Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Concello no cede ante los ambulantes: Alexandre Bóveda tendrá doble sentido "de forma permanente"

Vendedores ambulantes de la calle Alexandre Bóveda, el martes en el mercadillo. Noé Parga

La calle Alexandre Bóveda (la de la plaza de abastos) mantendrá el doble sentido de circulación “de forma permanente”, es decir, tanto si hay mercadillo como si no. El Concello de Vilagarcía responde así a las protestas de un grupo de vendedores ambulantes que el martes se reunió para denunciar que la convivencia del tráfico rodado con la feria en la citada calle “es una temeridad”.

El Concello minimiza las protestas

Desde Ravella minimizan el malestar a una parte de los vendedores que componen la línea a desplazar de Alexandre Bóveda. Y es que la reordenación acordada el año pasado por escrito entre la concejala de Promoción Económica, Alba Briones, y tres representantes de los feriantes y placeros ya recoge claramente que Alexandre Bóveda tendrá tráfico rodado también durante la celebración del mercadillo (ahora se cierra a la circulación durante la feria porque se permite la salida por Arzobispo Lago, pero este vial va a ser objeto de obras de peatonalización y humanización).

La medida cuenta con informes favorables de la Policía Local. Además, el gobierno defiende que el doble sentido de Alexandre Bóveda como eje de entrada y salida al centro urbano “es necesario” y “lo demandaron en su día muchos ciudadanos y comerciantes del municipio”.

La idea inicial: retirar toda la actividad ambulante de esta calle

Recuerdan desde Ravella que la idea inicial del Ayuntamiento era eliminar toda la actividad ambulante de la citada calle y reubicarla en otros viales o incluso en otra zona (se llegó a hablar del parque de A Xunqueira), pero ni vendedores ambulantes ni placeros aceptaron esta propuesta porque no querían alejarse de la plaza de abastos.

El acuerdo alcanzado consiste en que se conservará una sola línea de puestos, la más próxima a la fachada del mercado, y se llevarán a cabo obras de calmado de tráfico para mejorar la seguridad vial, como la “elevación y ampliación de los pasos de peatones de toda la calle Alexandre Bóveda, así como los de los cruces con Arzobispo Lago y plaza de Doutor Carús”. El convenio también reza que “se ampliarán las aceras de toda la calle Alexandre Bóveda y se elevarán las plazas de aparcamiento para dar mayor seguridad a los puestos los días de mercado, así como para facilitar el tránsito del mismo a los clientes de la plaza de abastos y mercado y a los peatones que por allí circulen”.

Casi un año de retraso

Fuentes municipales señalan que estas obras ya tendrían que estar ejecutadas (según el acuerdo el 3 de octubre de 2020 se estrenaría la nueva disposición) pero se pospusieron “para acomodarlas a los intereses de los ambulantes, primero por la reducción de aforos del COVID y después para que pudiesen aprovechar al máximo la campaña de verano”.

El Concello de Vilagarcía recuerda que las obras de calmado de tráfico se pospusieron "para acomodarlas a los intereses de los ambulantes, primero por la reducción de aforos del COVID y después para que pudiesen aprovechar al máximo la campaña de verano”.

decoration

Las obras: de septiembre a diciembre

Como la temporada está a punto de terminar, la semana pasada se celebró una reunión para organizar el inicio de la actuación de mejora de seguridad vial entre las concejalas de Urbanismo y de Mercados, el edil de Seguridad Ciudadana, el jefe de la Policía Local y el de Mercados y portavoces de feriantes y placeros. Allí los representantes municipales les aseguraron que las obras terminarían antes de la campaña de Navidad. Está previsto que comiencen entre la segunda y la tercera semana de septiembre.

Además, el martes se llevó a cabo otra reunión, esta vez sobre el terreno con el director de la obra y de la empresa adjudicataria para desarrollar los trabajos con las menores interferencias para la actividad de ambulantes y placeros.

Los días de mercadillo se cortará el carril más próximo a la línea de puestos de 7.00 a 9.00 y de 13.30 a 15.00 horas para facilitar las labores de montaje y desmontaje de los puestos. Los que se trasladan lo harán a García Caamaño, Vista Alegre, Arzobispo Lago, Castro, Doutor Carús y avenida de A Mariña.

Compartir el artículo

stats