El Concello pidió a los comuneros de San Miguel que no celebrasen asamblea

R. A.

La junta directiva de la comunidad de montes de San Miguel de Deiro, en Vilanova, mantiene que siempre ha querido convocar una asamblea para la renovación de los cargos directivos, pero que la situación COVID es lo que lo ha impedido hasta el momento. Es más, el pasado año, llegó a convocar una asamblea para el 5 de septiembre en el pabellón, pero el Concello, en una situación de contagios similar a la actual, le solicitó que no la celebrase por temor a que se expandiese el contagio. Así las cosas, ninguno de sus integrantes está dispuesto a cargar con la responsabilidad de que pueda registrarse un contagio, por lo que cumplirán con lo que se dicta desde la Xunta, nada de asambleas hasta después del 31 de diciembre de 2021.

En lo que respecta a las críticas sobre la intención de crear un circuito y un camping en monte comunal, la directiva recuerda que no solo se aprobaron en asambleas, sino que contaban con autorizaciones de la Xunta. Es más, recuerdan que en el 2003 alguno de los críticos quería tener en el mismo punto donde estaba previsto el cámping, una zona deportiva que, finalmente, se hizo en O Terrón. Aquel proyecto estaba contemplado, de inicio, en el monte comunal de O Castelete “y no protestó por si los usos eran los adecuados o no". Culpan a los críticos de haber maniobrado en las administraciones para frustrar estos proyectos, sobre todo el del circuito de motocross.

La directiva recuerda que el censo está en la Xunta desde agosto del pasado año

La ausencia de un censo es una de las críticas que menos entienden, ya que esos datos están en poder de la Xunta desde agosto de 2020 y consta de 126 comuneros, entre ellos, todos los críticos que arremeten contra la junta directiva porque “nosotros no podemos negarles su inclusión como comuneros si cumplen los requisitos”. “Donde estaban esos críticos cuando esta directiva defendió el monte de Xafardán en el juzgado, con el alcalde declarando que era de Tremoedo cuando había un documento en el Concello que fue clave para que se nos diese la razón”, recuerdan. Tampoco dudan en mostrar su indignación por el escrito remitido por los críticos al Concello en el que piden a la administración municipal que niegue cualquier trámite a la junta de montes. “Le están pidiendo al Concello que prevarique y eso es muy grave”, señalan.