Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rías Baixas afronta una vendimia excepcional con 9 millones de kilos de uva más que hace un año

Un técnico de Terra de Asorei observa su viñedo, ayer en Meaño Iñaki Abella

Las bodegas de Rías Baixas ya han activado la cuenta atrás para la vendimia, que se prevé que arranque dentro de unas tres semanas, en torno al 10 de septiembre. Por el momento, las perspectivas son inmejorables, puesto que los viñedos están atiborrados de uva sana. En 2020, se cosecharon en la denominación de origen 34,5 millones de kilos de uva, y la previsión este año es que se llegue a los 43,7 millones, lo que supondría el récord histórico de la denominación.

La producción se ha disparado tanto por el aumento de la superficie dedicada a viñedo como por las buenas condiciones sanitarias de la uva. En 2020, se estima que el mildiu provocó mermas de entre el 15 y el 20 por ciento en las plantaciones de albariño, mientras que este año, “no llegará al cinco por ciento”, afirma el enólogo de Bodegas Granbazán, Diego Ríos.

“El trabajo está hecho, ahora quedamos en manos de la naturaleza”

Xosé Ramón Durán - Presidente de Terra de Asorei

decoration

Para Xosé Ramón Durán, presidente de Terra de Asorei, que el mildiu haya causado tan poco daño este verano pese a que llovió con abundancia durante los últimos meses, “es gracias a la profesionalización de los viticultores, la labor de los técnicos de campo y el intercambio de datos meteorológicos. Hace 30 años, con este tiempo, no estaríamos hablando de una buena cosecha”.

Diego García, jefe de Enología de la cooperativa Paco & Lola, es optimista porque en la fase fenológica actual de la planta es muy difícil que el mildiu pueda ya hacerle mella. “Los problemas sanitarios remitieron y la uva ha llegado en muy buen estado”, afirma.

"Lo que necesitamos ahora es temperatura y sol"

Diego Ríos - Enólogo de Granbazán

decoration

Así las cosas, lo único que podría aguar las buenas expectativas del sector a estas alturas de agosto sería un episodio prolongado de mal tiempo. “El trabajo está hecho, ahora quedamos en manos de la naturaleza”, afirma Xosé Ramón Durán. “Lo que necesitamos ahora es temperatura y sol”, afirma a su vez Diego Ríos.

Las expectativas en la denominación de origen Rías Baixas son muy buenas, pues los técnicos del consejo regulador prevén que haya casi un 30 por ciento más de uva que hace un año, para llegar hasta los 43,7 millones de kilos de fruto. La venta de albariño durante los últimos meses también ha aumentado exponencialmente, de ahí que este incremento de producción sea bienvenido por la práctica totalidad de las bodegas.

“Los problemas sanitarios remitieron y la uva ha llegado en muy buen estado”

Diego García - Jefe de Enología de Paco & Lola

decoration

Esa es la razón de que Rías Baixas haya autorizado este verano de modo excepcional un incremento del rendimiento máximo por hectárea, pasando de los 12.000 kilos anteriores a los 13.500 que estarán vigentes en esta campaña.

Si se cumplen estas previsiones, las bodegas embotellarán casi 30 millones de litros de vino. Una cifra que les vendrá como agua de mayo. “A nosotros aún nos queda vino de 2020, pero se está vendiendo bien y el problema es como llegar a la Navidad con existencias”, sostiene Xosé Ramón Durán. Con la abundancia esperada este año, ese problema no tendrá por qué quitarle el sueño a los bodegueros.

Últimos tratamientos

La proximidad de la recolección provoca que bodegas y viticultores apuren estos días una serie de trabajos previos. En el caso de los viticultores, están dando los últimos tratamientos fitosanitarios, pues hay que dejar un plazo de seguridad de unas tres semanas entre la última aplicación y la cosecha. En Granbazán dieron estos últimos tratamientos entre el lunes y el martes pasados, mientras que en Granbazán ya lo hicieron el día 9.

Diego García explica que también se están haciendo trabajos de deshojado y podas en verde, para mejorar la aireación de los racimos y favorecer su insolación y maduración. Mientras, los técnicos de campo toman muestras en los viñedos para medir la acidez y los niveles de azúcares de la uva.

Estos muestreos se irán haciendo más habituales de ahora en adelante, y la evolución de los resultados será lo que determine en último extremo la fecha exacta de comienzo de la campaña.

Entre tanto, en las bodegas se embotella el vino que ha quedado en las cubas de la pasada añada, para de ese modo dejar sitio al de la próxima. Por último, en las oficinas empiezan a llamar a los temporeros o a contratarlos a través de empresas de trabajo temporal.

Amigos de Galicia selecciona vendimiadores

La Fundación Amigos de Galicia tiene en marcha una campaña específica de selección de vendimiadores, para bodegas de O Salnés. El plazo de recepción de solicitudes de empleo se mantendrá abierto durante todo el mes de agosto. El pasado 2020 fueron 60 las personas que encontraron un contrato laboral durante la vendimia, si bien fueron muchas más las solicitudes. En cuanto al perfil del solicitante, los únicos requisitos son ser mayor de edad y estar en situación de desempleo. Las condiciones laborales son las que establece la propia bodega, aunque siempre se mueven en unos márgenes muy similares.

VITICULTURA ECOLÓGICA EN RIBADUMIA


La viticultura ecológica es una tendencia que está ganando terreno en los mercados, de ahí que la Xunta de Galicia convoque para finales de este mes en Ribadumia un curso sobre la comercialización de este tipo de productos. El curso lo organiza la Consellería do Medio Rural, y se desarrollará en la Estación Experimental de Viticultura e Enoloxía de Leiro entre el 26 y el 27 de agosto, en horario de mañana y tarde. La acción está enfocada a cualquier persona vinculada profesionalmente con los sectores productivos de la agricultura, la ganadería, la industria agroalimentaria y la cadena forestal, así como a quienes estén barajando trabajar en el sector.

El curso abordará distintos aspectos, como la situación del mercado de los productos de la viticultura, el nuevo reglamento de producción ecológica o la comunicación ambiental de los productos ecológicos. Además, contará con una parte práctica en la que los alumnos visitarán una bodega de la zona. Los interesados pueden anotarse cubriendo una solicitud en la página web de la Consellería do Medio Rural, en la que se explican los pasos a dar para formalizar la inscripción.

Compartir el artículo

stats