de octubre o noviembre llegarán las que pasan el invierno en Galicia.

Compartir el artículo

stats