Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Meaño mejora la accesibilidad en Xil

El área recreativa de Barreiro (Meaño). Noé Parga

El Concello de Meaño ha adjudicado la ampliación del vial A Pedreira-Barreiro-Picón a la firma pontevedresa Construcciones E.C. Casas, por un importe de 129.218,08 euros. Una oferta que rebajaba así el presupuesto técnico de partida en 27.449 euros, lo que supone una baja porcentual del 17,5 por ciento.

A concurso se presentaron siete firmas, ofertando todas ellas rebajas notorias sobre el presupuesto. La que más, la presentada por la porriñesa Narom S.L., que concurría con una propuesta de 107.543 euros, rebajando la cifra en 49.543 euros. No obstante, la mesa de contratación demandó a la firma justificar esa cantidad, susceptible de hallarse “incursa en presunción de anormalidad”, por la merma que ascendía del 31 por ciento.

Al no presentar la documentación requerida, la mesa falló en favor de Construcciones E.C. Casas que presentaba el tercer precio más bajo. El segundo era el de Construcciones Viales S.L., con 119.701, pero al que penalizó en puntuación la estabilidad de empleo, apartado en el que salía mejor valorada E.C. Casas.

Una vez rubricado el acuerdo, la empresa dispondrá de un plazo máximo de tres meses para la ejecución de la obra.

Se trata de actuar sobre un vial de 405 metros, en la parroquia de Xil, que une los lugares de A Pedreira, Barreiro y Picón, con un primer tramo 150 metros entre A Pedreira y la intersección con el área recreativa de O Barreiro, y un segundo 250 metros más, que discurre ente O Barreiro y Picón.

52 vecinos afectados

La obra transformará el angosto vial asfaltado que existe hoy en otro dotado de una plataforma de 8 metros de ancho, que permitirá la circulación en ambos sentidos. La pista discurre por una zona agraria, lo que ha conllevado el acuerdo previo con los propietarios cara a la cesión de las cabeceras de sus fincas para acometer el ensanche.

En total son 52 vecinos afectados, y que se han avenido a la cesión, sumando así una superficie total de 902 metros cuadrados, moviéndose las cesiones en un abanico de entre 1 y 103 metros, en función de las parcelas afectadas.

Retranqueo de viñedos

Los primeros trabajos a realizar para mejorar el vial consisten en el retranqueo de viñedos hasta la línea de ocupación, que se pretende situar a 4 metros del eje –a cada lado–, a lo que seguirán las labores de limpieza de los márgenes y desbroce de las zonas afectadas.

Dada la situación se prevé que esta actuación no comience hasta después de la vendimia, para permitir así a los propietarios de viñedos poder vendimiar la uva de esta campaña.

Una vez realizada esta primera parte, tocará la construcción de muros de contención donde se precise. Se confeccionarán en mampostería de piedra para soportar terrenos de las fincas que se hallen en una rasante superior, o bien para servir como soporte del vial en las zonas donde las fincas discurran a un nivel inferior a la pista.

En total, el proyecto contempla la construcción de 517,30 metros cuadrados de muro para apuntalar las zonas afectadas. Previamente se hará preciso definir las zonas de entrada a las fincas colindantes y proceder a la construcción de rampas de acceso, que sumarán un total de 283 metros cuadrados.

Compartir el artículo

stats