Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El atletismo popular regresa a Vilagarcía con una “contrarreloj” adaptada al COVID

La ganadora de la prueba en categoría femenina, la vilagarciana Martina López Gestal

La ganadora de la prueba en categoría femenina, la vilagarciana Martina López Gestal Noé Parga

Las carreras populares tal y como se celebraban antes de la pandemia, con cientos de personas apelotonadas en la salida y formando nutridos grupos durante el recorrido, son incompatibles con la actual situación sanitaria. Pero los organizadores de este tipo de pruebas no se han quedado parados, y han ideado un método para que el atletismo popular regrese a los pueblos. Tiene un cierto parecido con las contrarreloj del ciclismo, y Vilagarcía probó la fórmula el pasado sábado por la noche con su emblemática Carreira Nocturna. Fue la primera carrera popular que se celebra en la capital arousana desde hace más de año y medio.

Estaban inscritos 200 atletas, pero finalmente se presentaron en la línea de salida poco más de 160. Hubo una presencia femenina muy inferior a la habitual en estas pruebas (solo acudieron 28 mujeres), y la mayoría de los participantes eran de poblaciones próximas a Vilagarcía. No se vieron, como en otras ocasiones, corredores llegados de la otra punta de Galicia.

Los corredores salían en grupos de nueve (ordenados a su vez de tres en tres), y con una diferencia de 20 segundos entre cada grupo. El objetivo era evitar en todo lo posible la formación de grupos, y la organización pidió encarecidamente que se evitase correr en paralelo o a la estela de otros atletas, para reducir el riesgo de contagio de COVID. Los atletas con las mejores marcas fueron los últimos en tomar la salida.

24

La Carreira Nocturna de Vilagarcía, en imágenes Noé Parga

Los ganadores de la carrera en categoría absoluta fueron Gustavo Santiago Fernández, del Miler Running Club, y la vilagarciana Martina López Gestal, que corre para el Triatlón Arcade Inforhouse Santiago. Completaron el circuito urbano de 10 kilómetros en un tiempo de 32 minutos y 6 segundos, y de 43:36, respectivamente. En hombres, el primer vilagarciano fue Javier Fernández (sexto, con 34:51).

La Carreira Nocturna de Vilagarcía es una de las más rápidas de Galicia, al ser muy llana y celebrarse a una hora en la que la temperatura acostumbra a ser fresca.

Sin embargo, la edición del sábado no se recordará por los buenos tiempos, debido probablemente a que la mayoría de los corredores carecen todavía de la chispa física que proporcionan las competiciones (aún muy escasas), y a la fórmula de las salidas escalonadas, que dificulta tener referencias de otros corredores o ir a rebufo en el interior de un grupo. De hecho, en 2019 corrieron 26 personas por debajo de los 32 minutos, y el ganador llegó en 29:14. En 2018, el primero hizo 30:31, y la primera mujer entró con 39:34, tiempos en todo caso mejores que los de anteayer.

Pero, más allá de esa circunstancia, el objetivo era volver a disfrutar de una carrera, tras muchos meses de entrenamientos sin un objetivo claro a la vista. Y eso se cumplió. No faltaron, por ello, ni las muestras de agradecimiento ni de elogio hacia la organización.

Compartir el artículo

stats