Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Zona Franca de Vigo diseñará una hoja de ruta para que O Salnés supere la crisis del COVID

Vista aérea del polígono industrial de Cambados-Ribadumia. | // I.ABELLA

El Consorcio Zona Franca de Vigo redactará un plan estratégico de la comarca de O Salnés, para lo cual firmó ayer un convenio con los concellos de Vilagarcía, Cambados, O Grove, Meaño, Ribadumia, A Illa y Meis. Zona Franca explica que el plan incluirá un diagnóstico económico territorial, y se perfilará una hoja de ruta con actuaciones “específicas y realistas” para la mejora de la competitividad económica y la creación de empleo en cada concello y la comarca. El convenio fue rubricado en O Grove por el delegado del Estado en el Consorcio Zona Franca, David Regades, y los siete regidores arousanos. Tendrá una vigencia de cuatro años.

“Además de hacer un diagnóstico, los concellos contarán con un plan operativo detallado, específico y realista de acciones, actuaciones e instrumentos para que se ponga en marcha y los ciudadanos puedan comprobarlo”, manifestó Regades en la presentación del convenio. El alcalde de Vilagarcía, y presidente de la federación gallega de municipios (Fegamp), Alberto Varela, manifestó a su vez que, “el protocolo firmado con Zona Franca supone una oportunidad para afinar los objetivos de posibles nuevas especializaciones económicas locales y comarcales”.

Trabajo de campo

La firma de este acuerdo se produce poco después de que se anunciase el mismo convenio con el Ayuntamiento de Pontevedra. En el caso del de O Salnés, se han adherido al mismo siete de los nueve municipios de la comarca, quedando fuera únicamente los dos gobernados por el PP, que son los de Sanxenxo y Vilanova de Arousa.

El plan estratégico será participativo y se iniciará con el diagnóstico del territorio, durante el cual se recopilarán los datos socioeconómicos de los municipios participantes y de la comarca. El trabajo tendrá en cuenta la repercusión de la crisis del coronavirus en O Salnés, que se adivina que será elevada por el peso que el turismo y la hostelería tienen en la comarca arousana. En esta fase, se organizarán jornadas con agentes sociales y entidades públicas y privadas, para que aporten su punto de vista sobre la situación actual y los retos futuros.

David Regades, en el centro, junto a los siete alcaldes que firmaron el convenio, ayer en O Grove. | // CEDIDA

“Las posibilidades que se abren para Cambados con la firma de este convenio son incuestionables. El apoyo del Consorcio de la Zona Franca a O Salnés es un hito histórico que marcará el futuro de nuestra comarca”, afirmó la alcaldesa de Cambados, Fátima Abal.

El plan estratégico de Zona Franca incluirá una selección de proyectos exitosos, tanto de España como internacionales, que puedan resultar inspiradores y que se puedan aplicar en los concellos y en la comarca de O Salnés. En la siguiente etapa, se elaborará una lista de ayudas públicas susceptibles de ser aplicadas para financiar los proyectos.

Finalmente, se constituirá un grupo de trabajo paritario con tres representantes de cada parte.

El convenio ha sido aplaudido por todos los alcaldes. El de O Grove, José Cacabelos, que ejercía de anfitrión, señaló que, “es necesaria una evaluación de la situación, analizar los sectores económicos de nuestros pueblos, valorar nuevas oportunidades y con todo ello, a través de plan estratégico, marcar el rumbo de los próximos años, para poder aprovechar la financiación que pueda venir y optimizar inversiones”.

Se expresó en términos similares la alcaldesa de Meis, y presidenta de la Mancomunidade do Salnés, Marta Giráldez. “Para Meis se abre una puerta muy importante firmando este convenio con el Consorcio de la Zona Franca de Vigo. Y no solo a Meis, sino a toda la comarca de O Salnés”.

Con este plan estratégico, los ayuntamientos arousanos tendrán a su disposición un documento técnico elaborado por especialistas en el que especificarán las fortalezas y debilidades de cada territorio, así como sus oportunidades de inversión y desarrollo. David Castro, alcalde de Ribadumia, subrayó la importancia de esta asistencia, “que supone crear una hoja de ruta para el desarrollo y la dinamización económica y, por lo tanto, social de nuestro ayuntamiento”.

Finalmente, el regidor de A Illa, Carlos Iglesias, señaló que, “por primera vez, con David Regades al frente, Zona Franca se interesa por los concellos fuera de Vigo y podemos conocer la institución”.

Desde la dependencia del turismo hasta la debilidad industrial y la crisis del pequeño comercio

La economía de O Salnés depende sobre todo del mar, la producción de vino y el turismo, englobando en este último la hostelería. La comarca apenas tiene pulmón industrial, y la crisis de 2008 dinamitó el sector de la construcción, llevando a la desaparición a docenas de empresas.

Otro de los rasgos distintivos del momento socioeconómico de O Salnés es la fragilidad del pequeño comercio, ahogado por la competencia de las grandes superficies y, sobre todo, por las ventas a través de internet.

Desde el punto de vista demográfico, la comarca lleva años sumida en una preocupante tendencia de pérdida y envejecimiento de la población, hasta el extremo de que en 2020 registró el peor saldo vegetativo de los últimos 45 años, según datos del Instituto Galego de Estatística.

En lo que se refiere a los ingresos, la renta media de los arousanos es de las más bajas de la provincia de Pontevedra, lo cual supone también un freno para el consumo. La situación, en consecuencia, no es en absoluto boyante.


Compartir el artículo

stats